*

Glamorama
Martín Cárcamo enfrentó la postura de Eduardo Artés en Bienvenidos. IMAGEN TOMADA DE PANTALLA

“Las imágenes son evidentes”: el tenso debate entre Eduardo Artés, Martín Cárcamo y ex preso político por la crisis en Venezuela

Autor: C. Z. / 4 abril, 2019

“No es una dictadura, es un régimen legal”, declaró Eduardo Artés, ex candidato presidencial por el Partido Unión Patriótica, en una tensa discusión que se dio en Bienvenidos por la crisis en Venezuela.

Artés llegó al panel para dar su punto de vista frente al régimen de Nicolás Maduro. Por otro lado estaba Danny Ramírez, ex diputado y ex preso político venezolano, con un pensamiento diametralmente opuesto al del profesor de educación básica y ex miembro del Partido Comunista.

El debate fue intenso. Artés enfrentó la opinión de gran parte del panel -con excepción de Raquel Argandoña, quien no estaba presente en ese momento-  y tuvo un tenso cruce de palabras con el ex preso político venezolano.

Martín Cárcamo también compartió su postura. El conductor se manifestó en desacuerdo con Artés, generando un fuerte debate que tuvo un punto más álgido cuando se abordaron temas como el narcotráfico y la violación a los derechos humanos en el gobierno de Maduro.

Esta fue parte de esa conversación:

Danny Ramírez: “El pueblo venezolano, evidentemente, está dando una batalla contra una banda criminal internacional, estructurada. Acaba de declarar el Chapo Guzmán en el juicio que le llevan en Estados Unidos, el jefe del Cartel de Sinaloa de narcotráfico, uno de los narcotraficantes más grandes del mundo, que era socio de (Hugo) Chávez, que Chávez fue el que le abrió la ruta Venezuela-República Dominicana-México-Estados Unidos para llevar la droga.

“El tema es que aquí hay unos narcotraficantes, unos criminales, los dos sobrinos de Maduro, criados por ellos, de la familia de Maduro. Están presos sentenciados en Estados Unidos por querer meter 800 kilos de cocaína a los Estados Unidos. La sacaban por la rampla presidencial, donde transita el Presidente de la república, sacaban la droga por esa rampla protegidos a costas de Maduro y con toda la fuerza militar de Casa Militar.

“Son unos criminales. Por eso que no quieren entregar el poder. ¡Son narcotraficantes!”

Eduardo Artés: “¿Te das cuenta la noticia que estás dando, viejo?”

Ramírez: “Está Hezbolá, estos extremistas. Está Hamas, que son unos asesinos terroristas mundiales que matan gente a sangre fría, que les cortan la cabeza a los que piensan diferente a ellos, están en Venezuela entrenando a estos colectivos armados. Son muchos los intereses de estas bandas criminales que utilizan al país, utilizan pasaportes diplomáticos para desplazarse por todo el continente y el mundo. Pasaportes de Venezuela, como han sido capturados algunos de estos criminales terroristas.

“Es una banda criminal. Lo han dicho hasta la saciedad. Lo ha dicho Diosdado Cabello, Nicolás Maduro, que ellos van a entregar el poder muertos, que ellos salen muertos del poder, que ellos nunca van a entregar el poder, que la revolución, como ellos la llaman, llegó para quedarse. Cómo van a entregar el poder si saben que no aguantan un juicio en cualquier tribunal de pueblo en cualquier parte del mundo, porque una vez que se presenten todas las pruebas sobre los crímenes que han cometido, no solamente de narcotráfico, sino los crímenes de lesa humanidad, saben que se van a podrir en una cárcel.

“Entonces usted, señor, que vive aquí tranquilo en Chile, que vive cómodamente en Chile, que come todos los días, que se baña todos los días, viene a defender a unos narcotraficantes, unos criminales, con una putrefacta ideología de los años ’70”

Artés: “A ver, a ver, a ver…”

Ramírez: “¡Un país que está sufriendo hambre y adversidad!”

