*

Glamorama
Vane Borghi fue pifiada en la gala, por culpa de un mal entendido cn Luli, a quien aplaudieron a rabiar. FOTOS: CRISTIAN PHILLIPS / GLAMORAMA

El bochorno de Vane Borghi en la gala

Autor: Cristián Farías Ravanal / 20 febrero, 2016

Vane Borghi hizo todo bien. La guapísima candidata a reina de Mega brilló como una de las mejor vestidas de la gala del Festival de Viña –MIRE AQUI LA GALERIA DE FOTOS CON LOS MEJOR Y PEOR VESTIDOS DE LA GALA 2016-, con un traje Carolina Herrera de nivel mundial. Su pasó por la alfombra roja, de la mano de su marido Danilo Sturiza, fue bueno. Pero nunca se esperó lo que mal que lo pasó minutos después, al ser víctima de una situación en la que no tuvo ni voz ni voto –VEA ACA EL VIDEO. VAYA A LA PARTE 5-.

Cuando más tarde desfiló Luli, la abanderada de Canal 13, la gente le demostró afecto. Pero cuando Nicol Moreno aún no terminaba su paseo, los productores de la gala interrumpieron todo para realizar una actividad comercial auspiciada por una pasta de dientes.

Esta consistía en ponerle una banda y una corona a Vane, elegida a través de la votación del público como la mejor sonrisa de la gala. Para eso Julio César Rodríguez hizo despejar la pasarela, llamó a Diana Bolocco con la corona y la banda, y pusieron a Borghi al medio.

Ante esta escena la gente de inmediato comenzó una dura pifiadera. La cara de Vane se desencajó y dijo:

“¡Pucha! Mira, la gente piensa que esto fue interrumpido, o porque yo la quise opacar a Luli. La verdad no es así. Pucha, quisieron premiarme como la mejor sonrisa de la gala, porque la gente lo votó, así es que les agradezco realmente. Ojalá haya ganado uno de los fans que votó por mí y se ganó un auto”.

Diana intentó ponerle nerviosamente la corona en medio de las pifias. Para peor, la corona se le cayó de la cabeza a Vane. Y esto coincidió con una brutal campaña al aire de Rodríguez y Fran García-Huidobro a favor de Luli.

La rubia volvió a la pasarela. La gente la vitoreaba. Luli se emocionaba hasta las lágrimas. Julio César exclamaba:

“¡Luli está aquí con nosotros Fran! ¡Despertó al monstruo! Y parecen que te quieren de reina. La gente grita ‘¡reina, reina!’”.

Más eufórica que la propia Luli estaba la Fran:

“Esto me recuerda a cuando vino El Puma Rodríguez y Antonio Vodanovic no sabía qué hacer con aquello y dijo ‘hay que escuchar la voz del pueblo’. Aquí se escuchó literalmente la voz del pueblo.

“La verdad es que se escucha muy fuerte ‘Luli, Luli’. Y yo solamente quiero decir, después de 14 años haciendo farándula, que Luli se ha ganado el cariño de la gente a pulso. ¡Te lo mereces Luli! Y, por lo menos de mi parte, tú eres la próxima reina del Festival de Viña, sin ningún lugar a dudas. Le pongo la firma”.

Luli se emocionó. Tiritaba: “Estoy muy impresionada, primera vez que vengo acá. No sabía si pasar hacia allá, pero la verdad es que me debo a la gente. Venía a saludarlos. No me lo esperaba, porque yo seguí instrucciones de la producción y la gente empezó a ovacionarme. Esto no se paga con nada. Es tremendamente enriquecedor como persona, me llena un montón”.

Más tarde, Vane Borghi se sentaba en la esquina de un mesón muy cabizbaja, aproblemada. Junto a su marido igual de bajoneado. Mientras Luli disfrutaba frente a los reporteros el momento de mayor gloria.