*

Glamorama

Alejandro Guillier se refiere a la dura enfermedad que sufre su esposa

Autor: Equipo Glamorama / 11 mayo, 2019

Fue una noche de revelaciones personales. Esta semana Podemos Hablar siguió con la tónica confesiones de sus invitados. En el estelar de conversación animado por Julián Elfenbein en Chilevisión estuvieron Camila Racabarren, Loreto Valenzuela, Daniela Aránguiz, Carlos Caszely, Rafa Araneda y Alejandro Guillier.

Camila contó que se puso un pelet para dejar de beber, Daniela desclasificó una extorsión que sufrió su marido Jorge “Mago” Valdivia por una fotos de una infidelidad, y el senador Guillier se refirió al mal sufre su esposa, María Cristina Farga, un tema del cual ella habló en 2017, durante la campaña presidencial del periodista.

Estas fueron las palabras de Guillier en Podemos Hablar:

Alejandro Guillier: “A mi señora no le gusta que yo cuente las cosas íntimas de la familia. A ella no le gusta la exposición, no le gusta que llegue la prensa a la casa, es muy introvertida en eso. Pero mi señora sufre un problema que se llama fatiga crónica, que es una enfermedad media invisible, tiene poca claridad en los pronósticos. Simplemente es una persona que se empieza a cansar muy rápido.

“Se cansaba. Yo recuerdo que hicimos un viaje toda la familia, los hermanos, los primos, todos, porque a mis suegros se les ocurrió que fuéramos a DisneyWorld, que era su sueño. Allá partimos y allí ella se empezó a sentir mal. Se empezó a cansar, cansar”

Julián Elfenbein: “¿Comenzó a aumentar ese cansancio?”

Guillier: “Exacto. Llegó un momento en que ella pasó un par de años en que dormía todo el día. Había que bañarla, darle de comer, hacerle el aseo, todo. Mis hijos reconocen, me lo dicen después, no en esa época, que creían que la mamá se moría. Yo no sé si llegó a tal extremo, porque yo nunca pensé, ni siquiera se me ocurrió la idea de que eso pudiera ocurrir.

“Mi suegro, médico que sabe mucho, fue a Estados Unidos a conocer de investigaciones. Nada funcionaba. Hasta que apareció un médico maravilloso, que fue hace muchos años, no sé si ya no ejerce, que le encontró la fórmula, casi experimentando, para poder estabilizar y ahí comenzó una lenta recuperación.

“Pero ella nunca dejó de soñar que iba a poder volver la universidad, porque era investigadora y profesora de la Universidad de Chile. Porque ella siempre tuvo una enorme vocación intelectual. Bueno, eso ya no va a ser. Ella ya lo asumió hace mucho tiempo y se ha volcado a la familia. Pero hasta el día de hoy si mi señora tiene un día de mucha tensión, estrés, hay dos o tres días que tiene que dormir.

“Y la flaca estuvo (en la campaña presidencial del periodista en 2017). Yo le digo como no me voy a admirar de ella. Estuvo y con una lucidez que yo no tenía por la presión, que llega un rato en que te bombardean de todos lados y pierdes un poco tu eje. La flaca nunca. Ahora, tiene un costo, después llegas a la casa y el estrés y ver como te tratan. Sin embargo, la flaca no se derrumbó. Pero terminó la campaña y dijo ‘a mi casa no entra ningún periodista más’” –MIRE EL VIDEO-.