*

Glamorama
Paulina Magnere en una imagen de archivo tomada del Twitter 13 ‏@AlfombraRoja_13

La sorpresiva revelación sobre su orientación sexual de Paulina Magnere a los 54 años

Autor: I. Sanhueza / C. Farías / 12 octubre, 2016

En febrero de 1986 Paulina Magnere saltaba sobre el escenario de la Quinta Vergara junto a Claudio Guzmán. Eran los integrantes más llamativos de QEP (Qué Está Pasando), la banda chilena que durante un par de veranos encendió el panorama juvenil con sus canciones bailables y vestuario de colores. Guzmán y Magnere además eran pareja. Se casaron y tuvieron dos hijos. En 1988 se separaron y ahora Paulina, a los 54 años, hizo pública su nueva orientación sexual: hoy prefiere a las mujeres.

En entrevista en programas como Algo Personal –MIRE AQUI EL VIDEO-, o La Mañana de Chilevisión –VIDEO-, la actual jefa de la carrera de Locución en un centro estudiantil contó que el cambió sucedio hace ocho años, cuando se encontró con una mujer de la cual se enamoró. Esa relación duró dos años y está emparejada nuevamente.

Paulina habla con confianza y seguridad sobre su nueva vida, la cual la tiene feliz junto a su pareja sus hijos. Estas fueron parte de las palabras en la entrevista que le hizo Juan Carlos “Pollo” Valdivia en el programa de UCV-TV:

Juan Carlos “Pollo” Valdivia: “Me cuesta creerte”

Paulina Magnere: “¿Qué? ¿Que soy feliz?”

Valdivia: “No”

Magnere: “¿Qué no me gusten los hombres?”

Valdivia: “Sí”

Magnere: “Ah, no. Eso es verdad. Es verdad absoluta”

Valdivia: “¿Nada de nada?”

Magnere: “Nada de nada, ni un poco”

Valdivia: “Escúchame… ¿Nada?”

Magnere: “Ni un poco. Aparte que descubrí que las mujeres son deliciosas. ¿Te gustan las mujeres? A mí también. Y con la misma intensidad que te gustan a ti”

Valdivia: “¿Y los dos no? Hay más posibilidades”

Magnere: “No, estai loco. De repente aparecen algunos, ‘oye, ya, ¿y un trío?’. ¡Ya, pero dos mujeres más poh, weón!”

Valdivia: “¿Pero los borraste?”

Magnere: “Total y absolutamente, pero en buena”

Valdivia: “¿Pero estás abierta a…?”

Magnere: “¡No!”

Valdivia: “No terminé de hablar, ¡te estás cerrando!”

Magnere: “¿Pero para qué? Si ya probé de todo. De hecho, yo trabajo con los profes, trabajo con puros hombres. Y todos saben y nos reímos montones”

Valdivia: “Pero escúchame. Lo que hablábamos como talla, ¿te quieren seducir?”

Magnere: “Sí, claro. Alguien por ahí, cuando yo le conté, me dijo: ‘Es que a lo mejor a usted le fue tan mal con los hombres…’ ¡Mentira! Me fue increíble. Lo pasé súper bien. Disfruté el sexo, todo. Pero hoy día ya no. De hecho, cuando vamos a lugares hetero con mis amigas, y bailan, y qué sé yo, se acerca un chiquillo y se pone medio catete. ‘Soy gay’, le digo. Y se acaba. No hay nada mejor”.