*

Glamorama
Luis Gnecco en una foto de archivo de Agencia Uno. Nano Calderón en una imagen de archivo tomada de la web.

La “choreá” tipo “ring ring raj…” del hijo de Raquel Argandoña que llegó hasta la casa de Luis Gnecco

Autor: Equipo Glamorama / 18 diciembre, 2018

“Esta es la casa del pobre, weón, cobarde. No salió a dar cara. Parece que es malo por las redes nomás. Ya lo vamos a pillar por ahí”.

Con estas palabras, Nano Calderón cumplió su amenaza y llegó hasta la casa de Luis Gnecco para encararlo. Así lo aclaró en el nuevo video que subió a stories de su Instagram, donde además publicó información sobre la dirección del actor.

Sin embargo, no fue el único que mostró imágenes de su amenaza. Intrusos estaba justo fuera de la casa de Gnecco cuando, de pronto, arribó Nano.

El programa grabó al hijo de Raquel Argandoña mientras caminaba ofuscado fuera del hogar del actor. Además, lo mostraron tocando el timbre del lugar y luego subiéndose a un auto para salir raudo.

Intentaron abordarlo, pero el joven se fue rápido e incluso casi chocando a otro vehículo.

“Encontramos un momento donde Nano Calderón no solo va a la casa de Luis Gnecco. También toca el timbre y luego se va de la casa”, explicó Ale Valle este martes en Intrusos.

En el programa criticaron el actuar de Nano fuera de la casa de Gnecco. Aseguraron que fue como un “ring, ring, raja”:

Cata Pulido: “Me llama la atención. Quizás él sabe que, si va a una propiedad privada, toca el timbre, sale la persona a la cual él está buscando y la agrede, quizás se está metiendo en un forro. Me parece insólito que él esté tan mal asesorado. Está estudiando leyes, su hermana es abogada. Entonces, yo sin ser abogado, me parece insólito que diga la calle, el número. No es si es un delito, pero una falta.

Michael Roldán: “Me parece que quiere llamar la atención de todos. Quiere ganar más visibilidad en sus cuentas de Instagram concretamente. Ahora, lo que me llama mucho la atención fue el ver cómo comentó este tema, porque la cara de orgullo que tenía Raquel Argandoña cuando le comentaban esto, porque publicó la stories y fue a la casa de Luis Gnecco, con las intersecciones y todo, y la cara de orgullo de Raquel Argandoña como diciendo ‘miren, tengo quien me defienda’. Es una cosa que me chocó mucho”

Roberto Van Cauvelaert: “Cuando uno, a través de las redes sociales, y tienes hartos seguidores, tú publicas un teléfono, una dirección, es igual de grave, porque estas invadiendo una privacidad. Claro, Nano fue a defender a su mamá, y todos lo haríamos, pero de otras maneras quizás.

“No entiendo acá lo que quiere Nano Calderón. Por ejemplo, ¿qué pasa si hubiese salido Luis Gnecco? ¿Qué hace Nano? ¿Le pega un combo? ¿Sale corriendo? ¿Habla con él? ¿Cuál es la intención?”

Michael Roldán: “Lo peligroso es saber qué significa encarar para Nano Calderón. Porque yo puedo decir que encarar significa para mí hablar cara a cara. Pero para el mundo de Nano, pareciera ser que un golpe es encarar. Ahora, ¿es la intención final cuando hace el famoso ring, ring, raja?”

Pulido: “Por eso es tan peligroso que Raquel sienta orgullo, porque él es una persona grande. Nosotros sabemos que Nano, en su mentalidad adolescente, porque lo encuentro bastante inmaduro, esto, para él, sea bastante choro, de ‘estoy cuidando a mi mamá’. Pero una, como mamá, tiene que cuidar a su cachorro. Me parece que esto es muy peligroso. Yo no me puedo poner orgullosa si mi hijo se puede estar exponiendo a golpe, un cuchillazo, un tunazo. No sabes cómo puede reaccionar… Es de orgullo me parece grave para una mujer como Raquel Argandoña”.