*

Glamorama

La dura crítica de Daniel Alcaíno a Canal 13: “No hay alma”

Autor: C. Z. / 6 agosto, 2018

Este año fue movido para Daniel Alcaíno y su personaje “Yerko Puchento”. A las constantes críticas, y las infaltables denuncias ante el Consejo Nacional de Televisión, el actor no dejó pasar el momento que vive Canal 13 y las cifras de sintonía que ha tenido Vértigo en la Calle, el formato del estelar que está al aire actualmente.

El cambio en la administración de la estación privada ha sido un tema para Alcaíno. Lo dejó en claro en sus rutinas este año. Y en entrevista con Intrusos, el actor dio una dura crítica respecto a la realidad que se vive, según él, en Canal 13:

Notero Intrusos: “Tu ausencia en el nuevo formato de Vértigo… No te hemos visto, no estás presente, a Vértigo no le ha ido bien”

Daniel Alcaíno: “Ya, sí… Bueno, sí, triste por el equipo, por un trabajo hecho con tanta gente que uno quiere. Y son muchos factores. Nosotros hicimos una temporada súper larga, de 15 programas. Tal vez hay que analizar cosas, hacer restructuraciones. Y es otro formato, en la calle. Una pura vez estuvimos con ‘Yerko’ en Vértigo en la calle. Y funcionamos ahí. Y el mismo programa lo expulsó, porque este personaje para, tiraba una talla, no iba con el tiempo o el cronómetro”

“Este año fue muy cuestionado ‘Yerko’ y también tengo que tomar conclusiones. Este año ha sido un remezón yo creo para todo el país”

Notero Intrusos: “¿Fue muy complejo para ti en general?”

Alcaíno: “Sí, pero las voy macerando en la medida que voy acercándome. El otro día estuve en Coyhaique. Un cariño increíble”

Notero Intrusos: “¿El impacto de la gente cambia un poco?”

Alcaíno: “Existe un mundo de Twitter, existe un mundo de Facebook, que obviamente no son de Canal 13 y que hablan de lo que dijo ‘Yerko’ y esas cosas. Hay que ver desde dónde viene

Notero Intrusos: “Tú, en el programa, criticaste mucho al canal en general. ¿Crees que unas de esas críticas fue para hacer un remezón y poner el pie bien en el piso?”

Alcaíno: “El canal era un canal. Yo llegaba a las 8 de la mañana, si me citaban a las 10, porque hay que saludar mucha gente. Éramos un curso y los que convivíamos dentro del liceo éramos nosotros. Pero los que nos operaban eran desde afuera. Entonces, les puede resultar el mismo rating, el mismo número, pero es un número vacío, porque no hay canal, no hay alma, no hay gente, no hay amistad, no hay compromiso, no hay paseo de fin de año, no hay campeonato. No alcanzamos a hacer dos equipos de baby (fútbol). Eso. Duele mucho. Se echan de menos esos momentos”