*

Glamorama
Vesta Lugg y Fran García-Huidiobro se tienen gran aprecio. IMAGEN: WEB

Fran García-Huidobro y Vesta Lugg se hicieron un queque

Autor: Valerie Díaz / 18 marzo, 2016

No pasa tan seguido que dos figuras de la televisión chilena se demuestren admiración y cariño. Que sólo haya palabras generosas del uno hacia al otro. Sucede ahora con Fran García-Huidobro y su ahijada televisiva, Vesta Lugg.

La animadora de Chilevisión ha sido la principal impulsora del regreso de la cantante y actriz que se hizo conocida en la serie adolescente BKN. Vesta partió como comentarista en el segmento Maldita Moda de Primer Plano, siguió luego en la primera temporada del programa que se hace con el mismo nombre y al cual regresó este año.

En Mentiras Verdaderas –MIRE AQUÍ EL VIDEO-, Vesta repitió que García-Huidobro es su madre televisiva. Y la patrona de Maldita Moda respondió con el mismo cariño, a través de un contacto telefónico con el programa de La Red:

Ignacio Franzani: “¿Cómo lo pasaste en Maldita Moda?”

Vesta Lugg: “Lo pasé bien, fue una experiencia de mucho aprendizaje. Yo siempre destaco mi relación con la Fran, que hasta el día de hoy es como mi mamá televisiva. Francisca García-Huidobro, una de las mujeres más admiradas de la TV”

Franzani: “¿Qué significa que sea tu madre televisiva?”

Lugg: “Fue un proceso. Cuando yo partí en Maldita Moda y llegué a Primer Plano, porque el programa partió como un segmento de Primer Plano, no tenía idea quién era Julio César Rodríguez, ni La Fran. Honestamente no los conocía.

“Un día la Fran iba justo saliendo del baño y yo justo estaba en el pasillo. Sale ella y yo le digo: ‘Hola, tú debes ser la Fran’. Y me mira y me dice ‘sí’. Y yo voy y le digo ‘¿prefieres que te diga Francisca?’. Y me contesta ‘no’, y se va. Yo dije ‘qué onda esta mujer. Me gusta’. No intentó hacerme la pata, nada. Fue ella, muy sincera su personalidad, que es muy escaso en las mujeres de la televisión.

“Cuando me senté en el panel, la Fran se percataba que a mí me costaba interrumpir a mis compañeros, me costaba mucho inyectar mis comentarios en la dinámica, y empezó a cederme la palabra. Y yo decía ‘¡esta mujer es maravillosa!’. Es poca la gente que respeta en televisión”

Franzani: “Vamos a hablar con Fran, ¿cómo estás?”

Fran García-Huidobro, a través de un contacto telefónico: “Estoy aquí solamente porque está Vesta, ¡diosa! Yo la quiero muchísimo y si era necesario hablar con ella, lo hacemos pues”

Franzani: “¿Qué te parece este concepto de madre televisiva?”

García-Huidobro: “Un poco humillante, porque yo tampoco soy tan mayor. Podría ser la hermana mayor… Fue un amor a primera vista. Ella cuenta la anécdota del baño y yo me acuerdo de esta chiquitita, rubia, preciosa, que no le gustaba que la abrazaran y que le den besos, igual que a mí. Fue verla y adorarla. Me encantan sus opiniones, su look, me encanta verla crecer y me siento súper honrada de que ella me admire”

Franzani: “¿Como la viste a Vesta desde tu perspectiva? Esto de no pasarla tan bien en Maldita Moda”

García-Huidobro: “Veníamos todos conociéndonos y cada uno quería lucirse lo más posible. Vesta es una chiquilla extremadamente educada, que no necesitaba o no quería interrumpir voluntariamente para dar su opinión. Entonces, había que estar pendiente de que tuviera su espacio. La gracia de Vesta es que ella no está enamorada de la televisión.

“El amor que nos tenemos es recíproco, ella lo sabe. Una vez al mes tenemos nuestra cita romántica, en la que conversamos, pelamos. Eso es peor que maldita Moda, ¡ojo! Vesta, te quiero mucho, te admiro mucho, me has enseñado mucho tú también, con tu juventud y con tus ganas de hacer cosas”.