*

Glamorama
Raquel Argandoña y Paty Maldonado en una imagen de Instagram.

“Yo no sé qué haría si tú te vas”: El pacto de sangre de Paty Maldonado y Raquel Argandoña

Autor: C. Z. / 5 diciembre, 2018

La amistad entre Paty Maldonado y Raquel Argandoña es inmortal. A pesar de los problemas que han tenido, las panelistas de matinal están más unidas que nunca. Esto quedó ratificado anoche, en el cumpleaños de la “Quintrala”, realizado en el centro de eventos Vista Santiago, en el Cerro San Cristóbal, con la presencia de invitados vip.

Argandoña le hizo un homenaje ante los invitados. Maldonado se emocionó por la mención. Y este miércoles, en el Mucho Gusto, reveló el episodio y contó detalles de la celebración.

“Me sentí halagada, pero me merezco ser mencionada, porque nosotras hemos vivido momentos espectaculares, de grandes éxitos, triunfos, y momentos familiares”, comentó en el matinal de Mega.

Paty, además, confesó un pacto de sangre que tiene con su mejor amiga:

Paty Maldonado: “Nosotras hemos vivido tiempos heavy de peleas. Nunca nos hemos agredido en decirnos algo que nos pueda doler y que no podamos superar posteriormente. Pero sí nos hemos dicho cosas muy fuertes, sobre todo yo, que tengo una lengua de navaja. Lo tengo que reconocer. Lo sé perfectamente bien el aletazo donde te voy a pegar. Donde le duele. Y con eso te destruyo.

“Hemos pasado momentos súper heavy, alegres, de trabajar y que nos vaya muy, muy, muy bien. De pelearnos a muerte. Hemos tenido momentos de mucha pena en que las dos nos hemos apoyado. Ella se portó excelente cuando mi padre murió. Excelente. Yo no estaba en Chile y ella fue y me firmó todo. Me lo mandó a Estados Unidos todo firmado. ‘Vieja, estoy aquí, estoy acompañándote’, porque yo la acompañé a ella cuando su padre partió.

“Y cuando ella tuvo problemas con sus hijos, anteriormente cuando tuvo problemas con mi amigo Hernán (Calderón), que lo quiero mucho a él, que eso ya es pasado, la que estaba ahí era yo. Tenemos una relación de muchos años. No conocemos hace muchos años. Y, por lo tanto, yo merecía estar ahí como amiga. Lo tengo claro. Yo creo que, si no me hubiera nombrado, habría sido un dolor enorme para mí.

“Ella dice ‘con la Pata hemos pasado momentos heavy, y ella ha estado conmigo siempre’. Yo le dije, porque ha tenido problemas últimamente… Incluso nosotras hicimos un acuerdo una vez. Ella me decía ‘voy a estar sola más vieja, y no va a estar mi mamá, mi viejita, mi hermana tiene su vida, mis hijos también’. Y dije ‘ya, hagamos un compromiso. Como mi hija Marcela es grande, yo tengo hartas habitaciones, te llevo poh. Pero voh pagai la enfermera sí’.

“Te lo digo de corazón. No es postura televisiva. Si yo viera que la vieja tiene un problema que nadie la puede cuidar, te juro por mi madre, que está muerta, que yo me la llevo… Ella lo sabe. Un día lo conversamos. Hablamos de la muerte. Estábamos en la radio y me dice ‘vieja, yo no sé qué haría si tú te vas’. Y le digo ‘pero si tú tení…’, ‘no es lo mismo’. Estábamos en la radio. Y chorros de lágrimas.

“Existe esa relación, que la gente lo ve, y que es súper dura televisión. No ven como que no nos pasa nada. Pero tenemos nuestro corazoncito. Y esas cosas las hacemos en la intimidad”.