*

Glamorama
Felipe Armas en una imagen del programa Me Late.

“Han hablado de mí como si fuera un monstruo”: Los descargos de Felipe Armas ante denuncia por abandonar a su hijo con autismo

Autor: C. Z. / 18 abril, 2019

Felipe Armas rompió el silencio ante las acusaciones de abandono a su hijo con autismo. Y no solo eso. También le respondió a Cata Pulido y Cristián Sánchez, quienes barrieron con él en pantalla.

Todo comenzó con la denuncia de Paula Casigner, madre del joven. La mujer contó en el Muy Buenos Días que Armas nunca ha visto a su hijo, no se ha preocupado jamás de nada, no lo llama y ni siquiera le escribe para fechas importantes.

Además, agregó que el actor llegó a un acuerdo hace años para pasarle una pensión de poco más de $ 40 mil pesos mensuales. Sin embargo, Casigner afirmó que hay lagunas de hasta seis meses en los que no ha cumplido con su compromiso, entre otros problemas en este aspecto. Y esto fue lo que hizo que Paula finalmente decidiera hacer público su caso.

Esto quedó reflejado en una denuncia que la Corporación Deportes Down interpuso contra el actor en tribunales por el abandono.

Después, Claudia Fiedler, su esposa, salió a defenderlo con polémicas declaraciones. “Felipe tuvo una calentura con esta mujer y esta mujer no se cuidó”, “nunca ha tenido el instinto de ser padre, jamás. Tiene un hijo normal, sin ningún problema, y tampoco lo ve”, comentó, entre otras cosas.

El caso fue materia de análisis en paneles televisivos. En el matinal de TVN, Cristián Sánchez fue el más duro y barrió con Armas. “Si eres un verdadero hombre, te haces responsable, te haces cargo. O si no eres un poco hombre, un cagón”, lanzó.

Cata Pulido también repasó a Armas.  La actriz reveló en Intrusos una cita que tuvo con él cuando trabajaron en la teleserie Playa Salvaje (Canal 13, 1997). Allí aseguró que el encuentro fue un completo “fracaso”.

“No aguanté ni cinco minutos… Autorreferente, egocéntrico, ‘yo, yo, cuando yo hice…’. Dije ‘es broma’. Más encima era un viernes. Le dije ‘sabí qué tengo un carrete con mis amigos, mucho más entretenido y tú eres una lata’. Se lo dije en la cara”, confesó Pulido.

Y Armas sacó la voz para defenderse de todo en entrevista con Intrusos:

Periodista de Intrusos: “¿Qué te parece esta repercusión que ha causado esta demanda en contra de ti y la defensa que hizo tu esposa?”

Felipe Armas: “Siento que es un ataque personal. Siento que ustedes no deberían estar aquí hoy día persiguiendo”

Periodista de Intrusos: “¿Esto es ataque personal? ¿O crees que es por la situación que has estado protagonizando con tu hijo?”
Armas: “Lo de la señora (Catalina) Pulido es totalmente personal. No sé qué tiene que ver que yo haya… Es que parece que lo pasó muy mal conmigo y se fue a los cinco minutos, cosa que es mentira. Me dijo algo personal, se la pasó conmigo y se lateó. A mí me pasó exactamente lo mismo con ella. Entonces, uno no puede estar ventilando eso.

“Ahora, con respecto a la defensa que hizo mi señora, yo no la escuché porque estaba grabando, pero sé que la han atacado un montón. Ella defiende a su marido”

Periodista de Intrusos: “Pero, ¿supiste más o menos lo que dijo ella?”

Armas: “Sí, más o menos”

Periodista de Intrusos: “Dijo que había sido como una ‘calentura’ la que habías tenido tú, palabras textuales de ella. Que tú tenías un hijo normal. Que tu hijo Matías no es normal, que es anormal. Eso causó indignación en redes sociales”

Armas: “Eso no me interesa. A mí no me interesa lo que piense la gente de mi señora o de mí. Yo tengo claro que aquí hay una muy mala intención. Han hablado de mi como si fuera un monstruo”

Periodista de Intrusos: “Hay otra demanda para que aumentes la pensión”

Armas: “No hay ninguna demanda. Mi abogado dice que no hay ninguna demanda presentada. Se planteó, pero no hay ninguna demanda”

Periodista de Intrusos: “¿Estarías dispuesto a pagar más?”

