*

2196660.jpg

FOTOS! Kenita Larraín se casó a lo princesa: De blanco y con corona

Autor: admin_copesa / 12 octubre, 2015

Fue una Barbie. La Barbie Kenita. Este domingo María Eugenia Larraín finalmente tuvo su fiesta de matrimonio. La que canceló con Iván Zamorano, la que no tuvo con Marcelo Ríos. Y atravesó un puente de madera sobre el Mapocho adornado con cintas de colores convertida en una princesa.

 

A los 41 años la reina de la prensa rosa finalmente se casó de blanco, caminando hacia el altar del brazo de su adorado padre, en su matrimonio religioso y fiesta, en Casa Cañaveral. El centro de eventos queda en El Arrayán, a cinco minutos de Plaza San Enrique, “en la rivera del Río Mapocho, en plena precordillera de Los Andes”, dice la página web del centro de eventos. 

FOTO DEL TUITERO @gabofigueroa_

 

La información exclusiva y todos los datos los entregó el periodista Michael “Güaguito” Roldán en el programa Intrusos, en La Red.  Kenita fue una novia en todo su esplendor. Con un traje súper acinturado, con escote ceñido y sin tirantes. Sus curvas visibles, su rostro bien maquillado en tono bronceado. El pelo largo, vaporoso y ondulado, coronado por una gran diadema plateada que sujetaba el velo. La pollera era grande, importante, inflada, con cola. Y la rubia completó el look princesa con guantes largos blancos.FOTO DEL TUITERO @gabofigueroa_

 

La modelo se había casado por el Civil en junio con el argentino Sergio Fabián Ader, de 47 años –MIRE AQUI EL MATRIMONIO POR EL CIVIL-, y el domingo llegó peinada y lista a Casa Cañaveral, donde revisó el salón del casamiento decorado en tonos lilas y morado, que, según Intrusos, es el color de la transformación y el paso de las todas las energías a positivas.

FOTO DE INTRUSOS

 

Cerca de las 19 horas cruzó el mencionado puente que existe en el centro de eventos, mientras sonaba la canción Por Ti Volaré de Andrea Bocelli, cantada en hebreo. Ya dentro del recinto, sobre el altar montado en altura hubo una ceremonia en hebrero, por el novio, y otra bendición católica.

 

“Güaguito” también detalló el menú, que consistía en:

 

ENTRADA:

Bombon marinara: Masa filo rellena de champiñones y camarones con gazpacho de carote.

 

Fuente crocante de hojas verdes, con camarones en limón de Pica y aliño de berries, bastones de queso de cabra y jamón Serrano.

 

PRINCIPAL:

Trilogía de sensaciones, con tierno filete grillado; suprema de ave rellena de espinaca y queso Philadelphia; y albardado de camarón envuelto en prosciutto en reducción de vino blanco, acompañado de saquito de puntas de espárragos y papas mediterráneas rellenas con espinacas a la crema.

 

POSTRE:

Suspiro limeño, Limeño de maracuyá, Terrina de chocolate con frutos del bosque y buffet de postres y tortas.

 

AFTER HOUR: Consomé de ave, buffet de fajitas de pollo y lomo; buffet de churrascos y lomitos.

 

Finalmente, en la lista de unos 100 invitados no hubo famosos y tres guardias se encargaban de evitar colados.

FOTO ENVIADA A GLAMORAMA VIA TWITTER