*

Glamorama
Patricia Maldonado en uno de sus momentos televisivos. En el matinal de Mega se refieren muy seguido a su sobrepeso. IMAGEN TOMADA DE PANTALLA

Preocupante medida extrema de Paty Maldonado para bajar sus 108 kilos

Autor: Equipo Glamorama / 12 enero, 2016

Patricia Maldonado pesa 108 kilos y ya no aguanta más. Le cuesta caminar, incluso le cuesta permanecer sentada. Hace rato le vienen diciendo en el matinal de Mega que se ponga a dieta. Pero ella asegura que no puede. Por eso tomó una determinación extrema: Hoy entra a pabellón para ponerse un balón gástrico. Así lo anunció en el programa SQP –MIRE EL VIDEO AQUÍ-.

En el espacio de Chilevisión la gastroenteróloga Marina Becerra explicó en qué consiste el procedimiento: “A través de un endoscopio se instala este balón gástrico en el estómago y esto se infla con suero, a un volumen que el paciente con el médico tratante hayan acordado. La intención es disminuir el tamaño del estómago. Luego, el paciente con poco alimento, se sacia”.

En tanto, este fue el testimonio de Maldonado:

“No voy hacer nada por un asunto físico. Yo ya fui flaca y fui joven. Así es que ya disfrute de lo que era tener un buen traste y buena pechuga. Pero hoy día me está afectando enormemente lo que es las rodillas, los tobillos. Te pesa. Son 108 kilos y tú no te das cuenta cómo los subí. Es que yo no me di cuenta, de verdad, no me di cuenta cómo llegué a este peso. Entonces, ahora sí que me molesta.

“Nunca hice dieta, nunca hice dieta. O sea, hacía un día dieta y decía ‘¡ah, ya, chao!’ porque no me pesaba. Cuando fui al doctor me dice ‘mira, hagamos un ejercicio: tú tienes 108 kilos, tienes 54 kilos en cada pierna, toma algo que tenga 54 kilos, ¿te lo puedes?’. ‘¡No! Imposible’. ‘Entonces, ¿cómo crees tú que el cuerpo puede reaccionar con 108 kilos? ¿Cómo crees tú que puede caminar un cuerpo de esa manera?’.

“Estoy con una dieta solamente de líquidos. Yogurt light, batidos, sopas, pero tiene que ser colada, no tiene que ser molida. Sopa colada. Pura agua, agua mineral sin gas. Jugos colados y eso durante las 24 horas del día. El miércoles ya entro a pabellón.

“No es una operación, es un procedimiento, pero requiere de anestesia total. Por lo tanto, claro que estoy preocupada, porque cualquier persona que entra a un pabellón, así sea a arreglarse una uña, corre riesgo.

“Todos mis hijos están preocupados, los dos hijos, mis nietos y mi marido. Jorge (su esposo) no está muy conforme que lo haga, me dice ‘pucha, vieja, pero qué te cuesta ver un nutriólogo’. No puedo, de verdad que no puedo. Sola no puedo”.