*

Glamorama
Dominique Lattimore muy apenada en Podemos Hablar. IMAGEN TOMADA DE LA PANTALLA DE CHILEVISION

La gran pena de Dominique Lattimore

Autor: Equipo Glamorama / 16 junio, 2019

Dominique Lattimore se hizo conocida en el reality de Mega Doble Tentación, de 2017. Allí, la modelo de 33 años, de madre chilena y padre estadounidense, sufrió un feroz ataque racista.

Mientras vivía el encierro, Dominique asegura que fue insultada, la escupieron y recibió agresiones físicas “por el color de mi piel”. Hizo la denuncia en Carabineros y el proceso terminó con la prohibición a la española Oriana Marzoli -autora del bullying- de poder entrar nuevamente a Chile.

Este fin de semana en Podemos Hablar, de Chilevisión, Lattimore habló de este y otros temas. Fue invitada al programa de conversación junto a Ximena Rincón, María Jimena Pereira, Checho Hirane, Camilo Huerta y Marcelo Vega. Y uno de los relatos en que más conmovida se le vio fue el de la muerte de su adorada abuela:

Dominique Lattimore: “Hace un año falleció mi abuela. Mi abuelita. Cuando yo me quedé con mi mamá, fueron mis abuelos los que se hicieron cargo de mí. Entonces, mi abuela era mi mamá, era mi todo, y yo tenía una conexión muy fuerte con ella. Eramos amigas. Y ella entró el año pasado en una enfermedad.

“Yo lo empecé a ver en sueños, y hubo un día en el que tuve un sueño en el que ella me avisó que ya le quedaba poco. Y fue justo el momento que yo tenía que grabar La Divina Comida, el año pasado.

“Me despierto y le digo a mi mamá: ‘me tengo que ir a Concepción, porque mi abuelita va a morir’. Mi mamá me dice, ‘no, no te preocupes, tu abuelita está bien… Graba el programa y después te vas’. Me quedo, grabo el programa los cuatro días y me voy a Concepción. Y cuando llego a Concepción, me encontré con ella, que ya estaba en lo último.

“Lo que más me duele es que la familia en general le guardó… Nunca le dijeron lo que a ella le estaba pasando. Entonces, en el último momento… Yo las últimas imágenes que tengo de ella… Ella era como que no sabía lo que le estaba pasando. No sabía que se iba a morir y yo tengo esa mirada de ella como tratando de entender qué era lo que le estaba pasando. ¿Por qué la llevaban al hospital? Estaba desorientada. Y como nadie le quería decir que tenía cáncer, para que no se diera cuenta.

“Yo me siento horrible, porque era todo para mí y yo no fui capaz de decirle en ese minuto lo que ella tenía y lo que iba a pasar. No me pude despedir de ella, porque no quería que se diera cuenta.

“Cada vez que pienso en ese minuto, que ella estaba en su peor momento, siento una culpa terrible. Porque después de todo lo que hizo por mí, todo, como ella fue conmigo, que fue la mujer más perfecta en mi vida, yo nunca le pude decir, ‘abuelita vas a partir. Te amo. Gracias’.

“Aunque ya lo haya conversado con ella y aunque ya lo tengo más o menos superado, ha sido un tema muy doloroso para mí. Porque siento que quizás de la persona que ella más esperó la verdad, no la pudo tener. Y no me pude despedir en el momento. Pero, en todo lo que me pasa sé que está conmigo y me ha abrazado en las noches. Y se que me entiende y entiendo lo que pasó” –MIRE AQUI EL VIDEO. MINUTO 01.29.00-.