*

Glamorama
Italo Passalacqua y su novio, Patricio Herrera, fotografiados en julio del año pasado, cuando fuero a tomar hora al Registro Civil para suscribir el Acuerdo de Unión Civil. FOTO: ARCHIVO AGENCIA UNO

¡Italo Passalacqua se casó en secreto!

Autor: Valerie Díaz / C. Farías / 7 marzo, 2016

La situación de Italo Passalacqua está muy difícil. Su pareja, Patricio Herrera, quien ha permanecido fiel al lado del periodista de 70 años, entregó un sensible testimonio en el matinal Bienvenidos sobre los duros días del famoso comentarista.

Passalacqua fue despedido de sus dos trabajos, en revista Ercilla y en el noticiero de Chilevisión. Además, en enero se quebró un brazo, lo que empeoró notablemente su salud.

Herrera cree que “hay pocas posibilidades” de que se recupere. Sin embargo, en medio del sombrío panorama entregó una buena noticia en la entrevista que le hizo Juan Pablo Queraltó en Canal 13 –MIRE AQUI EL VIDEO-. Finalmente, tras 33 años de convivencia, suscribieron el Acuerdo de Unión de Civil:

Juan Pablo Queraltó: “¿Cómo comienza esta historia con Ítalo?”

Patricio Herrera: “Nosotros nos conocimos el 21 de junio del año 1982. Había escuchado a un jefe mío cuando se refería en muy malos términos a una persona que comentaba cine en Televisión Nacional. Pero no porque hubiera criticado mal una película, o el comentario que estaba haciendo de una obra de teatro, sino porque era maricón, y me quedo la duda quién era este personaje.

“Después leí en una consulta un diario que estaba encima, que era el diario La Segunda. Buscando encontré la sección de Espectáculos y había un comentario de Italo Passalacqua sobre una obra de teatro. Entonces, yo había visto esa obra, me gustó la forma en que el enfrentó la obra, como la desarmó y como hizo su crítica.

“Mi amigo hizo el contacto y terminamos un día ahí, en Compañía con Morandé, en el antiguo Mercurio, como a las cinco de la mañana, porque él trabajaba en La Segunda, conversando con él un ratito. Ahí pasó el primer contacto con él”.

Queraltó: “¿Qué te gustó de él?”

Herrera: “Al principio nada. Si era un tipo interesante y entretenido nada más”

Queraltó: “¿En qué minuto comienza a nacer este amor?”

Herrera: “Cuando un día el muy patudo me dice que yo comience a tener cuidado, porque él posiblemente se tire encima”

Queraltó: “¿Te dijo así, cara de palo?”

Herrera: “Sí, ‘porque tú me gustas mucho’. Y yo le dije ‘ese es tu problema, no el mío’, en ese momento. Pero después hay ciertas cosas que él empezó hacer, como presentarme a su familia. Y cuando te presentan a su familia es porque el interés es verdadero, es porque va enserio, y nos empezamos a arrancar los fin de semana para Viña y así comenzó”

Queraltó: “¿Y de eso ha pasado cuánto tiempo?”

Herrera: “34 de que nos conocemos y 33 de que vivimos juntos”

Queraltó: “¿Estos 34 años como los podrías definir?”

Herrera: “Como una ruleta rusa, porque hemos pasado muchas cosas juntos, buenas y malas, en el resumen son más las buenas. Cuesta ser homosexual en Chile. Además, nosotros nos fuimos a vivir a un barrio de familia, eran todas las casitas nuevas, donde todos eran matrimonios jóvenes con hijos muy pequeños. Entonces, cuando sales de tu casa en ese tiempo, la gente tomaba sus niños y cruzaban a la vereda de al frente. Fue un tiempo difícil”

Queraltó: “Quiero que vayamos al momento del accidente de Italo, ¿dónde estabas?, ¿cómo te enteraste?”

Herrera: “Me enteré de una forma muy horrible. Habíamos tenido discusiones muy fuertes. Me llama el primo, me dice ‘vente de inmediato a la Clínica las Condes, Ítalo esta grave y vente rápido’. A él no lo podían operar al momento de sus lesiones del brazo que tenía roto y de la columna. Había que estabilizarlo primero y eso sucedió como a la semana siguiente”

Queraltó: “¿El estaba súper mal?”

Herrera: “Malísimo, de las tres vueltas que se dio el auto. Tenía hemorragias y hematomas, por dentro del cerebro tenía presiones. Entonces, no sabían si iban a tener que presionar el cráneo para que aliviara un poco la presión intracraneal. Italo estuvo como una semana con coma inducido. De ahí lo operaron y pasó a cuidado intermedios. Después de 7 días despertó de la operación, después lo dan de alta”.

