*

Glamorama
Fernando Albornoz, el tarotista funado por En su Propia Trampa, en una imagen del programa tomada de pantalla. Mariana Derderián en una imagen de archivo tomada de la web,

La fea amenaza de tarotista acosador desenmascarado por Mariana Derderián y el “Mago” Valdivia

Autor: Andrés Cantuarias / 25 septiembre, 2018

El primer capítulo de la nueva temporada de En su Propia Trampa tuvo dos invitados estelares: Mariana Derderián y el futbolista Jorge “Mago” Valdivia.

Ambos participaron en un montaje realizado por el espacio del periodista Emilio Sutherland para “desenmascarar” al tarotista de 45 años Fernando Albornoz, quien trabaja en Providencia y fue acusado de supuesto acoso sexual contra algunas de sus clientas.

El resultado fue que el grupo del programa de Canal 13 logró su misión, pero el tarotista se lo tomó muy mal.

Albornoz interpuso un recurso de protección donde se menciona a todos los implicados en la funa televisiva, menos a Jorge Valdivia -el tarotista de colocolino-.

Además, hoy realizó una velada amenaza a través de una nota mostrada por el matinal Hola Chile, en La Red:

Fernando Albornoz: “¡Es el Mago Valdivia! Y yo soy de la Garra Blanca nomás… El mismo Mago Valdivia que trató de vieja culiá y vieja loca a una señora que se quiso tomar una selfie con él.

“El mismo Mago Valdivia que todos sabemos lo que hizo en Brasil, cuando lo pillaron poniéndole el gorro a la señora. Iba todo bien, le vi el tarot al Mago Valdivia, no sigue en Colo-Colo, ¡ojo!

“Es obvio que la señorita Derderián va a tener una visión mía y me va a tratar como acosador, abusador, como el peor ser humano del mundo.

“Es obvio, yo la tengo aquí denunciada. Mariana Derderián te tengo denunciada. Es obvio que me odies, te tengo denunciada. Estás imputada (Albornoz muestra papales legales).

“Perdóneme las dueñas de casa, pero los hombres cuando estamos entre hombres, no hablamos de la cintura pá arriba y tampoco decimos ‘pene’. Nosotros decimos ‘pico’, ‘pichula’, son palabras que utilizamos los hombres.

“Me pareció fuera de contexto que el Mago Valdivia utilizara palabras vulgares, soeces, que no son de un jugador de Colo-Colo interactuando con gente que no es del plantel.

“Mi mea culpa es que yo soy muy deslenguado. Ese es mi gran mea culpa. Yo digo las cosas como son.

“El señor Emilio vive aquí, a unas cuadras de aquí, cerca. Yo lo he visto 14, 20 veces en el supermercado. Yo vivo ahí, me junto con los cabros de la Garra Blanca ahí.

“Esto no es una amenaza, que no se mal interprete, pero sí el Emilio Sutherland no puede actuando de esa forma, porque él no sabe la otra persona con la que puede estar” –MIRE AQUI EL VIDEO-.

Por su parte, Mariana Derderián ha dicho de este caso:

“Yo conocí a la mujer que hizo la denuncia real, lo que a ella le pasó. Es muy difícil cuando yo estoy con ella conversando en una van y siento su energía, es imposible no empatizar con ella.

“La invitación era a desenmascarar a un tipo abusador de personas cuando están vulnerables. La experiencia fue súper heavy.

“Fue una experiencia fuerte, porque pueden decir ‘oye, estabas actuando y sabías a lo que ibas’. Sí. Pero yo no tenía en frente a un actor, tenía en frente a una persona que además estaba engañando y mi terror era que descubriera las cámaras”.

En tanto, Emilio Sutherland respondió en Hola Chile:

“¡Y habló! (risas) Yo no me voy a referir a las expresiones de este tipo. Me parece que las imágenes que mostramos en el programa fueron elocuentes, muy elocuentes, y yo prefiero que la gente juzgue, saque sus propias conclusiones.

“El tipo da su propia confesión. Nos dijo, o habló, que se aprovechaba y que le gustaban las mujeres vulnerables. Decía que hacía focus group y que el 60, 70% de las mujeres que consultaban el tarot eran mujeres vulnerables. Yo creo que por la boca muere el pez. En este caso se cumplió cabalmente.

“Después de la emisión del programa nos han seguido llegando antecedentes que vamos a poner a disposición del ministerio público, para que tomen las medidas que haya que tomar.

“Es una falta de respeto, especialmente a gente que él mismo reconoce que son mujeres que están sufriendo problemas sentimentales, que de alguna forma están nubladas en su juicio de la realidad.

“El se aprovecha de esa circunstancia. Nosotros sabemos que las imágenes valen más que mil palabras, lo reiteré majaderamente”.