*

Glamorama
Javiera Suárez junto a su hijo Pedrito Milagros en una imagen tomada de pantalla de la entrevista que dio a José Miguel Viñuela para el matinal de Mega.

Así de grande y lindo está Pedrito Milagros, el hijo de Javiera Suárez

Autor: Equipo Glamorama / 21 abril, 2019

Esta semana el matinal de Mega mostró la primera entrevista que Javiera Suárez ha dado en varios meses.

José Miguel Viñuela llegó hasta el departamento de la periodista de 36 años, de quien es muy amigo. Allí Javiera lo recibió con su hijo, Pedrito Milagros, de dos años y medio.

El niño fue bautizado así en honor a la Virgen de los Milagros, ya que su mamá es católica, muy devota. Además, a las seis semanas de gestación, a Suárez le diagnosticaron el complicado cáncer con el que lucha hasta hoy.

En medio de la difícil situación en la que se encontraba, la ex figura de programas como Así Somos o No Eres Tú, Soy Yo le dio prioridad al embarazo y comenzó el tratamiento menos invasivo posible.

El niño nació prematuro, a las 30 semanas de gestación. Pesó un kilo y 640 gramos y midió 40 centímetros. “Pensé que era muy difícil”, dijo Suárez en la entrevista que le hizo Viñuela y que mostró Mucho Gusto –MIRE AQUI EL VIDEO-, recordando las serias dificultades que enfrentó durante la espera de su hijo.

Hoy Pedrito Milagros es un niño sano y feliz. En las imágenes del canal de Vicuña Mackenna se le vio junto a su madre. El pequeño es una ternura.

En la conversación, Javiera relató la última crisis que vivió debido al cáncer, en febrero pasado, cuando fue sometida a radioterapia a la zona del pecho, tuvo molestias y dolencias muy fuertes y llegó a pasar 45 kilos.

Ahora está en una buena etapa. Contó que sueña con ver a su hijo en el colegio y que sigue con tanta fe como siempre en su recuperación.

En tanto, Viñuela transparentó que fue una entrevista muy especial:

“La Javiera Suárez para mí es la persona que me abrió la primera puerta para levantarme de mi tema (se refiere a la millonaria estafa que sufrió en 2016).

“No quiero entrar mucho en detalles, pero yo cuando me enteré de lo que le pasaba, fue cuando realmente me levanté de la cama y dije ‘no voy a seguir llorando ni por las estafas, ni por las estupideces, ni por las cosas que puedan pasar materialmente. Tengo una amiga mía al lado que se puede morir ahora’.

“Ese fue el día en que yo decidí cambiar mi vida. Entonces, para mí ella tiene una significación muy especial y creo que lo tiene para muchas personas. Siento que es un ejemplo para muchas personas jóvenes que están viviendo el cáncer, abuelas, mamás”.