*

1712695.jpg

Los grandes perdedores y ganadores del Festival

Autor: admin_copesa / 2 marzo, 2013

GANADORES:

 

Carolina de Moras. En una semana en Viña se le notó más feliz que en 2 años en TVN. La modelo se convirtió en animadora. Se vistió de fiesta, se relajó, se divirtió e hizo lo que quiso en la transmisión de la gala. También en el programa vespertino Fiebre de Viña. Posando en bikini en el Sheraton Miramar, contando en el noticiario como se cuida para tener ese cuerpo sin colesterol. Se fue de bares y discos y es el nuevo rostro femenino fuerte de Chilevisión, en tiempo flash.

 

31 Minutos. De ser adorados por grandes y niños, que alaban la forma y el mensaje de los muñecos cantores, pasaron a ser ídolos. Lograron el mejor rating del Festival y de la televisión chilena durante este año, con 53 puntos de rating peak. Causaron furor en Twitter y ahora nadie lo pensará 2 veces antes de tenerlos en cualquier franja televisiva, en cualquier horario. Porque arrasan.

 

Claudia Conserva y José Miguel Viñuela. Aunque su programa Vive Viña no triunfó entre los espacios festivaleros, la dupla estampó en otro escenario, otro ambiente, esa química que cultivaron durante un mes en el Buenos Días a Todos. Y el fiato entre animadores no siempre se da fácil. Es difícil de encontrar.

 

Alfombra Roja. A pesar de que no estuvo la figura con más carisma del team, Marcela Vacarezza, el programa de farándula logró ganar entre los espacios vespertinos festivaleros, empatando con el oficialista SQP -según el rating hasta el jueves-. Y conservando ese toque de moderación y buena imagen que sólo tienen ellos. Además, convirtieron en reina a Dominique Gallego, que hizo una campaña sin excesos, profesional y  simpática.

 

“La Pola”. El transformista de taco vertiginoso, pelo frondoso y duras facciones fue el notero principal de Viña 2013. Con su chispa logró concentrar la atención de la elección de reina, actividad principal bajo la Quinta Vergara, y conseguirle una buena cuota de rating a SAV, espacio de Mega que peleó el horario farandulero de la tarde.

 

PERDEDORES


Américo. Hasta el muñeco Murdock habló más que él en Fiebre de Viña. El tercer conductor, junto a Carolina de Moras y Cristián Sánchez, fue una tumba en vivo. Sólo apareció cuando había que cantar. Y ni en eso lo hizo bien. Hace 2 años, Américo apenas podía hacer tramo entre la van que lo llevaba a la Quinta Vergara y la entrada al backstage. Ahora caminaba tranquilamente, sin fans que gritaran por él. Mala señal.

 

Eva Gómez: Tiene una personalidad y desplante sin igual. Se mueve como pez en el agua sobre la Quinta Vergara y llegó con un rostro y una figura que las cámaras adoran. Pero tantas críticas, de los especialistas y del público a través de Twitter, algo tendrán de razón. Porque el desplante y la seguridad muchas a veces no tapan la falta de preparación y prolijidad. Y eso se notó.

 

El humor: Los humoristas de Viña 2013 empataron. Apenas. Memo Bunke y Los Atletas de la Risa desplegaron una rutina que, al menos, se notó preparada. A Hermógenes Conache difícilmente se le entendía. Y Bastián Paz, fuera de todo su esfuerzo, su talento para contar chistes y ejemplo de vida, no estuvo a la altura. Hubo mucha broma antigua, repetida. Fome.


Las Antorchas y Gaviotas: Se entregaron a destajo, de manera express, en paquete, y a todos. Perdieron todo valor y toda emoción.


“La Jueza” Carmen Gloria. La Mañana de Chilevisión triunfó en el promedio de los 5 primeros días de certamen. Ella ya es conocida como “la mujer que tiene más horas de pantalla” del canal privado. Por con ese arranque de enojo, porque en la gala no la enfocaron junto a su pololo argentino todo lo que ella supuestamente merecía, no estuvo a la altura.