*

Glamorama
Pancha Merino en Podemos Hablar, en una imagen tomada de la pantalla de Chilevisión.

El triste lamento de Pancha Merino

Autor: Equipo Glamorama / 1 junio, 2019

Hace tres años Pancha Merino vivió el momento más difícil de su vida, la separación del ingeniero Claudio Labbé, su esposo y padre de sus tres hijos, en medio de una supuesta estafa por parte de los socios de Labbé.

La actriz perdió no solo un hogar, sino que también estaba en un serio problema con temas de dinero.

Recién ahora Francisca encontró encontró pareja. Desde febrero está con el italiano Andrea Marocchino. Pero aún sufre por la separación. Así lo manifestó en Podemos Hablar, el programa de Chilevisión animado por Julián Elfenbein.

En el espacio también estuvieron Amaya Forch, Karol Cariola, Pascual Fernández –quien tuvo un doloroso desahogo-, Pablo Mackenna –quien se refirió a las consecuencias de la delicada y falsa acusación que le hicieron en 2013– y Nicolás Peric.

Estas fueron parte de las palabras de Merino:

“Yo me tuve que poner a trabajar súper urgida después de todo lo que pasó con el tema de mi separación y de la estafa y todo. Y de verdad que me vi en aprietos económicos en ese momento. No me vi en aprietos económicos, pero sentí mucho miedo de tenerlos. En la práctica nunca me faltó nada. Pude pagar los abogados, pude pagar todo lo que necesitaba hacer.

“También necesitaba un momento de descanso, necesitaba estar en mi casa, desintoxicarme y hacer un trabajo profundo espiritual para poder perdonar y poder asumir el fracaso familiar que había sido todo lo que había pasado.

“Fue un fracaso. Fracasó mi familia. Se rompió mi familia. Los niños sufrieron. La Chloe, da pena pensar que tu hija chica no sabe lo que es ver a su papá y a su mamá juntos. Eso es triste (se quiebra)”

“Además que nosotros teníamos una muy linda familia. Éramos súper unidos. Estábamos súper enamorados”

“Yo creo que estábamos rodeados de muy malas personas. Yo agradezco todo lo que pasó porque pude sacar a mi familia, a mis hijos, de un círculo que era, o es, gente muy mala. Muy tóxica”

“Para mí se resintió (la familia), me sentí súper desprotegida, no pude seguir. Sentí que quería salir de ahí y así fue nomás.

“Fueron decepciones. Son personas que… Yo conocí a mi ex marido a los 16 años y estaba con estas personas. Estas personas siempre vinieron con él, eran amigos de él, de kínder, de los 5 años. Yo lo conocí en Pucón a los 16 años y estaba con este amigo (a quien acusó de estafa), teníamos todos 16. Su ex socio. No quiero hablar de él. Es gente nefasta” –MIRE AQUI EL VIDEO. MINUTO 01.55-.