*

Glamorama
Marco Ferri tuvo una tensa conversación con Aylén Milla en el reality. IMAGENES TOMADAS DE PANTALLA / MEGA

El galán italiano del reality de Mega que mostró su verdadera cara de “chanta”

Autor: Valerie Díaz / 9 marzo, 2016

Marco Ferri es italiano, tiene 27 años, su padre es el famoso ex futbolista y ex seleccionado de su país Riccardo Ferri. Hace más de un año que Marco es conocido en Chile gracias a los realitys de Mega Amor a Prueba (2015) y ¿Volverías con tu Ex?. Se transformó en el galán que las televidentes aman. Aunque ahora mostró otra cualidad, la de “chanta”.

Los hechos: En Amor a Prueba Marco le quitó la novia, la guapa argentina Aylén Milla, al también transandino Leandro Penna. Al terminar ese programa, Marco y Aylén se fueron a vivir juntos y, supuestamente, el romance se terminó sólo semanas antes de que Marco entrara a ¿Volverías con tu Ex?

El italiano se integró al nuevo reality junto a la española Gala Caldirola, una chica con cara de Barbie con la que había tenido un breve affaire antes de conocer a Aylén. Pero de inmediato engancharon otra vez y comenzaron una relación sin nombre.

Marco olvidó a Aylén y andaba a los besos y arrumacos con Gala. Dormían juntos y le hizo creer que lo suyo iba por buen camino, portándose, como siempre, como un galán profesional.

Pero ahora entró Aylén a ¿Volverías con tu Ex? y obviamente que dolida por todo lo que vio en pantalla entre su ex y Gala. Entonces, Marco perdió los estribos.

Ferri anda de mal genio. Agresivo. Ya no es al perfecto amante. Retó a Aylén y retó a Gala. En un dos por tres se alejó de la española y a la argentina, además, le dice que lo está haciendo sufrir al tener buena onda con el musculoso español Pascual y con Leandro. Ahora es él quien sufre por culpa de ella. O sea, “chanta”.

Esta fue la discusión que tuvo con Aylén en el último episodio, donde la dejó llorando:

Marco Ferri: “Yo no tenía ninguna esperanza o intención de que tu vinieras acá tirándome corazones. Pero nunca me habría esperado que tú quisiste venir acá  haciéndome daño como lo estás haciendo. Teniendo buena onda con una persona (Leandro), después de todo lo que sabemos que te hizo a ti y quiso hacerme a mí”

Aylén Milla: “Yo no tengo buena onda con él”

Marco: “Lo que le hizo a tu familia, tu ni siquiera tendrías que decirle hola en las mañanas, esa persona ni siquiera te gusta”

Aylén: “¿Tú sabes si me gusta?”

Marco: “Sé muy bien que no te gusta, te disgusta. ¿Te digo una cosa, Aylén? Aunque si te gustase, no es la forma de hacer las cosas. Prefiero que duermas con tu ex, a que duermas con él (Pascual)”

Aylén: “¿Ah, prefieres eso?”

Marco: “Sí, Aylén”

Aylén: “Perdón, tú me dijiste que él era bien especial”

Marco: “No te vas a ir a la cama de alguien que no conoces la primera noche”

Aylén: “Sí, puedes tener razón. Así como iba a ir a la cama de Pablo, iba a ir a la de cualquiera”

Marco: “¡No te vas a la cama de cualquiera! Duermes en un sillón. Si yo tengo que dormir con una chica la primera noche, duermo en el sillón, ¡te pasaste!”

Aylén: “¿Tú te miraste al espejo? ¿Tú crees que no te pasaste?”

Marco: “Yo no me pase al frente de tus ojos”

Aylén: “¡Joder! ¡Te estoy mirando todos los días por la tele! ¡No me hagas enojar! ¡Es lo mismo!”

Marco: “Si nos hemos dejado porque yo te he traicionado, hice maldad, tu hubieses entrado acá  y me hubieses tirado mierda, me la habría tragado. Eres la persona que más quiero en este mundo, ¡no me jodas a mí, no me hagas maldades a mí, haz tu camino! Si te gusta alguien, sal con él, haz lo que quieras, no me tires maldades”

Aylén: “¡No te hago maldades!”

Marco: “Querer dormir con uno el primer día, haciéndote la coqueta, el primer día que entras”

Aylén: “Y yo te digo algo sobre esta (Gala), que no te gusta para nada, que no es para nada de tu tipo y te la besaste y te la comiste y le tocaste todo”

Marco: “No al frente tuyo”

Aylén: “Sí, porque te estoy viendo desde mi casa, ¡si tú te pusiste desnudo la primera noche!”

Marco: “No cuentes cosas que no son ciertas”

Aylén: “Te pusiste desnudo en la playa, y te metiste la primera noche, tu mirándole el culo. De verdad fue una de las escenas más desagradables, ¡un asco! ¡¿Qué me estas contando de que yo no puedo hacer?!”

Marco: “Está bien que te haya molestado, a mí me hubiera molestado de la misma manera, sino más. ¿Pero te digo qué no hubiese hecho? No hubiese entrado en la misma cuestión queriéndote matar”

Aylén: “¡Yo no te quiero matar!”

Marco: “¡Tú me quieres ver mal!”

Aylén: “¡Yo no te quiero ver mal y menos con Leandro! Punto uno”

Marco: “Me contaron que cuando conociste a Leandro…”

Aylén: “¿Qué cosa?”

Marco: “Que estabas ahí, con tu novio, y empezaste a salir con este y te quedaste enamorada de él y llorabas con tus amigas”

Aylén: “¡¿Qué?! ¡¿Quién dijo eso?! ¡Flavia, vení acá!”

Marco: “No, no me lo dijeron”

Aylén: “Flavia era la única que estaba, ¡es una mentira muy grande! ¡Y le rompo este vaso en la cabeza y te lo digo en este momento!”

Marco: “Flavia ¿Es mentira que ella lloraba por este (Leandro)?”

Aylén: “¡¿A dónde que yo lloraba por él?!”

Flavia Medina: “¡Que sí! Que si estabas enamorada de él”

Aylén: “¿Qué yo estaba llorando con mis amigas cuando lo conocí? ¡¿Qué decís?! Nunca estuve enamorada de él”

Marco: “Sí, decían que llorabas porque estabas enamorada de él”

Aylén: “Yo lloraba por el daño que me hacía, no porque estaba enamorada, por el trato que él me daba. ¿A ti te gusta gala?”

Marco: “En un tiempo sí me gustó”

Aylén: “¿Ahora? ¿En este mes?”

Marco: “Tiene cosas que me gustan y tiene cosas que no, pero no estoy de novio con ella. Nunca ha hablado mal de ti, ni ha hablado mal de mí”

Aylén: “¿Nunca ha hablado mal de ti? Dijo que la tocaste debajo de las sábanas, ¡¿y es mentira?! ¡Y a tí te hace quedar como una mierda afuera, como un falso y un poco hombre! Y me estás diciendo que no habla mal de ti. Eso que te hizo, sí te hizo mal”

Marco: “La Aylén que conozco yo no me hubiese querido ver mal, ni querer ver sufrir. Si yo te hice sufrir con mi comportamiento acá, con otra persona, ya te dije ayer que lo lamento”

Aylén (llorando): “¡Sos una mierda, te lo juro, de verdad!”

Marco: “Está bien”

Aylén: “¡Te haces el que sufrís vos!”

Marco: “Yo ahora estoy sufriendo, sufro por ti al saber que tu estuviste viéndome”

Aylén: “Súper sufrido se te veía en las escenas…”