*

Glamorama
Julio César Rodríguez molesto mientras Vanessa Daroch le lee las cartas en Primer Plano. IMAGENES TOMADAS DE PANTALLA / CHILEVISION

Tarotista top rompe el silencio tras ser víctima de rabieta de J. C. Rodríguez

Autor: Andrés Cantuarias / Cristián Farías / 8 enero, 2016

En la pasada edición de Primer Plano quedó la escoba. Julio César Rodríguez y Fran García-Huidobro sufrieron una rabieta porque las panelistas preguntaron a las tarotistas top que estaban invitadas al estudio qué pasara este 2016 con las relaciones de ambos animadores. Fran con el comentarista deportivo Manuel de Tezanos y Rodríguez con la modelo Laurita Prieto –MIRE AQUÍ LOS DETALLES DE LA FEROZ PATALETA-.

Los conductores se indignaron. J. C. le refregaba a Vanessa Daroch, la médium que la lleva en la pantalla chica: “¡Ahí sí que no te creo ná lo que dijiste! ¡Ahí sí que te fuiste, te hundiste, Vanessa! ¡Pero te hundiste!”.

En tanto García-Huidobro trataba de “sapa asquerosa” a Pamela Jiles. En detalle, Fran les gritaba a las atónitas panelistas: “¡Qué tengo que enterarme de la intimidad de Julito! ¡Cortenlá! ¡Jubilensé! La próxima semana ustedes vienen a contar con quién está pololeando de verdad Claudia Schmitd. El oficial, no todos los que deambulan alrededor. Y Pamela Jiles hace cuánto que no le ve el ojo a la papa”.

El espacio se fue a comerciales. No hubo ni siquiera un “hasta luego, muchas gracias” a las taroristas Latife, Karem Rodovalho y Daroch. Y la escena no terminó ahí. En comerciales los “anfitriones” siguieron despotricando. Al regreso a pantalla las adivinas habían desaparecido del set.

Glamorama contactó a las tres tarotistas, aunque ninguna quiso entregar su testimonio. Pero ahora Daroch rompió el silencio en el programa Me Late, que conduce Huevo Fuenzalida en UCV-TV –VEA ACA EL VIDEO-. A regañadientes, “la mensajera” del matinal de Mega confirmó el mal rato. Fuenzalida insistió y Vanessa dudó cuando le preguntó si es que volvería a Primer Plano:

Daniel Fuenzalida: “A propósito de Primer Plano, estabas diciendo eso a Julio Cesar Rodríguez. Le sacas las cartas a petición de…”

Vanessa Daroch: “De Claudia. Me hicieron una pregunta ¡y la conteste nomás, poh!”

Fuenzalida: “¿Y qué preguntó Julio César?”

Daroch: “Julio Cesar no preguntó nada. Claudia fue la que dijo que quería saber cómo se venía la relación de Julio César con Laura Prieto, y tiré las cartas”

Fuenzalida: “¿Y qué le salió?”

Daroch: “Es que no puedo hablar mucho. De hecho, me llamaron de varios medios y la verdad…”

Fuenzalida: “¡Pero usted está en su programa aquí!”

Daroch: “Claudia preguntó cómo iba la relación de Julio César con Laurita Prieto este 2016”

Fuenzalida: “¿Y la respuesta fue?”

Daroch: “La respuesta iba bien, hasta que nos sacaron del aire y después nos sacaron del estudio. Le salió la carta del cansancio, pero era netamente porque a lo mejor la relación estaba muy monótona. Pero no dejaron que continuáramos leyendo las cartas ninguna de las que estábamos ahí y nos fuimos a comerciales”

Fuenzalida: “¿En las cartas se notaba un posible reencuentro de Julio César con Fran? ¿O eso está descartado?”

Daroch: “No. Yo creo que lo que más le molestó fue que en las cartas salió que él todavía tenía recuerdos de cada una de las mujeres con las que había estado y eso podía traerle unas consecuencias”

Fuenzaliza: “¿Y eso le molestó más a Julio César o a la Fran García-Huidobro?”

Daroch: “Julio César, de todas maneras”

Fuenzalida: “¿Después del aire la producción les dijo ‘se van’? Porque ustedes salieron sin despedida alguna”

Daroch: “Sí, sin despedida alguna. Pero bueno, la producción después me pidió las disculpas correspondientes a nombre del equipo. Que había sido una desubicación y con eso yo quedo conforme”

Fuenzalida: “¿Vuelve a Primer Plano?”

Daroch: “No… No sé…”

Fuenzalida: “¿En las cartas de 2016 que es lo que realmente lograste ver de Julio César?”

Daroch: “Venía matrimonio con Laurita Prieto. Viene matrimonio, pero lamentablemente no se lo pude decir. Ahora se lo digo en cámara. Cuando nos fuimos a comerciales yo me levanto y hablo con Julio César. Me dice que no era problema conmigo y me dejó todo claro. El problema fue que netamente le había molestado que otras personas preguntaran por ellos”.