*

Glamorama
Camila Nash en GlamoramaTV, en una imagen tomada de pantalla. Y Julio César Rodríguez en una imagen de archivo tomada de la web.

Esto va en serio: Los planteamientos de Camila Nash en su pololeo con Julio César Rodríguez

Autor: Cristián Farías Ravanal / 6 agosto, 2018

“En esta relación, si llegara a funcionar, al año me replantearía si yo estoy dispuesta a que sea el hombre para siempre, y a él llevarlo a ese plano también. ‘¿Tú, de verdad, pero de verdad estás dispuesto a tener otro hijo en tres años más?'”, dijo Camila Nash en GlamoramaTVMIRE AQUI EL VIDEO. DESDE EL MINUTO 14-.

La figura televisiva que hoy maneja Que Nice, un emprendimiento que ofrece distintos tratamiento de belleza -toda la información y contacto en el Instagram @quenice.manicura-, cumplió seis meses de pololeo con Julio César Rodríguez y todo va viento en popa.

Camila tiene las cosas claras. Un proyecto de vida bien definido. Plazos, metas con su compañero:

“Yo apaño, me apañan, yo no tengo nada que decir. Me siento súper acompañada, estoy feliz, me apoyan. Soy como re eléctrica, entonces estoy con el emprendimiento, moviéndome. Es medio difícil seguirme el ritmo y, sabes que sí, lo hemos logrado.

“Vamos para los seis meses. Estoy contenta. O sea, estuvimos en un tiempo de ajuste. Al principio de la relación tienes que alinearte. Tuvimos que alinearnos, generar ciertos compromisos, ciertas bases, ‘estoy de acuerdo, tú estás de acuerdo, okey, así lo vamos a manejar’. Tienes que tener una estructura.

“La vida es para pasarlo bien, entonces, para estar en una relación que no te hace feliz, yo prefiero no estar. No estoy ni desesperada, ni ilusionada, ni atrasada en nada.

“Si mi relación me está haciendo feliz, súper, démosle, podemos crear algo, vamos dándole checkpoints. Pero si por ahí no nos alienamos en nada y estamos en diferentes frecuencias, sigo mi vida y está todo perfecto igual.

“Van cambiando las creencias de cada uno a medida que vas creciendo. Obvio que a los 20 tú dices que no estás ni ahí con el matrimonio, y a los 30 ya no piensas lo mismo.

“A los 27 quería tener hijos, después dije a los 30, y ya voy para los 35. El momento en que yo me sienta súper enamorada y tranquila y ganas de crear algo… No es que yo quiera ser mamá por ser mamá. Quiero formar una familia con un hombre que yo ame y que me de tranquilidad, seguridad. Quiero crear algo mucho más fuerte que solamente tener un hijo.

“Hoy que tengo una relación de seis meses con una persona que conozco hace seis meses, no es como el amigo de toda la vida. O sea, para mí él aún no está en ese plano. Para mí. Tal vez en un año, en un año y medio voy a decirle ‘yo a los 35 quiero tener una güagua, ¿estás dispuesto o no estás dispuesto?’.

“Y te digo. Al año tú ya sabes si quieres estar con esa persona o no. Y un año para mi es suficiente. Que yo diga ‘aquí me enfoco, aquí me quedo y vamos por más. ¿Y qué quieres tú? ¿De verdad estás dispuesto a tener un hijo más? ¿Estás dispuesto a casarte? ¿Estás dispuesto a todo? Porque si no estás…’

“En este caso, en esta relación, si llegara a funcionar, al año me replantearía si yo estoy dispuesta a que sea el hombre para siempre, y a él llevarlo a ese plano también. ‘¿Tú, de verdad, pero de verdad estás dispuesto a tener otro hijo en tres años más?’. ‘No’. ‘Pucha, que pena, pero no eres la persona que yo quiero en este momento de mi vida’.

Barrera: “O (puede responder que) sí”

Nash: “(Medio en broma) ‘Llevamos seis meses. Te quedan seis meses de recreo, de buena onda. Tú con tus cosas, yo con las mías. Seis meses te quedan'”

Barrera: “Después de eso, vamos a lo que vinimos”.