*

Glamorama
Pangal Andrade y Kel Calderón, una pareja que se proyecta. IMAGEN TOMADA DEL INSTAGRAM k3lcalderon

El gran plan de Pangal Andrade con Kel Calderón

Autor: C. Z. / 5 julio, 2016

Pangal Andrade se la está jugando por Kel Calderón. El ex chico reality no ve como un simple pololeo su relación con la hija de Raquel Argandoña . Ya está pensando en matrimonio y hasta en un futuro hogar para ambos en el Cajón del Maipo –VEA EL VIDEO CON AL ENTREVISTA ACÁ–.

Este lunes, en Más Vale Tarde, el deportista reveló detalles inéditos de su romance con Kel y los planes a futuro con la abogada. A pesar de que no confirmó que le haya pedido matrimonio, reconoció que es un tema latente en la pareja. “Yo quiero tener una familia. Quiero tener hijos que vivan lo que yo viví, lo que yo fui”, afirmó. Y hasta una casa está construyendo “pensado en ella”. Este fue parte del diálogo en el late de Mega:

Alvaro Escobar: “Estás construyendo tu casita en el Cajón del Maipo. ¿Viene con dueña de casa?”

Pangal Andrade: “Si ella quiere, sí”

“¡Ah!”, gritan en el set.

Escobar: “Esa está muy buena”

Pangal: “Esa casa está hecha pensado en ella. Ella nunca sabe, porque… Mira, siempre cuando vamos a mi casa tenemos que caminar dos kilómetros cerro arriba. La Kel con su carterita, su bolsita, todo, caminando para la casa. Y justo en el momento que ella dice ‘oye, estoy cansada, no puedo más’, ahí me estoy haciendo mi casa. Para que yo diga, ‘amor, ¡llegamos!’”

Escobar: “(Ríe) Has tenido dos años para cachar: ‘Aquí es donde Kel tira la esponja’”

Pangal: “Mira. La primera parte descansa, pero no dice nada. Y en la segunda parte, dice: ‘Pucha, mi amor ¡qué viví lejos! ¡Estoy cansada!’. Y yo justo: ‘Mi amor, acá está el camino’.

Escobar: “¿Tienes planes de casarte con Kel?”

Pangal: “Supongo que todos tenemos un plan de casarnos”

Escobar: “¿Dejamos el ‘sí’, o ‘no’? Supongo que, así como a los 15 años tenías la idea de no crecer nunca, de no ser adulto, en este Cajón del Maipo que ya vamos a conocer en una nota, porque nos dejó entrar a su casa, muy bonito, gracias, ¿está el plan de casarte? ¿Hacías ese tipo de planes?”

Pangal: “Totalmente. Yo quiero tener una familia. Quiero tener hijos que vivan lo que yo viví, lo que yo fui. Lo agradezco tanto. Fui, como dicen todos, nacido y criado en el Cajón del Maipo, en la tierra. O sea, yo salí de mi casa y lo que más faltaba era tiempo. La comida, cuando chicos, no la disfrutábamos. La tragábamos. Y lo único que hacíamos era salir a jugar con nuestros primos”

Escobar: “¿Eso no te hace tan diferente de la, comillas, ‘normalidad’?”

Pangal: “Totalmente diferente”

Escobar: “Te hace muy diferente en un sentido en que, en el terreno práctico, le propones a alguien que podría ser tu mujer eventualmente una vida que es muy distinta”

Pangal: “Eso es difícil. Es difícil sacar a alguien de un lugar que está tan acostumbrada a su ambiente y proponerle tú ambiente. Es difícil. Por eso hay que llevarlo de a poco”

Escobar: “Yo estoy entendiendo que nada te saca del Cajón del Maipo”

Pangal: “Es difícil salir. Yo siempre hablo con la Kel. ‘Tú me sacai de acá y no voy a ser feliz’. Me va a matar. Yo adoro vivir acá (en el Cajón). Y este es mi mundo. ‘Me sacai de acá, me llevai a Santiago y no voy a ser yo, la misma persona’. ‘Tú me conociste allá, yo acá’”

Escobar: “Para que dimensionemos lo importante que es este lugar para ti, porque tu peleaste por la relación con ella”

Pangal: “Sí, no fue fácil”.