*

Glamorama
Kel Calderón y "mamá Raquel" en imágenes tomadas de pantalla de su exitoso video en YouTube.

“Te estás juntando con puros flaites, hija… ¡Qué atroh!”: el hilarante docu-video del viaje de Kel Calderón con “mamá Raquel” a Miami

Autor: Cristián Farías R. / 23 marzo, 2019

Es el contenido más divertido de famosos chilenos en la web. Kel Calderón viajó a Miami con su mamá, Raquel Argandoña, y un amigo.

La joven influencer realizó grabaciones con su celular y ahora editó un video de 22 minutos con partes seleccionadas del periplo. Y es un éxito –VEALO AQUI-. En tres días el video lleva más de 210 mil visitas en el canal YouTube de Kel.

Es un docu-reality muy diferente a Las Agandoñas, que la familia grabó para TVN en 2012. Porque ahora lo que domina es el humor y la simpatía.

Argandoña se muestra como una madre preocupada, chistosa y bien “catete”, pero que no se da ínfulas y por eso Kel lo pasa tan bien con ella.

La joven ha crecido, madurado, y exhibe una personalidad llena de carisma y calidez que se ríe muchísimo, pero con amor y ternura, de “mamá Raquel” y sus comentarios y anécdotas.

Estos son algunos momentos de la grabación:

CERVEZAS EN LA MALETA

En el aeropuerto, al embarcarse hacia Miami, Kel le cuenta a Raquel que lleva tres cervezas en la maleta de mano:

Raquel Argandoña: “Por favor, ¡por Dios! ¡Como si no hubieras bajando nunca! Obvio que te las van a quitar”

Kel Calderón: “¡¿Y si no me las pillan?!”

Raquel: “¡Ay, no! ¡Te las van a quitar! Déjalas acá”

Kel: “¡Pero mamá, son cervezas cerradas!”

Raquel: “¡Deja esas cervezas, que me haces pasar vergüenza, por la mierda! ¡Deja esas cervezas!”

Argandoña va y “acusa” a su hija en el mesón de atención de la aerolínea.

Raquel: “Chica, las tienes que dejar acá”

Kel: “¡¿Pero por qué me acusaste?! ¡Maldita! ¡¿Cómo me acusas?!” (riéndose)

Raquel: “Déjalas acá, chica… ¡No voy a pasar vergüenza contigo! ¡Así es que ya, córtala! Yo no sé qué juntas estás teniendo hija, porque esto no lo habías hecho nunca. ¡Qué vergüenza! ¡Déjate de webeo! ¡¿Cuántas tenías?!”.

CON LOS “TITINES” PUESTOS

Ya en sus asientos en el avión, Argandoña se saca los zapatos y queda descalza con unos abrigadores calcetines largos y blancos.

Kel: “Mamá, ¿qué haces sin calcetines?”

Raquel: “Me gusta sacarme los zapatos y ponerme mis titines (con voz de guagua)”

Kel: “¿Por qué?”

Raquel: “Porque así descanso, ¿viste? (De nuevo con voz de guagua) Mira mis titines”

Kel:“Pero mamá, hay olor a pata”

Raquel: “Nooo… Esos serán tus amigos, gordita, yo ná que ver”

Kel (riendo): “¿Tú nunca has tenido olor a pata?”

Raquel: “¡Ay! ¡¿Pero por qué dices eso?! Te estás juntando con puros falites, hija. Desde que saliste de mi casa, tu ambiente cambió. ¡Qué atroh!”

Kel: “¡Pero mamá! Solo estoy preguntando si tienes olor a pata”

Raquel: “¡Pero cómo puede una persona decente tener olor a pata! ¡¿Con qué gente te estás juntando?!”

Kel: “Yo siento igual olor a pata”

Raquel: “¡No seas ordinaria! ¡Imposible! ¡Serán tus amigos!”

Kel: “A queso”

Raquel: “Nooo. Estás curada, hija…”

LOS “OUTFIT” DE MAMA

Un de las escenas en Miami se ambienta en el departamento donde se alojan la madre, hija y amigo. La abogada de 28 años graba a su madre sentada en el living, rodeada de bolsas y compras y alistando una maleta:

Kel: “Mamá, cuéntame, ¿por qué estás haciendo tu maleta tan anticipado?”

Raquel: “Porque quiero saber cuánto espacio me queda, para ver si sigo comprando. Estoy eligiendo los ‘outfit’, como la Kel Calderón (risas)”

Kel: “¡Yo no digo ‘outfit’!”

Raquel: “Yo siempre escucho ‘ay, los outfit…'”

Kel: “¿Y cuál es tu ‘outfit’? ¿Lo que andas trayendo ahora es nuevo?”

Raquel: “¡Ah, sí! Esto es nuevo, me lo compré en una liquidación. Claro que yo me compré las (zapatillas) baratas, que la Kel me dijo que en este ‘outfit’ eran buenas. Pero ella…”

Kel: “Se dice look, no se dice ‘outfit’ ¡¿Y por qué estás abriendo mi bolsa?!”

Raquel: “Porque quiero que vean lo injusta que es la vida. Yo me compré estas (zapatillas) que son baratas. Porque la jubilación es poca…”

Kel, riendo: “¡¿Tu jubilación qué?!”

Raquel: “Con mi jubilación que es poco. Y ella se compró las Prada. Con estas yo compro diez de estas, ¿pero no cierto que se ven iguales? Es para mi… ¡outfit!”

Kel: “Es que esa es la diferencia de la gente con canal de YouTube y la gente sin canal de YouTube”

Raquel: “Bueno, no importa, es para que la gente me siga en mi canal de YouTube, que me lo voy a comprar mañana…”

Kel: “Amo que tus compras hayan sido útiles y fructíferas”

Raquel: “Me gusta esto (muestra ropa que se compró), para un look mañana, así como la Kel, en la playa me lo voy a poner. No sé si para Shangai, para Kenia, no sé. Compré todo esto por si me lleva a Kenia”

Kel: “Yo no te puedo llevar a Kenia”

Raquel: “¿Cómo que no? No sé… Me pongo en la buena con el Urrutia (se refiere a Claudio Iturra, quien maneja una agencia de viajes y ha invitado a Kel a diversos tours)  y capaz que me suba a Kenia… (se mata de risa)”

Kel: “No, si al Claudio ya lo pelaste”

Raquel: “¿Esto cómo me queda? (muestra un polerón)”

Kel: “Sí, es igual al que me compré yo”

Raquel: “Sí poh, igual. Por eso, porque voy a ir contigo”

Kel: “¿A Kenia?”

Raquel: “Sí, a Kenia”

Kel: “¡Pero es que no puedes estar pelando a Iturra si querí ir a Kenia! (risas)”

Raquel: “No. Si él se quiere poner en la buena conmigo que me invite. O si no lo sigo pelando…”

YOUTUBE

Argandoña quiere “comprar” un canal de YouTube:

“Pero cómo se hace un canal de YouTube. Yo no sé si se compra, dónde se compra. No sé…”