*

Glamorama
Coté López y Gissella Gallardo anoche en la gala de Louis Vuitton en el Distrito del Lujo del Parque Arauco. FOTOS EXCLUSIVAS DE GLAMORAMA.CL

El comentado encuentro de Coté López y Gissella Gallardo anoche en evento y a 11 años del escándalo del “Rey León”

Autor: Cristián Farías Ravanal / 29 noviembre, 2018

Anoche se dio uno de esos encuentros que causan terremotos en la farándula: Coté López y Gissella Gallardo asistieron al mismo evento.

La esposa de Luis “Mago” Jiménez y la mujer de Mauricio Pinilla asistieron a la gala de fin de año de Louis Vuitton celebrada en la tienda de la marca de lujo francesa en el Parque Arauco. Y ni se miraron. Al menos de frente.

Ríos de tinta se han escrito desde que, durante el invierno de 2007, se hizo público que López había pasado la noche con Pinilla, provocando uno de los escándalos por infidelidad históricos de la farándula chilena.

Entonces Coté tenía 17 años y llevaba unos meses casada con Jiménez. Pinilla ya tenía una hija con Gissella, con quien después se casó y formó familia.

El fin de semana del bautizo de su guagua, Pinilla llegó tarde a la iglesia. La prensa del corazón descubrió que había estado con Coté López.

López pidió ayuda a su amiga Daniela Aránguiz, quien aseguró que ambas habían reunido para ver el Rey León. Pero pronto Coté y Mauricio reconocieron que sí pasaron la noche juntos.

Años más tarde, Primer Plano aseguró que Gissella supuestamente estaba obsesionada con Coté y le copiaba la ropa y las fotos en Instagram.

Hoy ambas viven en Chile, las dos están dedicadas a sus familias y son muy cotizadas por las marcas como influencers y en las crónicas rosa se sigue hablando bastante de su rivalidad.

Hace unos días en Intrusos afirmaron que Gissella supuestamente declinó la invitación al lanzamiento de la colección de H&M y Moschino, al enterarse que estaba invitada Coté, cuestión que Gallardo nergó tajantemente. Pero anoche el encuentro fue inevitable.

Otros invitados al festejo de Louis Vuitton cuentan que López apareció con una persona, mientras que Gallardo con tres. Dicen que la primera se mantuvo durante gran parte del evento en el interior de la tienda, mientras que la segunda estaba en la terraza.

Sin embargo, en un momento de la velada, Gissella decidió entrar y dar una vuelta por la tienda. En un minuto pasó por el lado donde estaba Coté, y volvió a la terraza donde se puso a reír con sus amigas.

Finalmente, la primera en retirarse fue la señora del “Mago” Jiménez. En tanto, la mujer de Pinilla esperó al futbolista para ir a cenar a un restaurante del sector, dando fin a un encuentro que fue comentado por gran parte de los convidados a la celebración y que terminó sin damnificados.