Tonka Tomicic: “Danny, por favor, tranquilidad. Vamos a poder conversar todos con calma. Danny ya expuso su punto. Ahora Eduardo, por favor…”

Artés: “No podemos contar una película de vampiros acá, dar una cantidad de epítetos y no hacerse cargo de lo que realmente está sucediendo. Lo que está sucediendo en el fondo es que se está tratando de ahogar un proceso soberano y de independencia nacional, como el que se lleva adelante en Venezuela. Proceso que aspiramos todos los pueblos de América Latina, porque los pueblos de América Latina, en algún momento, debemos ser países independientes, que gobernemos y tengamos nuestro estilo.

“Ahora, todas esas noticias que tú planteas, qué se yo, imagínate cómo estarían lo titulares si fueran verdad. Pero yo no los he visto, fíjate, por lo menos las que dio recién”

Martín Cárcamo: “Hay tres millones de venezolanos fuera del país…”

Artés: “Hay tres millones. Pero hay seis millones de colombianos en Venezuela”

Ramírez: “Es una noticia mundial”

Artés: “Lo que sí te puedo plantear es lo siguiente. Hoy día más se fortalece el gobierno de Maduro. Guaidó ya es pasado. Guaidó hoy día solamente está buscando donde lo pueden recibir y la UDI en Chile le ha planteado al señor Piñera, por favor, recíbalo, porque no tiene dónde estar”

Cárcamo: “Eduardo, es muy importante, para dejar la conversación acá, que yo quiero decirle algo, y esto a título personal. Yo creo que todos los que estamos acá queremos que las nuevas generaciones puedan decidir por sí mismas. Para usted, lo de Venezuela no es una dictadura. Para otros, me incluyo, absolutamente una dictadura. Pero no quiero que gente decida por mí. A mí me gustaría decidir”

Artés: “Pero, ¿qué te dice que Maduro decide por los demás?”

Cárcamo: “Tengo una opinión, así como respeto la suya. Yo respeto la suya”

Polo Ramírez: “Perdió una elección de la Asamblea Nacional…”

Artés: “Acá hay una organización popular, los barrios, los sindicatos…”

Ramírez: “La dictadura que es…”

Cárcamo: “La gente se organiza…”

Artés: “Para defender un proceso que les gusta, que fue parte de ellos…”

Cárcamo: “Está bien. Se pueden llegar noticias cruzadas y no cruzadas, pero las imágenes son evidentes. Lo que le quiero decir…”

Artés: “Las imágenes no son tan evidentes. Todas las imágenes, no solo algunas…”

Cárcamo: “Está bien… Solo una cosa. Para mí, por lo menos, un partido… Por eso que a veces las conversaciones se vuelven obtusas, porque un partido no puede estar por sobre los matices o la creencia de las personas. Aquí, o sea, por lo menos, yo le quiero conceder a un ciudadano venezolano, que tiene a su familia allá, que su testimonio debe tener una validez mucho más importante de la que nosotros podemos tener acá, que ni siquiera estamos allá.

“Entonces, lo que quiero decir es que, independiente…”

Artés: “Entonces, no podría estar hablando. Tendría que estar o tenemos que haber traído, y te podría traer yo venezolanos, que viven en Chile, que están con Maduro…”

Ramírez: “Pero es una reflexión…”

Artés: “Como argumento, ese no es el mejor”

Tonka: “Les propongo algo. Espérenme. Les propongo algo. Tenemos que ir a una pausa comercial. Para cerrar el tema. Ustedes, en los últimos segundos, 10 segundos lo más equilibrado posible, por favor…”

Ramírez: “Los derechos humanos no tienen ideología. Las vidas de las personas valen por encima de las ideologías, del partido en que esté. Lamentablemente, el Partido Comunista de Chile, los comunistas de Chile no entienden que la ideología está por debajo de la vida y los seres humanos. No defienda solamente a los suyos. No entienden que en Venezuela hay millones de seres humanos que están perdiendo la vida, todos los días, por causa de un régimen criminal que los asesina o los mata de hambre”

Tonka: “Eduardo…”

Artés: “Y una cosa más. La izquierda, los trabajadores, hemos sido los que más hemos levantado los derechos humanos, y no los derechos de algunos poquitos que quieren gobernar por los demás”.