*

Glamorama
Belén Soto en la alfombra roja del Festival de Viña 2018. FOTO: AGENCIA UNO

“¡¿Una niña de 15 años qué hace en un motel?!”: la perjudicial relación de Belén Soto con hombre mayor que la llevó a la depresión

Autor: Equipo Glamorama / 17 junio, 2019

Belén Soto tiene una historia que contar. Una muy importante y personal. Y la actriz que se hizo famosa como la adorable niñita de Papi Ricky lo hará a través de un libro que anunció este fin de semana en La Divina Comida.

La influencer de 22 años estuvo invitada al programa de Chilevisión junto a su madre, Carolina Infante; Isidora Ureta y su papá, Emeterio Ureta; Jorge Hevia y su hijo Coke Hevia, y este fue su testimonio:

Belén Soto: “Tengo un próximo libro a estrenar. Que escribí yo. Estuve dos años escribiéndolo. Principalmente trata sobre el cuerpo femenino, la autoestima y de como fue mi experiencia de aceptarme a mí misma, aceptar mi cuerpo, quererme a mí misma, luego de una depresión que pasé durante tres años.

“Por redes sociales me criticaban. Me trataban de piernas de pernil, de ‘oye, déjate de comer’. Y al final era tan fuerte lo que ocurría, que fue una depresión que finalmente tuve que ir aceptándola y saliendo de ella poco a poco”

Jorge Hevia: “¿Saliste de ella sola?”

Soto: “Traté de pasar por sicólogos, siquiatras, pero me daba cuenta que no era lo que necesitaba. Finalmente, las depresiones y la baja autoestima que una mujer, y sobre todo una niña a esta edad puede sufrir, es por causa de algo. Y lo mío fue por causa de una relación abusiva. Una relación abusiva que viví a los 15 años”

Emeterio Ureta: “¿Pero por parte de quién?”

Soto: “De un pololo”

Hevia: “¿Pero tú te diste cuenta de esta relación abusiva?”

Carolina Infante: “No, fíjate. No”

Hevia: “¿Belén, por qué no lo contaste?”

Soto: “Porque él era 15 años mayor”

Infante: “Ella empezó a pololear y nosotros no teníamos idea. Después de muchos meses supimos”

Ureta: “¿Tenía 30 él? ¿Era soltero, supongo?”

Soto: “No poh. Es que por eso terminó siendo una relación abusiva, tóxica, porque…”

Ureta: “Te voy a hacer una pregunta: ¿perdiste la virginidad con él?”

Soto: “Sí. Él fue mi primer amor. Eso es lo que cuento también en el libro. Por qué a tus 15 años tienes que vivir ese tipo de cosas, donde un hombre mayor viene, te manipula mental y emocionalmente”

Ureta: “¿Te maltrataba también?”

Soto: “No. No maltratar, pero sí sicológicamente. Me hacía mandarle fotos de cuando yo llegaba a la casa, de como salía vestida. Cada vez que peleábamos, él siempre terminaba teniendo la razón. Siendo que él podía haberme cagado, y me decía ‘es que te cagué porque te amo’.

“Y tú como niña empiezas a creer: ‘lo amo, no lo puedo dejar’, y así él empieza a hacer lo que quiera con tu vida. Luego de que esa relación se terminó, yo subí 15 kilos por una persona que no valía la pena. Cómo es tan fuerte nuestra mente…”

Hevia: “¿Tuviste un mea culpa?”

Infante: “Yo me golpeé la culpa ahora. ¡Porque cómo no me di cuenta! Yo lo supe ocho meses después”

Soto: “Además, él tenía mucho miedo, como era más grande, tampoco me dejaba contarlo. O sea, la relación siempre fue secreta”

Infante: “Era un escenario súper complicado. Porque ella ya había estado escondida durante mucho tiempo, si se lo prohíbo tajantemente, va a salir escondida”

Soto: “Al final no me servían los sicólogos, no me servía nada, y no era un tema que yo hablara con la gente. Muchas de las cosas que están en el libro, mi mamá no las sabía. Yo ahí cuento que, por ejemplo, él me hizo perder la virginidad en un motel. ¿Una niña de 15 años ¡¿qué hace en un motel?!”

Infante: “Ahora yo te pregunto a ti: ¿por qué nunca buscaste ayuda en mí?”

Soto: “Porque uno es tan cerrado y tan reservado. Y eran temas que me daba vergüenza contarlos”

Infante: “¿No tenías ganas de que yo te lo prohibiera?”

Soto: “Claro. Si yo le contaba eso, mi mamá me iba a decir ‘es que no lo ves nunca más’”

Isidora Ureta: “Es que yo creo que tampoco te das cuenta, hasta que sales del problema, en el que estabas metida”

Soto: “Y hoy me di cuenta, una vez que el libro ya estaba terminado. El libro, más que nada, es que trate para esas mujeres que hoy están… De nosotros sentirnos seguras, de nosotras salir a la calle, mirarnos y decir ‘¿sabes qué? Me veo demasiado mina’. Sobre todo en las redes sociales.

“Hoy las redes sociales se dedican a tratar mal a las personas, a decirte que estás gorda, que estás flaca, bullying. Todo este tipo de cosas que al final no ayudan a la sociedad” –MIRE AQUI EL VIDEO. MINUTO 38-.