*

Glamorama
Eduardo Fuentes y Cristián Sánchez en fotos de archivo de Agencia Uno.

Diana Bolocco desclasificó qué estaban haciendo Cristián Sánchez y Eduardo Fuentes en el bar del Sheraton Miramar para el terremoto del 2010

Autor: Equipo Glamorama / 6 noviembre, 2018

Los terremotos no se pueden predecir. Por esa la madrugada del sábado 27 de febrero de 2010 muchos de los rostros que participaban en el Festival de Viña se relajaban y pasaban un buen rato en el bar del Hotel Sheraton Miramar.

No podían imaginar siquiera el terremoto que afectaría a Chile pasadas las 03.30 de esa mañana. Entre ellos estaban Eduardo Fuentes, Cristián Sánchez y su entonces novia, Diana Bolocco. Los dos primeros, brindando en el bar. La segunda, acostada y lista para dormirse, según recordó la propia animadora estelar de Canal 13 en GlamoramaTV  –MIRE AQUI EL VIDEO. MINUTO 35-.

La conductora de La Rueda de la Suerte visitó el programa que emiten La Tercera.com y Glamorama.cl los miércoles a las 15.30 , y repite el canal VIVE de VTR los sábados a las 21 horas.

En el espacio Diana recibió las preguntas sorpresa de su esposo, de Martín Cárcamo y de su gran amigo Eduardo Fuentes, con quien animó Alfombra Roja. Eduardo la desafío a que revelara algunas anécdotas y situaciones que han pasado juntos, entre ellas esa noche del movimiento telúrico:

Eduardo Fuentes: “Otra anécdota que puede ser fue cómo pasaste el terremoto de 2010, mientras tu marido y yo, alcoholizados en el bar del hotel, seguíamos disfrutando de una vida licenciosa que, afortunadamente dejamos porque vimos la luz”

Diana Bolocco: “Te voy a contar la historia del terremoto. Estábamos en Viña 2010. Recuerdas que fue el terremoto. Era la noche de Ricardo Arjona. Cómo olvidarlo. Justo esa noche, Ricardo Arjona cantó antes de la competencia internacional. Entonces, gracias a Dios, quedaba menos gente en la Quinta. Nosotros vimos a Ricardo Arjona y nos fuimos para el hotel.

“Y efectivamente, Eduardo Fuentes y mi marido, el señor Cristián Sánchez, dijeron ‘ándate a acostar tú nomás, nosotros nos vamos a quedar aquí compartiendo con esta gente en el bar, una cosa poca’. Bueno, me voy a acostar.

“Me saco el maquillaje, me pongo pijama, me acuesto y empieza el terremoto, tres y tanto de la mañana. Yo lo primero que pensé fue ‘voy a quedar viuda, se va a caer el hotel arriba, ellos estaban en el primer piso, en el bar del primer piso, y van a morir aplastados’.

“¿Tú cree que ellos estaban un poco preocupados de morir aplastados? ¡No! Estaban ahí, ¡ti-ti-titií!. Felices. Y yo digo ‘¿Qué hago?’.

“Baja un guardia que me dice ‘tiene que bajar’, y le digo ‘estoy en pijama’, ‘Bueno, va a tener que bajar en pijama’. Bajo y estaban los dos perlas abajo haciendo salud. O sea, estaban un poco preocupados, un poco. Y no era la única en pijama. Estaba Vicentico en pijama, no es broma, Beto Cuevas”

Euge Lemos: “O sea, era o estas carreteando o durmiendo”

Bolocco: “Y ahí se nota la gente que trabaja y se va a acostar termprano, y la gente i-rres-pon-sable… (risas)”