*

Glamorama
La fallecida contadora de Puerto Varas Viviana Haeger en una foto de archivo junto a su marido. Al costado, la médium Victoria Mayén. FOTO: ARCHIVO COPESA / IMAGEN TOMADA DE PANTALLA - CHV

La “visiones” de la médium que hizo contacto con la contadora muerta en el sur

Autor: A. Cantuarias / 10 diciembre, 2015

Pasó hace cinco años. Pero ahora que el caso de la muerte de la contadora Viviana Haeger volvió a la palestra debido a la sorpresiva confesión de su marido –MIRE TODOS LOS DETALLES AQUÍ, EN LA TERCERA-, La Mañana de Chilevisión entregó el infaltable testimonio de una médium.

La vidente Victoria Mayén grabó una entrevista para el matinal de la red privada –VEA ACA EL VIDEO-recordando como, cuando la contadora estaba desaparecida y se le buscaba por todo Puerto Varas, Haeger supuestamente hizo contacto con ella.

En esta supuesta “visión” de Mayén, Viviana enviaba señales desde el más allá, informando que supuestamente la habían asesinado. Estas fueron las palabras de la médium en Chilevisión:

“Yo me encontraba en ese momento en Quellón. Escuchamos la noticia de que habían secuestrado a una contadora de Puerto Varas. Entonces, inmediatamente dije ‘no, a ella la mataron’. Es que uno siente la sensación de lo que está pasando. ‘Siento la sensación de que a ella la mataron’ por un asunto legal. Hay un asunto legal que está metido detrás.

“Me vengo a Santiago y como el día jueves, viernes, llamo al señor (Jaime) Anguita. Le digo que yo era vidente, que había resuelto otros casos y si él quería contar con mis servicios. Me dice que no porque ya tenían a otra vidente, que la habían contactado acá en Santiago. Y que buscara información si quería en el Facebook. Yo le dije ‘imposible, soy yo la que le tengo que dar información a ustedes’.

“Ahí yo le tiro las cartas a Viviana y la veo que, efectivamente, estaba muerta. Entonces un amigo me dice ‘Victoria, la están buscando en el Lago Llanquihue’. Y yo le digo ‘imposible. Porque yo tuve una visión con ella. Yo a ella la vi, que estaba en un lugar oscuro’.

“Cosas que le pasan a uno. No se trata de tener poderes, se trata de tener una intuición más desarrollada que otras personas. Hay situaciones que uno está tranquila, está viendo televisión, no sé, y de repente como que se te aparecen imágenes.

“Yo veo a Viviana donde va subiendo por una escala muy angostita. Va subiendo y la van apuntando con una pistola. Días después, la veo en un lugar muy oscuro. No es que yo le vea la cara a ella, pero uno siente la sensación de que es ella. Le digo a mi amiga ‘es imposible, porque la Viviana está en un lugar oscuro’.

“Siguen pasando los días, cuando conversamos con Magaly, hermana gemela de Viviana, se me da de ir para allá, a Puerto Varas. El primer día me reúno con la familia de ella y ahí hacemos una sesión de tirada de cartas, de espiritismo, péndulo, todo ese tipo de cosas, donde está Magaly, René, Karen, Ingrid Haeger. Se dijeron muchas cosas muy importantes en esa sesión…

“Al otro día Ingrid me invita a la casa, una parte muy linda, y ahí empiezo yo. Le pido que me deje dar la vuelta y en eso hay un ventanal donde, miro, y hay una misma escala que yo había visto. Le digo: ‘Ingrid, esta es la escala que yo vi subir a Viviana, donde la llevaban con la pistola’, que es una ventana que da como al patio de la casa en la parte de atrás.

“Miro al ventanal del segundo piso y ahí empiezo a ver como que alguien dibujara con un dedo. Se empieza hacer así y empieza aparecer la imagen de una mujer gorda, sentada, con un teclado de un computador y sentada una niñita ahí. Grité a Ingrid ‘¡vengan a ver lo que está pasando!’. Ella veía lo mismo que yo.

“Llegó Mónica, llegó la sobrina de ella, que es una Lolita de 17, 18 años, y el lolo, que tenía la misma edad. A Mónica le dio un shock emocional. Tuve que tranquilizarla para no perder la concentración, para que no se nos fueran las imágenes. En eso, el lolo dice ‘señora, se está apareciendo una mano en el ventanal’.

“La mano hacía esto, como que se iba y volvía, era como un color entre blanco, entre celeste. Ese color, un color maravilloso, como la luz LED. Pero con la diferencia de que era un guante, no era con las articulaciones. En el lado izquierdo del ventanal empieza a hacerse la cara de una mujer de perfil con un moñito atrás. La imagen inmediatamente la asocie con un camafeo.

“Después abajo, en la derecha, abajo en el ventanal, se empieza hacer la imagen de una mujer muy parecida a la Viviana. Esto duró como una hora. Nosotros nos acercábamos al ventanal buscando cualquier cosa, pero no había ninguna explicación de lo que estaba pasando, fue algo muy especial.

“Yo he tenido otras cosas con Viviana y sé que ella todavía sufre, porque ella ve que la persona que mandó a matarla y todas esas cosas. Están ahí, tranquilos. Yo creo que esto fue un complot de varias personas por asuntos legales. No es que ella haya tenido otro hombre, o que el marido tuviera otra mujer. Esto es un grupo de personas, porque para hacer un crimen tan perfecto, tienen que participar muchas personas”.