*

Glamorama
Fran García-Huidobro contó cómo fue la supuesta verdadera salida de Julián Elfenbein de TVN. IMAGENES TOMADAS DE PANTALLA / CHILEVISION

La Fran desclasificó la “ordinariez” que le hicieron a Julián en TVN

Autor: Cristián Farías Rcavanal / 27 diciembre, 2015

En Primer Plano desclasificaron la supuesta manera en que Julián Elfenbein en realidad salió de TVN –MIRE AQUÍ EL VIDEO– . Francisca García-Huidobro, que es muy amiga del animador -quien calificó su salida de TVN como “un combo en el hocico que te bota”-, detalló la forma en que despidieron al conductor de Buenos Días.

Es una versión que hasta el momento no se conocía. Tiene detalles tristes y “ordinarios”, según dijo Julio César Rodríguez en el estelar de Chilevisión:

Fran García-Huidobro: “Que alguien gane 17 millones de pesos durante tres años no significa que se pueda quedar cesante de un día para otro. Esa persona le generó a su empresa más de lo que le pagaban, y si hoy no lo genera, lo sacan. Pero Julián no le debe a nadie el sueldo que se ganó, se lo ganó trabajando, le guste a quien le guste. Y los políticos trabajan menos y ganan más.

“Yo puedo confirmar que Julián Elfenbein ofreció de motu propio, hace mucho más tiempo del que tú crees, bajarse el sueldo. Y además, te puedo confirmar que después de la salida del Buenos Días a Todos a Julián se le confirmó que seguía en TVN, con (el Festival del Huaso de) Olmué y con estelares.

“Y después, con un llamado te-le-fó-ni-co se le informó que la oferta que se le había hecho se le retiraba. Que la reunión que había tenido no había existido, muy del estilo de TVN en el último tiempo, porque lo mismo le pasó a María Eugenia Rencoret.

“Se le hizo una oferta concreta, esa oferta fue al directorio y a la vuelta dijeron ‘no, la oferta ya no existe’. Entonces, sí es un combo en el hocico que te bota. Perdonamé. ¡Y no es porque sea mi amigo!”

Julio César Rodríguez: “Recordemos que Julián estaba en el afiche del Festival de Olmué, igual que Fito Páez… Pero lo de Julián, que no fue a la conferencia de prensa, fue por un tema de salud, familiar, de su familia política, un tema bastante grave. Por eso no fue. Pero él estaba confirmado. Entonces, fue bastante abrupto, y yo creo que lo abrupto que fue y por este cambio de condiciones es lo que Julián reclama.

“En este medio hay que ser duro y hay canales que no quieren contar contigo y está bien. Si los demás no quieren, ¡no quieren poh! A lo mejor los que están ahí sienten que con dos rostros nuevos más quieren refrescar la pantalla. Nosotros, los que trabajamos acá, no somos los llamados a estar defendiendo.

“La gente de la tv, nosotros, somos súper desechables, y no solo está el escrutinio de la gente y ustedes, los que están acá; de los ejecutivos, de los críticos, los directores, cuando quieren cambiar algo, porque finalmente uno es un peón de esta cuestión, un peón súper bien remunerado, pero un peón.

“A mí no me extraña que TVN haya dicho ‘oye, para traer a Kramer -que ya se está sacando una selfie, mostrando en la pantalla de TVN, bienvenido Kramer- a lo mejor tenemos que pitearnos a alguien’. Y ahí, en esa salida, salió Julián o la Claudia. Porque esto es así.

“En lo que concuerdo con Julián y lo entiendo es porque sí las formas son importantes. Después de tantos años, tan camiseteado, dispuesto a decir ‘pucha, gano menos’ y todo. Las formas son importantes. Mínimo un café, una sentá, una conversación sincera, despedirse de la mano”.

García-Huidobro: “A Julián lo querían mandar de vacaciones y después que siguiera contratado para hacer como unas ‘asesorías’. ¡Estos no entendieron que las asesorías no operan! La forma no es menor. Si yo mañana me voy de Chilevisión, ¿qué? ¿Me voy a ir por la puerta de atrás? ¿No me van a dejar despedirme? No corresponde.

Rodríguez: “Son muy importantes las formas, porque el barrio es chico, la calle de la televisión no tiene más de seis puertas. Porque los que trabajan en la TV no son todos amigos, pero todos conocidos.

“Julián dice ‘este fue un combo en el hocico’. Pero no porque lo saquen, porque él en un par de meses más quizá va a tener pega y una mejor. Sino porque, oye, ¡perdonamé!, pero después de todo lo que dio, que me llamen por teléfono, y yo esté, weón, en un taco, y me digan ‘sabí que te vai’. O sea, ¡eso es de una ordinariez mayor, poh! ¡Mayúscula!”.