*

Glamorama
Sole Onetto en Mucho Gusto. IMAGEN TOMADA DE PANTALLA / MEGA

“Me violenta de sobremanera… Me tiene hasta acá y sobrepasada”: Soledad Onetto revela el grosero acoso que ha sufrido por años en sus redes sociales y que denunció a la PDI

Autor: C. Z. / 22 marzo, 2019

“Yo llegué hasta un punto final en el que me dijeron ‘¿qué puede hacer? Mire, lo que tiene que pasar, Soledad, es que, a usted, primero, para que nosotros podamos hacer algo con esto, es que la amenace de muerte’”.

Este fue parte del relato de Soledad Onetto en el matinal de Mega sobre un martirio que ha sufrido por años: el terrible, imparable y grosero acoso de una, o más personas -la periodista no especificó-, a través de sus redes sociales.

Onetto realizó denuncias -importantes fuentes de Mega confirman a Glamorama que denunció en la PDI- a las autoridades correspondientes hace mucho tiempo, pero, según contó hoy en Mucho Gusto, nunca nada llegó a buen puerto y el hostigamiento no se detuvo.

El ciberacoso que la periodista vive desde hace más de dos años, lo recibe en redes como Instagram y Twitter. Son comentarios a sus posteos, efectuados desde cuentas especialmente creadas para denostarla. Generalmente se trata de inventos y groserías sobre la vida personal sexual del rostro de Mega.

Onetto guardó silencio durante todo este largo tiempo con el fin de no entorpecer la investigación que realizaban las policías. Pero el problema no se solucionó y hoy se desahogó en Mucho Gusto:

Soledad Onetto: “Tenía una reunión reimportante, pero me quedé porque es un tema que me violenta de sobremanera, de verdad. Es un tema que me tiene hasta acá. Y escuchar esto, de que son personajes públicos y se tienen que bancar todo lo que la gente quiera decir, a mí me tiene hasta acá y sobrepasada.

“El acoso y el hostigamiento es físico, verbal, entre tú y yo, es un grado de violencia como el que conversábamos recién. Y otro es a través de las redes sociales. Y punto final, publique yo una foto en bikini, publique yo una foto en la piscina, o una foto en la playa, yo veo lo que hago con mis redes sociales.

“Y aquel que quiera hostigarme, que quiera agredirme a través de las redes sociales, exijo que tenga el mismo castigo que si viene dándome la cara, y tenga la decencia de decírmelo en la cara, hacerme una acusación en la cara de la misma forma. Porque de verdad el tema me tiene absolutamente sobrepasada.

“Es una cuestión no solamente de falta de cultura, no solo de falta de manejo de las redes sociales, sino que tiene que ver con la desprotección total de las autoridades.

“Recién, hace poco, estamos viendo visos de este proyecto de protección del ciberacoso que, digamosló, es una iniciativa que está liderada por el Ministerio de la Mujer, que va en este tema y dice ‘preocupémonos del tema’. Y todo esto surge a propósito de Nido.org, que es el caso más grave.

“Pero todos lo que denunciamos antes, respecto de acoso, violencia, mentiras a través de las redes sociales, ¿qué te decían que puedes hacer? Absolutamente nada.

“Yo llegué hasta un punto final en el que me dijeron ‘¿qué puede hacer? Mire, lo que tiene que pasar, Soledad, es que, a usted, primero, para que nosotros podamos hacer algo con esto, es que la amenace de muerte’. O sea, yo tengo que esperar, tal como conocieron un testimonios que trajeron para acá, de otra persona que era conocida, que le dijeron exactamente lo mismo. La hostigaron, la hostigaron, la hostigaron, y le dijeron ‘cuando la amenacen de muerte, ahí entramos nosotros’. ‘O sea, ¿con qué me quedó yo? Que me amenacen de muerte’.

“Me parece que no merecemos este nivel de legislación, ni este nivel de protección, si somos ciudadanos que respondemos a un país, pagamos los impuestos, participamos como todo el mundo en actividades ciudadanas. De verdad que yo lo encuentro absolutamente inaceptable desde todo punto de vista”

José Miguel Viñuela: “¿Te han pasado situaciones que te han sacado de quicio?”

Onetto: “Las mismas que le han pasado a todos los que comentan en el panel. Imagínense. Cuando yo les hacía la diferencia entre los hombres y las mujeres, dicen ‘a nosotros no nos llega tanto, porque nos sentimos más protegidos’. La gente me pregunta ‘¿y no te da miedo en tu vida?’. ‘No’, le respondo, ‘pero no quiero cosas así en mis redes sociales’. Mis redes sociales las administro yo y yo veré qué foto publico en mis redes sociales. El que está disponible para atacarme, agredirme, ofenderme, injuriarme, debe ser el sistema que lo castigue. No debo ser yo la responsable de perseguir a esa persona.

“Finalmente, llegamos a que había que hacer una investigación privada, financiada por mí, para saber quién es. ¡¿Pero de qué me están hablando?!

“A Facebook no le importa nada. A Instagram no le importa nada, absolutamente nada. Seas un personaje público, tú puedes estar denunciando todo el día, lo que haces todos los días: eliminar, bloquear, denunciar; eliminar, bloquear, denunciar, y da lo mismo. Se va a seguir reproduciendo y el contenido va a seguir apareciendo. Y circula, circula y circula. Y la que termina agotada, no quiero ponerlo en ningún caso en el mismo nivel, pero la que tiene que hacer la acción es uno. ¡¿Pero qué significa eso?! ¿Cómo yo voy a hacer una investigación privada, financiada por mí, para demostrar algo que está en las redes a la vista de todos?

“Hemos llegado a un punto tan bajo, de tan poca cultura en nuestro país respecto a algunos temas, y tanta desprotección, que la única forma de hacer entender que esto no se debe hacer es castigando con penas de cárcel a las personas que ejercen este tipo de delitos. Fin del comunicado. Se acabó. Porque eso va a demostrar que el día de mañana vas a pensar dos veces si le mandas una foto a la Coté (Quintanilla). (Lo hacen) Porque no tienen ningún tipo de sanción”.

“Yo no tengo por qué permitir eso, este nivel de desprotección, y lo digo de verdad. A lo mejor nunca me habían escuchado, porque me molesta de sobremanera que haya temas sobre los cuales nadie se haga cargo. Que tenga que salir Nido.org para que alguien le ponga el cascabel al gato. ‘Ah, sí, mira, vivimos en un mundo de redes sociales’, ‘ah, parece que las redes sociales son importantes y vamos a tener que tipificar o castigar lo que está pasando en las redes sociales’. ¿Por qué lo están haciendo ahora? Porque lo de Nido.org sí que es un problema mayúsculo”.