*

Glamorama
Trini, la hija de 16 años de Pamela Díaz y Manuel Neira, en una imagen de pantalla tomada de El Cubo, donde apareció en una nota grabada anteriormente. Díaz en una foto de archivo tomada de la web.

Pamela Díaz estricta con los carretes de su hija de 16 años: Le revisa hasta el celular

Autor: Paz Guerrero / 26 enero, 2018

Pamela Díaz es tan cuidadosa con su hija Trini, de 16 años, que incluso le revisa el celular.

El rostro del matinal de Chilevisión reconoció que es “paqueadora” con sus hijos. Este fue el relato de “la fiera” en La Mañana:

Pamela Díaz: “Le digo ‘tú tienes 15 años, tú no tomas’. Se supone que no toma. Yo me imagino que alguna vez habrá tomado con sus amigas una cervecita. Le hago probar, ‘mira, prueba esto. Esto es el pisco sour’. Y dice ‘¡ay, no mamá! No me gusta’”

Andrés Caniulef: “El Rafa levanta al tiro la ceja”

Daniela Urrizola: “Al Rafa no le gusta, porque ‘no deberían tomar’” (imita a a Araneda)

Díaz: “La reviso entera cuando llega, y sale muy poco”

Rafael Araneda: “O sea, tú eres peor que yo”

Urrizola: “¿La esperas despierta?”

Díaz: “Sí, porque tengo que ir a buscarla. Yo le doy permiso hasta las 1.30 AM máximo. ¿Tú hasta que hora les das permiso?”

Araneda: “2 AM a la más chica y 2.30 a la más grande”

Urrizola: “La Pame es peor que el Rafa”

Araneda: “Listo. A partir de este fin de semana hasta la 1 AM niñitas”

Díaz: “A los 13 años (de su hija), yo me llevé a dos chiquillas más, que obviamente no voy a decir el nombre”

Urrizola: “¿Y estaban curadas?”

Díaz: “Me las llevé a mi casa, súper piola, hablábamos de la vida y todo eso. Me dijeron ‘hay una junta de 20:30 a 21 en la plaza El Burro”

Araneda: “Los Burros, en Cachagua”

Díaz: “Y yo les dije ‘¿pero qué van a hacer en una plaza?’. ‘¡Ay, mamá!’. ‘Ya, las voy a ir a dejar’. Y cuando las fui a dejar había como 20 niñitos, unos por allá conversando, pero no había nada raro. Yo le dije ‘¿a qué hora te vengo a buscar?. Como a las 22:30 o 23 hrs es suficiente, porque qué van a hacer en una plaza, si no es ná una fiesta la cuestión’”

Urrizola: “¿Pero esa hora la pusiste tú o la puso ella?”

Díaz: “Yo. Ella tiene que respetar”

Urrizola: “¿Una hora podía estar en plaza?”

Díaz: “Hora y media. Era suficiente, si era una plaza, ¿qué más va a hacer?. Si tenía 13 años, no 20. Y me llama a la hora un cuarto y me dice ‘mamá, vente por fa, que quedó la embarrá’. Y yo ‘¡¿qué hiciste?! ¡¿Dónde estás?! ¿Te moviste?’. Y me dice ‘no, tranquila, confía en mí, si yo estoy aquí’. ‘¿Tomaste algo?’. ‘No, nada’. ‘¿Estás segura?’. Porque el vodka lo pueden tomar y el olor… ‘Te voy a revisar’. ‘Mamá, no soy yo, mi amiga se me perdió’.

“Y yo ‘¡¿cómo no voy a encontrar a la amiga?! ¡¿Qué le voy a decir a la mamá?! ¿Que la niña se escapó, que se perdió? Se me perdió la niña’. Yo llego y estaba, no entendía donde estaba. Yo llego, y no te estoy mintiendo, eso era, Lollapalooza es poco. Esa plaza estaba repleta. En la calle tirados todos los niñitos, niñitas, pero curadas”

“Estaba tirada, sentada, curada mal. Los papá no me contestaron nunca. A veces puede pasar que los papás no te contesten. Te juro que tenía una rabia.

“La reté y se puso a llorar. Y le digo ‘no llores ahora, no me sirve que llores. Párate y vámonos de aquí’. Yo ya estaba enojadísima, con mi sicología de pollo que tengo. Me la subo al auto y me vomita todo. ¡Cabra de mierda! Yo dije ‘¡la voy a matar! ¡Te juro que yo la mato!’. Y la Trini tiesa al lado. ‘Estas son tus amigas, ¿viste? Uno tiene que elegir a sus amistades. Mira lo que pasó. Mira la hora que es. No debería estar tomando’. ¿Qué pasa si viene un cabro y me la saca y la viola?”

Al siguiente capítulo de La Mañana, “la fiera” continuó detallando el control de celulares de sus hijos:

Pamela Díaz: “Yo tengo dos niños, uno de 12 y otra de 16. Y yo, hoy día me empecé a meter las redes sociales a revisar todo eso. Lo que yo creo que puedo controlar, porque tienen claves para todos lados. De lunes a viernes no hay celular, no existe. Porque hay extra programática, que es deporte, y yo trato de incentivar”

Jean Philippe Cretton: “Solo en el colegio estamos hablando”

Díaz: “No, en la casa tampoco. Ni PlayStation, ni juegos, nada. En recreo me pone ‘mami, ¿puedo ir con una amiga a la laguna?’. Y yo así: ‘Primero, ¿por qué me escribes si tienes que estar preocupada de estudiar’”

Karina Álvarez: “¿No pueden salir tus hijos en la tarde en la semana?”

Díaz: “De lunes a viernes no” –MIRE AQUI EL VIDEO-.