*

Glamorama
Andrés Caniulef: " “Cuando la 'Botota' me hizo la pregunta pensé en no responder... Fueron segundos eternos". IMAGEN TOMADA DE PANTALLA / CHILEVISION

La cara tiesa de Andrés Caniulef por exceso de Botox

Autor: Valerie Díaz / C. Farías / 9 marzo, 2016

Algo llama la atención en el rostro de Andrés Caniulef . Las cejas súper levantadas. El gesto congelado. Pero fue Fran García-Huidobro quien echó al agua al panelista de Chilevisión en Maldita Moda –MIRE AQUÍ EL VIDEO. SEGUNDA PARTE. MINUTO 17-: Exceso de Botox.

En el programa de la estación privada la animadora bromeó con la enorme cantidad de la toxina que supuestamente se inyectó Caniulef:

“Yo fui a ponerme Botox en enero, porque venía a Viña y todo eso. ‘Hola, vengo a…’ ‘No, no hay’. ‘¡¿Cómo no hay?!’, le digo yo. ¡Yo que soy el rostro nacional del Botox! Del laboratorio incluso me lo regalan. ‘No, no hay’, me dijo. ‘¡Cómo no va a haber!’, le dije. Se agotó, como las champañas, que están agotadas.

“Me informaron que todo el Botox que había en Santiago se lo había puesto (Caniulef). De hecho, ahora está súper enojao. ¡Cara de terror! ¡Cara de alegría! ¡Cara de miedo! ¡Cara de pena! (la conductora va ejemplificando como el rostro queda inexpresivo con el exceso de Botox).

“Bueno, Andrés, a nombre mío, de Nacho Gutiérrez, de Paulina Nin y de todos aquellos que no se han puesto ninguna cuestión, pero están así, te quiero suplicar que la próxima vez que vayas al dermatólogo, no te lo pongas todo”.

En tanto, ayer en CHV, el periodista repitió la explicación que dio el fin de semana en Maldita Moda:

“Todo esto es culpa de la Fran. Lo peor es que ella dice que no queda Botox porque me lo puse todo, y no me queda cara para negarlo. Desde hace tres año empecé a ponerme y lo hago básicamente porque después del Festival de Viña quedaba completamente agotado.

“Ese agote se reflejaba mucho en mi cara. Esa sensación de ver como se te empiezan a caer los pómulos, el ojo. Por eso me recomendaron que la mejor forma era prevenir esa cara de fatiga con un poco de Botox.

“Se inyecta antes, un mes antes del Festival, y ahí llegas resplandeciente y todo queda en su lugar. Al menos no tan demacrado como podría ser”.