Armas: “Yo pagaría un millón de dólares por mi hijo, pero no los tengo. Hasta luego. Gracias a ambos. Sé que estás cumpliendo con tu trabajo y el camarógrafo también…”

Periodista de Intrusos: “Necesitamos tu versión también”

Armas: “Obvio. Y mi versión es que esto fue una celada. De verdad me sorprende el odio de la señora Pulido. No sé no sé porque está así conmigo”

Periodista de Intrusos: “¿Crees que es algo personal?”

Armas: “Bueno, el ataque que ella hizo no es que yo era malo, sino es que era algo personal”

Periodista de Intrusos: “En otros programa,s Cristián Sánchez dijo que eras un poco hombre”

Armas: “Dijo que era un poco hombre y todo. Y yo, ¿qué voy a hacer? ¿Le voy a pegar en la cara y le voy a partir la cara? No poh. ¿Pah qué?, Cristián pensará que yo soy un poco hombre, pero a mí me da exactamente lo mismo lo que piense Cristián Sánchez. Créeme que no es importante para mí.

“Lo que es importante para mí es que yo pagué mi deuda. Yo conseguí plata para pagar mi deuda y le voy a seguir pagando y solamente es eso. Fíjate como si yo hubiera matado a alguien. No he matado a nadie. Pero no tengo mucho más que decir tampoco. Te agradezco tu presencia acá, pero mi abogado me dijo ‘Felipe, no hables’”

Periodista de Intrusos: “¿Era necesario que este se hiciera mediático para que pudieras por fin pagar tu deuda?”.

Armas: “César, me extraña, ¿tú dónde estudiaste?”

Periodista de Intrusos: “Estudié en la Universidad Santo Tomás… Lo último que te quería preguntar”

Armas: “Te estoy diciendo que se me incendió la casa, te estoy diciendo que el auto no encendía, te estoy diciendo que tengo un problema…”

Periodista de Intrusos: “Paula también ha tenido muchos gastos”

Armas: “Paula y yo salimos dos veces en la vida. No tenía una relación con ella tampoco. No estoy justificando. Lo que quiero decir es que, si yo no fuera una persona conocida, esto no hubiera tenido ninguna importancia. Pero ustedes han hecho charqui conmigo.

“Todos ustedes en el programa, yo les digo, córtenla, basta, hasta aquí llegan. Ahora van a decir que estoy amenazando. No estoy amenazando, pero no estoy solo tampoco. Tengo abogado y ya me están molestando demasiado.

“Te contesté porque estás aquí trabajando y porque están ganando un dinero y es parte de tu trabajo. Yo sé que se acercaron a mí y no sabían cómo iba a reaccionar. No voy a reaccionar mal. La verdad es lo que me extraña es el profundo odio hacía mí, el odio.

“¿Les cuento algo? A mí me interesa la gente que me quiere. No me importa la gente que me odia. Si hay gente que me odia, para mí ellos significan nada. Tampoco he abandonado a Matías. Yo siempre he estado preocupado de que reciba su pensión.

“Los sentimientos no se manejan. Yo, para estar con Matías, me tengo que acercar a la Paula, y la Paula es tal como tú la ves. No es agradable acercarse a la Paula y no lo voy a hacer. Es una persona que está totalmente llena de odio. Pero bueno, todo ha sido mala intención. Te estoy contestando acá. No tengo muchas ganas de hablar de este tema.

“Me alegro, César, que hayas venido, porque me da la oportunidad de hablar. Han hablado de mí como si fuera un monstruo. Mira, pueden hablar lo que quieran de mí, pero a mi mujer no me la toquen. No la vuelvan a nombrar, sino, nos veremos en tribunales”.