*

Glamorama
María Eugenia Lemos, la chica reality, en una imagen promocional del show Pareja Perfecta, que realizó Canal 13 en 2012. FOTO: ARCHIVO COPESA

El histórico tongo en los reality que desclasificó Eugenia Lemos

Autor: Andrés Cantuarias / 12 julio, 2016

Existe un episodio que podría catalogarse como “histórico” en los realitys. Ocurrió a fines del verano de 2011, cuando una argentina llamada María Eugenia Lemos se daba a conocer porque era bonita y porque le hacía bullying a la chilena Luli.

Ambas formaron parte del show Soñando por Bailar, de la cadena transandina El Trece, y se vieron enfrentadas por el amor del modelo Hernán Cabanas.

Era tanta la rivalidad entre las chicas que, durante una discusión, Luli le pegó una cachetada a Lemos, quien se alejó gritándole “¡anda a comerte los postres, gorda lechona!”, frase que se hizo famosa en Chile –VEA ACA EL VIDEO-.

La escena también se transformó en un clásico farandulero. Sin embargo, ahora Eugenia dice que, al menos por parte de ella, era todo un show, todo para la televisión.

Este fue el relato de Euge en Algo Personal –MIRE AQUI EL VIDEO-, el programa de Pollo Valdivia en UCV-TV:

Juan Carlos “Pollo” Valdivia: “Quiero entenderte un poco, Eugenia. Tú asumiste que, en el fondo, no bastaba con tener cierto talento, capacidad para actuar. Había que entrar en un juego que es un poco, cómo decirlo…”

María Eugenia Lemos: “Un poco siniestro, te diría. Te digo que yo, porque siempre…”

Valdivia: “Es medio maquiavélico. Como que hay que pensar ‘esto es lo que yo quiero y nadie me detiene. Si no tengo la personalidad, me comen’. Sobre todo en Argentina”

Lemos: “Sobre todo porque la primera semana yo no aparecí en nada. El primer día fue ‘¡oh, qué guapa!’. Por la belleza y demás. Y después fue como que ‘¡no!’. Y ahí yo dije ‘¡chao! Tengo que aparecer’. Y obviamente cuando vino Luli yo dije ‘es extranjera, ¡chao!’. Llegó Luli y yo la ataqué y empezamos a discutir. Pero claro, yo siempre lo tomé un poco como personaje, como show. Y la gente lo entendió. En la calle siempre me dicen ‘sos buena para el show’. La gente se da cuenta”

Valdivia: “¿Te has vuelto a ver con Luli?”

Lemos: “Sí. Estuvimos encerradas en Amor a Prueba”

Valdivia: “¿Pero limaron estas asperezas?”

Lemos: “Sí”

Valdivia: “Las dos entendieron que fue parte del show”

Lemos: “Sí, fue parte del show”

Valdivia: “Y se acabó el tema. Te pregunto porque ahora estás jugando de visita. Eso pasó allá, ahora estás acá. No sé si tener un carácter un tanto agresivo, o en la edición de estos realitys, finalmente, tú sabes, no se muestran partes que reflejen necesariamente la persona que tú eres. Puedes dar la impresión de que eres una persona conflictiva, belicosa”

Lemos: “Yo siempre que he discutido, la gente se ha dado cuenta del guiño, de que yo lo hacía con picardía. Porque siempre pongo humor, tengo ironía a la hora de discutir. Jamás he apelado a la violencia ¡Nunca! Siempre estoy discutiendo, pero la gente cacha que estoy haciendo un juego. Porque soy molestosa y además no es en serio. Cuando alguien es de verdad, se pican y te quieren pegar.

“Siempre he salido airosa de esas situaciones, porque mis rivales han sido los que me han querido pegar, porque se pican. Con Luli pasó en ese momento, me pegó un empujón porque se picó. Yo no lo podía creer, ¡esto es un show!”

Valdivia: “Dentro de lo violento que fue, a la larga a la Luli igual le sirvió. Porque ella se dio cuenta cómo salir de esto. Entendió que no es solamente un juego, sino que hay que preocuparse de sí misma y perfeccionarse”

Lemos: “Eso a mí me impactó, porque después que salgo del encierro, tiempo después, me entero de que a ella le había afectado lo de ‘gorda lechona, ¡andá a comerte los postres!’. Yo no me lo podía creer, porque…”

Valdivia: “Es bullying eso hoy día. Hoy día no se escucha bien así”

Lemos: “Claro, pero imagínate, ella me había dicho una barbaridad de cosas, y a mí obviamente no me había afectado, porque para mí es un juego mediático. Entonces, que celulitis, que esto, que diente chueco, que enana. A mí no me afecta, porque para mí es un juego y tengo una personalidad, soy muy segura de mí”.

Valdivia: “Un espectáculo ¡y chao!”

Lemos: “Chao. Y encuentro que mi talento pasa por otro lado, no por lo físico. Y cuando yo veo que ella estaba afectada, no lo pude creer. De hecho, cuando la vi fue ‘Luli, no lo puedo creer ¡Estábamos haciendo un show!’, le dije. ‘Yo te pido disculpas, lo que menos quería era hacerte daño. Incluso tú me empujaste y yo jamás te hubiese pegado’. Le digo ‘estábamos haciendo un show’. Y ahí hablamos y ella me dice ‘pucha, es que yo en ese momento no entendía mucho, siempre he sido muy insegura’. Y yo no me la podía creer. No podía creer que ella haya estado tan afectada”.