*

Glamorama
Kenita lloró al contar la muerte de su gatito, en Intrusos, en La Red. IMAGEN TOMADA DE PANTALLA

“A mi gato le dispararon…”: Kenita devastada, acusa a peligroso vecino de matar a “Simba”

Autor: F. V. / 10 junio, 2019

Kenita Larraín ha vivido un momento doloroso en su casa. Su gatito Simba, la mascota regalona de su hija, apareció muerto hace unos días. La ex modelo acusó a un vecino de asesinar a Simba con un arma.

Este lunes, en Intrusos, Kenita comentó entre lágrimas el drama que le ha tocado sufrir:

Kenita Larraín: “Nosotros vivimos en un condominio y esta es una persona que maneja armas. Maneja armas con aire comprimido y es del condominio de al lado. Lo que pasa es que a nosotros nos une una muralla. Entonces, claro, dispara el hijo, que en este momento ya tiene 18 años. Esto lo venimos escuchando hace rato y nadie hace nada, por lo que yo grabé. A mi gato le dispararon cuando estaba en la cocina.

“Cuando lo operaron la primera vez (al gato), estuvo como dos días agonizando… Más de seis operaciones. Fue terrible. Y este niño le dispara. Tienen blancos también en su casa, pero dispara al aire, a los pajaritos. Entonces, esas balas llegan a mi jardín. De hecho, sale arriba de una silla hacia mi jardín disparando. A la vecina de la casa de al lado le han roto vidrios con balazos.

“De repente, estábamos haciendo una asado y mi marido y mi hermano escuchan ‘¡pah, pah, pah!’. Sintieron los balazos y nadie hace nada.

“¿Con qué seguridad yo salgo a jugar con mi perrita, que sale a hacer sus necesidades? La tengo que sacar al ante jardín. Mi hija por ningún motivo sale, porque está su casa de muñecas, su resbalín. Entonces, ¿qué seguridad tú tienes? Porque además disparan al aire.

“Nosotros, a nivel familiar, lo que pedimos al fiscal Francisco Olana, con el cual nos reunimos, por favor, incautar esa arma. Pero él la pidió voluntariamente. El señor dijo que no y todavía la tiene. Entonces, la única forma de ganar una querella es tú tener el proyectil, la bala que mató a mi gatito, y el arma asesina en este caso, aunque suene de película, para mandarla a laboratorio. Pero, hasta el día de hoy, han pasado dos meses y todavía no se retira esa arma.

“De verdad que es sufrimiento. Nuestro Simba estuvo luchando 10 días, tuvo más de 6 operaciones… Ya, me voy, porque me da mucha pena (empieza a caminar limpiándose las lágrimas). Me da mucha pena, porque mi gatito dormía con nosotros, son nuestra familia. Me da mucha pena también por mi hija que me sigue preguntando por él. Terrible” –MIRE AQUI EL VIDEO-.