*

Glamorama
Angélica Castro en el Copihue de Oro 2017. FOTO: AGENCIA UNO

La grave negligencia médica que cometieron con Angélica Castro: “Técnicamente me morí”

Autor: Andrés Cantuarias / 10 agosto, 2018

Angélica Castro siente que ese día de 2004 ella murió y volvió.

La animadora radicada en Estados Unidos junto a su marido, Cristián de la Fuente, y su hija Laura, hoy de 14 años, vivió una grave experiencia en el centro hospitalario donde ocurrió el parto.

En un principio, Castro guardo la situación en privado. Luego fue compartiendo el tema de a poco, hasta que finalmente decidió ahcer pública su experiencia.

Esta semana estuvo en el matinal de Mega y allí recordó nuevamente el asunto:

Lucho Jara: “Esto de la complicación a los cuatro días de tu maternidad, no sé si lo habías contado antes, pero qué complicado, porque te acerca un poquito a la muerte”

Angélica Castro: “O sea, más que un poquito. Es increíble, porque en el fondo, cómo puede ser que situaciones o experiencias que uno haya vivido hace tantos años, imagínate que la Laura ya tiene 13, y siempre está ese dolor, esa frustración que nos hace grandes.

“Eso es lo lindo de los seres humanos, que todos los que están viendo el programa en la casa, cada uno de los que estamos acá hemos tenido momentos fuertes y que uno quisiera como borrar, pero es importante no borrarlos. Es importante abrazar esos momentos y entender que son regalos”

Jara: “¿Eso fue negligencia?”

Castro: “Sí, claro. Yo tuve parto natural 100%. Viste que a veces te hacen la episiotomía, que te hacen un tajito para que salga la cabeza bien y todo, y ahí te ponen unas gasas. Lamentablemente pasó lo que no tenía que pasar y me dejaron todas las gasas adentro”

Karla Constant: “Lo que yo entiendo es que esto te produce una infección muy grande y yo creo que ahí en algún minuto pensaste… ¿Alcanzase a dimensionar?. ‘¿Me puedo morir ahora?’”

Castro: “Yo técnicamente me morí. Es una sensación como que realmente se te va el alma, es una sensación hasta agradable”

Jara: “¿Empezaste a sentir alguna sintomatología?”

Castro: “Técnicamente se me murió todo el cuerpo. Cuando quise llamar a mi hermana que estaba abajo, ya no pude porque se me murió el cuerpo. Cuando yo sentí que definitivamente me estaba yendo, el único recuerdo fuerte que tengo es el grito de Laura, de llanto en la pieza de al lado. Fue un tener que regresar, el volver. Lo qu yo había escuchado, como el túnel, la luz”

Constant: “Hay mucha gente que lo experimenta y que se siente paz y que es rico. Pero parece que cuando no es el momento de uno, algo te hace volver y en este caso fue la Laura”

Castro: “Tú no te vas ni un momento antes ni uno después de lo que hay que irse. No lo decidimos nosotros y para mí eso me marcó mucho, porque fue un regalo de vida. Yo no me permito un día de mala onda, un día de tristeza, un día de engancharme con algo, o tirarle mala onda a alguien, porque sinceramente no tengo ningún derecho a permitir que alguien tenga un segundo de tristeza.

“Para mí la vida es hoy, ahora, este segundo, y aquí quiero estar y mi hija es un regalo. Todos los hijos son regalos, pero obviamente ella fue mi permiso de vivir de nuevo -EL VIDEO ACÁ-”.