Queraltó: “Después Italo vuelve a trabajar, tú lo acompañabas al canal. ¿Cómo fue ese proceso?”

Herrera: “Fue un proceso difícil, porque había que seguir con las terapias. Después del canal, las terapias de rehabilitación. En noviembre, el médico no quería darle la autorización para trabajar, pero él le insistió al médico, para poder estar en Viña, que era su sueño”

Queraltó: “¿Cómo fue esa caminata por la alfombra roja (de la gala de Viña 2015)?”

Herrera: “Todavía imborrable, muy importante. Yo siempre pensaba que nos iban a pifiar. Ves que iba a andar el pastor este que le anda gritando a los homosexuales, que iba a estar con su grupito de seguidores. Pero en Viña pasó todo lo contrario, la sensación que te queda es que lo estás haciendo bien

Queraltó: “¿Tú no querías ir?”

Herrera: “No quería ir, porque tenía miedo de que nos pasara algo físico, violento, pero no fue así”

Queraltó: “¿Cómo se tomó Italo su salida del noticierio CHV Noticias?”

Herrera: “Se lo tomó muy mal. Le avisan en junio que solo seguía hasta septiembre. Las razones que le dijeron no fueron reales, que fue por presupuesto. Y si tú sabes, Italo siempre le dio rating al noticiero, siempre el día viernes la gente esperaba. Y no lo digo porque yo sea cercano a Italo, porque yo conversé con varias personas del equipo del noticiero y sé que Italo daba rating”

Queraltó: “¿Entonces por qué?”

Herrera: “Había que cambiarlo, no se veía muy bien en pantalla, no sé. Se empieza a poner muy mal y se empieza a descomponer de salud. Le da un efecto fuerte en septiembre, con una depresión muy fuerte y que se acentuó ahora, en enero, porque se cayó y se rompió el brazo y eso se ha ido complicando”

Queraltó: “¿Pero Italo está consciente?”

Herrera: “Tiene días muy buenos y días que no son muy buenos, porque está muy soñoliento, muy cansado, ha perdido mucho peso”

Queraltó: “¿Puede caminar?”

Herrera: “Conmigo y con las kinesiólogas, depende absolutamente de una persona. El cuerpo de Italo está muy agotado, no está respondiendo a los tratamientos. Yo también estoy cansado y triste. Volver a tu casa y que este solo… A Italo le están haciendo muchos procedimientos y estos son dolorosos. Antes yo acompañaba, ahora me arranco de la pieza cuando empiezan los dolores”

Queraltó: “¿En el momento en que Italo quizás no resista y parta ¿te has puesto en esa situación?”

Herrera: “Sí, me he puesto en esa situación. Más ahora, al saber que hay pocas posibilidades de que se recupere. Creo que tendría que seguir nomás, no sé si podría. Hay una canción que yo escucho en la casa, cuando estoy muy triste… Echo de menos su risa, eso en mi casa no está y hace falta”

Queraltó: “¿Conversas con él?”

Herrera: “Difícil conversar con él, porque en la pieza de la clínica tú tienes que hacerte el fuerte, el chistoso, el que no te duele nada. Tienes que estar alegre, entonces tienes que ser un poco mentiroso”

Queraltó: “Ustedes se iban a casar”

Herrera: “Había una fecha, el 22 de octubre, pero no se pudo hacer, porque el Registro Civil estaba en paro, así es que tuvimos que hacerlo el 23 de octubre. El funcionario civil nos pidió si es que podíamos estar a una hora, pero que por favor, para no traicionar las bases de que ellos estaban en paro, que lo hiciéramos sin prensa, sin fotógrafo. Así es que no tenemos ninguna foto”

Queraltó: “¡No le has contado a nadie!”

Herrera: “No podíamos contarle a nadie. Pásame lo que está en el bolso. Esto no lo ha visto nadie, solo lo vas a ver tú”

Queraltó: “(Leyendo) Libreta de Acuerdo de Unión Civil. ¿Qué significa para ustedes esto?”

Herrera: “Para Italo significa, más allá de unirte con la persona que llevas 33 años, que un país reconozca que hay familias diferentes y que esas familias también contribuyen a la sociedad”

Queraltó: “¿Qué es lo que más echa de menos Italo?”

Herrera: “El SQP, que es el último lugar donde Italo estuvo trabajando. Echa mucho de menos eso y Viña, todo lo que pasa en Viña”.