*

Katy Perry angelical, en la Gala benéfica del Costume Institute del Museo de Arte Metropolitano de Nueva York.
Lo que se llama un buen par de alas.
La Gala del Met es la cumbre máxima de la moda mundial, donde se ven los diseños más arriesgados y espectaculares. Aquí, Kate Bosworth.
Ariana Grande con los frescos de la Capilla Sixtina estampados en su vestido.
Blake Lively no escatimó en cola.
Este año el tema de la gala y de la famosa exposición de vestidos y accesorios que esta inaugura, es "Cuerpos Celestiales: Moda y la imaginación católica". Por eso hubo tantos símbolos y atuendos de origen religioso. Esta es Hailey Baldwin.
Metros y metros de tela Prada.
Uno de muchos tocados.
Lo que se llama "hacer una entrada": Ashley Graham.
Lo que son las redes sociales: Este look de Kylie Jenner tiene unos 12 millones de "me gusta" en su cuenta Instagram.
La Reina de Dragones se puso barroca: Emilia Clarke.
Nadie entendió la idea de Bella Hadid.
Futurista: Jasmine Sanders.
Emily Ratajkowski como tentación bíblica.
Amamos el pelo de  Kerry Washington.
Evan Rachel Wood le copió a la Cleopatra de Elizabeth Taylor.
Anne Hathaway sacada del Drácula de Coppola.
Que nadie critique a Bee Shaffer, la hija de Anna Wintour (Googlear emperatriz, moda, Vogue).
Oh-my-God: Katherine Langford, la protagonista de la serie de Netflix 13 Reasons Why.
La gran modelo Alek Wek, entre las mejor vestidas.
Star Trek: Cynthia Erivo.
Laura Love y las famosas cruces de Versace.
Lily Collins enloqueció a sus fans.
El detalle de la lágrima.
Emma Stone forrada en Louis Vuitton.
La armadura Vuitton de Jennifer Connelly.
Versión 2: Michelle Williams.
Sarah Paulson como La Llorona.
Ruth Negga monástica.
Naomi Watts con uno de los muchos modelitos tipo obispo que se vieron.
Lili Reinhart fue una aparición.
Una tela con gran movimiento.
La reina madre: Madonna, que empezó con las cruces como accesorio fashion en los años '80.
Aplauso para Greta Gerwig.
Kate Upton sacada de Los 10 Mandamientos de Cecil B. DeMille.
Lynda Carter! La recordada Wonder Woman de la televisión en blanco y negro.
La reina de Themiscyra.
Otra princesa guerrera: Paris Jackson.
Chic romano: Donatella Versace.
Mary J. Blige en la misma onda.
La armadura más sexy:  Jennifer Lopez, en Balmain.
La tía de la Reina Blanca.
Lena Dunham como otro personaje de Alicia en el País de las Maravillas.
Sasha Lane fantasmagórica.
Stella Maxwell como pintura del Renacimiento.
Todo lo que es no entender el "dress code": Deepika Padukone.
Ejemplo 2.
Tres.
Cuatro.
Cinco (aunque igual estupenda).
Hasta Salma Hayek se desubicó.
Zoe Kravitz entendió solo la parte "cuerpo" de la invitación.
Priyanka Chopra en Ralph Lauren y un guiño a las Cruzadas.
Alien.
Realeza: La Princesa Beatriz de York.
Camiseteada: Lena Waithe.
Michael B. Jordan con su toque.
Cole Sprouse muy bien.
Ni aunque se los ponga Nick Jonas nos gustan estos zapatos.
Jordan Roth se la creyó.
Amal Clooney sacó el cortinaje completo. Junto a George.
Mientras tanto, en CasaPiedra.
Doble opuesto: Sean "Diddy" Combs y Cassie.
Pareja celestial: Shawn Mendes y Hailey Baldwin.
Elagancia: Colin Firth y Livia Giuggioli.
Chic Casa Blanca: Mitt Romney y Ann Romney.
El magnate Elon Musk y su pareja gótica, Grimes.
Dark: Idris Elba y Sabrina Dhowre.
Selena Gomez de novia.
El escuadrón de "locos lindos" de Gucci: El diseñador Alessandro Michele, Lana Del Rey y Jared Leto.