*

Glamorama
Yamna Lobos en una imagen de archivo tomada de pantalla de un programa de La Red.

Yamna Lobos culpa a Maura Rivera por el fin de su emblemática amistad

Autor: Cristián Farías Ravanal / 9 junio, 2018

Retro farándula: Maura Rivera y Yamna Lobos formaron una dupla de amigas emblemática en la televisión de la década pasada.

Entonces eran las jóvenes y atractivas bailarinas de Rojo, Fama Contra Fama, que no solo llamaban la atención en el programa, sino que además eran atracción de muchos eventos.

También se hicieron íntimas amigas. Hasta que todo terminó por culpa de un hombre. Así salió en las crónicas del corazón y Yamna lo confirmó otra vez, en el late Síganme Los Buenos, que el canal VIVE de VTR emite de lunes a viernes, a las 23.30 horas en el canal 47 en Santiago y 55 en Viña:

Yamna Lobos: “Cuando nos tocaba trabajar juntas, nos potenciábamos y lo hacíamos bien y éramos buenas compañeras, siempre. Nada que decir de eso, en lo profesional.

“Viajamos, trabajamos e hicimos muchas cosas juntas. Y en ese momento éramos muy buenas compañeras, y nos apoyábamos, y si a alguna le faltaba algo, y nos comunicábamos. Pero en ese momento. Después, durante el programa, o cuando teníamos que hacer cosas por separados, cada una tenía su grupo dentro del programa”

Julio César Rodríguez: “Pero cuando yo llegué al programa ustedes andaban juntas”

Lobos: “Sí. Andábamos para arriba y para abajo juntas. Después algo pasó, ‘todo cambió, todo se derrumbó'”

Rodríguez: “¿Pero nunca fue un problema de amor?”

Lobos: “Eso se dijo, no salió de nosotras. Se habló en un diario incluso. Entonces, no voy a decir lo contrario. Sí, pasó. Pero tampoco fue tan grave. Quizá en ese momento sí, pero ahora ya no. Muchos de los errores que cometes en la vida son por inmadurez.

“Las dos pololéabamos, y siempre, por cosas de la vida, el mismo día estábamos de cumplemes. Entonces, nos juntamos varias veces y compartimos los cuatro. Y cuando terminé con mi pololo de ese tiempo, ella después tuvo algo con él.

“Ella no se metió en la relación, ni nada, sino que después, pasó un tiempo, y empezaron a salir y yo me enteré. Yo los vi. Eso fue lo trágico del cuento. Se llamaba Alfredo.

“En ese momento me enojé. Me dolió. Porque en realidad ya no éramos amigas, sí, está bien. Y a lo mejor, como ya no éramos amigas, a ella no le importaba, y es válido. Pero en algún momento sí, y por las cosas que convivimos juntas, por las cosas que nos hablábamos y nos contábamos, a mi me dolió.

“Quizás yo no lo hubiese hecho. Habiendo tanto hombre. Si uno levanta una piedra y está lleno. En ese momento cada una tenía muchos pretendientes, por eso me dolió. Pasa por inmadurez. Cosas que a lo mejor ahora uno no haría, ni ella tampoco”.

Rodríguez: “¿Tú quisiste golpear la mesa?”

Lobos: “En ese momento puede que sí, puede que me haya dado ganas, porque sentí mucha rabia, mucha molestia. A pesar de que yo ya estaba con otra persona, pero igual dolió. Después pasó rápido, porque la otra persona que yo tenía me hizo olvidar toda la situación”

Rodríguez: “Pero sentiste que ya no eras amiga con Maura”

Lobos: “Claro. Ahí se cortó definitivamente, porque se perdió la confianza. Porque ya nunca nos íbamos a contar cosas. Ni ella a mí, ni yo tampoco.

“Uno no puede decir ‘esto nunca me va a pasar’. Yo, de verdad, con mis amigas nunca. Digo que los pololos de mis amigas tienen pechugas, porque no los miro ni por si acaso. Pero nunca se sabe.

“No hay que escupir al cielo. Porque en los temas del corazón uno tiene los valores claros, y es súper fiel y leal con sus amigos. Pero de repente te llega el amor, y te llega. A mi no me ha pasado, nunca he tenido un problema con un amigo de ese toque, pero podría pasar” –MIRE AQUI EL VIDEO-.