*

1742516.jpg

Guerra Mundial Z: el largo camino de la cinta de Brad Pitt

Autor: admin_copesa / 27 abril, 2013

 

Mucho se ha escrito sobre actores que decidieron pasar tras las cámaras y apoderarse del asiento de director. Pero poco se sabe de las carreras paralelas de muchas estrellas como productores, con resultados variables. Desde verdaderos éxitos hasta realizaciones que se convirtieron en dolores de cabeza. Último punto donde Brad Pitt tiene bastante que decir, ya que desde 2007, cuando adquirió para su productora -Plan B Entertainment- los derechos de Guerra mundial Z, fue parte de la extensa e intrincada producción de la versión fílmica de la novela, que llegará a salas norteamericanas el 21 de junio y seis días más tarde a Chile.

 

Una historia de proporciones casi épicas, que incluye los nombres de una serie de guionistas, locaciones, nuevas tomas y un abultado presupuesto, que en el inicio era de US$ 125 millones, y cuyo punto de partida involucró también el nombre de Leonardo DiCaprio. Esto, porque el protagonista de Titanic, y dueño de la productora Appian Way Productions, también había puesto sus ojos en la novela sobre zombies de Max Brooks -hijo del cineasta Mel Brooks- y durante varios meses mantuvo una silenciosa disputa con Pitt por su derechos. Pero este último los obtuvo y comenzó la preproducción del rodaje con Marc Foster y J. Michael Straczynski como su director y guionista, respectivamente.

 

Dos años más tarde, en 2009, fue el mismo Brooks quien, en conversación con la revista Fangoria, reveló que la cinta tenía nuevo guionista: Matthew Michael Carnahan. Un cambio que, además, significaba que el relato original, centrado en las entrevistas que el personero de la ONU -Gerry Lane- le hace a los testigos de la guerra contra los zombies, cambiaría aún más. Así, en marzo de 2011, y con la asociación de la productora Skyline a Paramount y Plan B, comenzó el rodaje. Con un relato ahora centrado en la búsqueda de Lane (Pitt) por frenar el avance zombie, las filmaciones recorrieron diferentes ciudades: Malta, Glasgow, Cornwall y Budapest. (Lee la nota completa en La Tercera)