*

Glamorama
Iván Núñez en la gala del Festival de Viña 2018, en una foto de Agencia Uno. Martín Cárcamo en una imagen tomada de pantalla ayer, en Bienvenidos.

Martín Cárcamo desclasificó como Iván Núñez salvó su carrera televisiva cuando el animador había decidido abandonarlo todo

Autor: A. C. / 30 enero, 2019

“Gracias a él no me fui de Chilevisión. Yo hubiera cambiado mi futuro, mi carrera y mi vida completamente”, dijo ayer Martín Cárcamo sobre Iván Núñez.

El animador de Bienvenidos y del próximo Festival de Viña desclasificó cómo, hace más de una década, pasó por una seria crisis en su carrera televisiva. Tanto, que había decidido abandonar la pantalla chica para dedicarse a su carrera de Ingeniero.

Fue entonces que Núñez se lo topó en un pasillo televisivo, lo convenció de seguir frente a las cámaras y le dio trabajo.

De esta manera, Cárcamo habló muy bien del periodista de 48 años que fue sorpresivamente despedido de Chilevisión, donde era el rostro ancla de los noticieros.

Estas fueron las palabras de Martín en en el matinal:

“Yo tuve la oportunidad de trabajar con Iván. Iván fue mi jefe, cuando era editor de Primer Plano. Yo aprendí mucho con él. Mucho, mucho, mucho. Voy a contar esta historia porque es interesante y demuestra un poco quien es Iván Núñez, y después vamos a comentar las diferentes teorías.

“Yo me iba yendo de Chilevisión y no había aceptado la propuesta que me habían hecho. Me iba yendo del canal. Esto era un 27, 28 de diciembre, si no me equivoco. Se acababa el año y tenía un contrato que no era de plazo fijo. Estaba contratado como cualquier persona que puedes renunciar e irte en el minuto que tú quieras, o despedirte en el minuto que estime conveniente tu empleador.

“Entonces me dijeron ‘el próximo año vamos a hacer esto y esto’. Yo dije ‘no, no quiero hacer esto’. Eran las siete y media de la tarde, un día viernes, me voy yendo del canal y me voy con Iván Núñez. Y esto es casi providencial, como increíble, por eso estoy tan agradecido de Iván Núñez.

“Me voy yendo y me dice: ‘¿Y qué estás haciendo hasta esta hora en el canal? Son las siete y media de la tarde’. ‘Lo que pasa es que me estaban proponiendo unas cosas para el próximo año’. Yo en un minuto en que había acabado Extra Jóvenes no tenía mucho que hacer, ya se habían acabado los programas, era un animador que estaba partiendo.

“Entonces le dije: ‘Me voy a ir y no tengo propuestas de otros canales. Así es que me voy a dedicar a hacer lo que estudié. Me voy a dedicar a ser ingeniero comercial, y hasta aquí llegó mi carrera (en televisión). Porque además estaba casado, tenía hijos y había que seguir viviendo. No tenía ahorros. Entonces dije ‘bueno, a buscar pega, y no se dio no más’.

“Por eso yo le tengo un cariño muy especial y habla de la calidad, y también del ojo profesional de Iván Núñez,  que es un excelente periodista. Porque yo me voy yendo e Iván me dice ‘¿pero pá dónde vas?’. ‘Me voy para la casa, voy a avisar nomás que no voy a continuar. Nada. Me voy a buscar en pega en una empresa, en un banco, donde me reciban’. Porque también estaba fuera del sistema, porque estaban todos trabajando y yo estaba en la tele.

“Me dice ‘no. Espérate un poquito ahí’. ‘Pero Iván, ¿qué?’. ‘A mí me gustaría que hicieras un espacio en Primer Plano’. ‘Ya, ¿y qué espacio en Primer plano?’. Que hiciera una entrevista que se llamaba Desde el Espejo.

“Yo le digo ‘ya, pero yo no soy periodista, nunca he entrevistado profundamente a nadie’. Me dijo ‘no’. Patente, nunca se me va a olvidar: ‘Tú tienes algo que la gente se da para conversar contigo. Generas una cierta confianza y eres muy buen conversador. Espérame un minuto acá’.

“Entró a conversar con gerencia. Vuelve a los 20 minutos y me dice ‘estamos listos. Te propongo que te quedes acá y te vengas a trabajar conmigo a Primer Plano, y a un programa que hacía cosas paranormales, y además te vas a reportear también’.

“Yo le digo ‘¿Iván, estás seguro?’. ‘Seguro. Confío plenamente en ti’. Gracias a él yo me quedé en el canal. Gracias a él no me fui de Chilevisión. Yo hubiera cambiado mi futuro, mi carrera y mi vida completamente.

“Fue tanto así, que después Iván parte la primera entrevista, y yo muy cabro, le digo ‘ya Iván, voy a hacer mi primera entrevista, ¿puedes decirle al productor que me consiga a mi primer entrevistado?’. ‘No poh, usted tiene que producir la entrevista, tiene que hacer la entrevista’. Me dice ‘el primer entrevistado va a ser Antonio Vodanovic’. Yo le digo ‘Antonio Vodanovic acaba de dejar de animar el Festival’. ‘Sí poh, hay que conseguirlo’. ‘Pero no ha dado ninguna entrevista’.

“Empecé a producir, conseguí a Antonio en ese minuto. No me acuerdo si fue el primero o el segundo entrevistado, pero era muy importante. Entrevisto a Antonio y le digo ‘ya, Iván, aquí está el material, aquí está la entrevista, para que se la pasen al editor’. ‘No. A editar compadre’. Yo nunca había editado, me demoraba diez horas en editar la entrevista. Iván llegaba, se sentaba conmigo y me las corregía. Así estuve prácticamente un año. ¡Aprendí!

“Imagínate lo que no es estudiar Periodismo y aprender a editar, aprender a producir, aprender a buscar tu propio entrevistado, en un espacio que finalmente hacía yo con el respaldo y la visión de Iván.

“Al año me llaman de Televisión Nacional, la Jacquie (Cépeda), para irme a Pasiones. Le digo al propio Iván que me dan la oportunidad. ‘Iván, me están ofreciendo Televisión Nacional y la verdad voy a dar este paso. Pero me siento súper responsable, porque tú me diste una oportunidad’. ‘Martín, en la vida profesional uno tiene derecho al cambio, y tiene derecho a buscar nuevas oportunidades. Por supuesto que te apoyo si te quieres ir’. Así me fui a Televisión Nacional” –MIRE AQUI EL VIDEO-.