*

Glamorama

“En el momento que más los necesité fue cuando más me dieron la espalda…”: Joche Bibbó habló muy mal de “la cofradía de los cordobeses” en Chile

Autor: Equipo Glamorama / 14 julio, 2019

“Joche” Bibbó tiene una espina muy clavada: lo mal que se portaron con él sus ahora ex amigos con quienes integró la llamada “cofradía de los cordobeses”.

El argentino de 34 años nació en Córdoba y fue el primero que se hizo famoso en Chile del grupo de modelos, hombres y mujeres, que llegaron a participar en realitys y otros espacios de entretención.

José Luis estuvo en Mekano pero se hizo popular en el dating show 40 ó 20, de 2011, y posteriormente en el reality Mundos Opuestos.

Por esa época el joven se reunía con otras figuras que venían desde su Córdoba natal y se abrían paso, como Agustín Pastorino o Juan García, y pronto la prensa los llamó “la cofradía de los cordobeses”.

Pero este fin de semana en Podemos Hablar, Joche habló pésimo de sus ex amigos:

“Cuando fue el primer reality todos se colgaron como que eran ‘los cordobeses’ y eran todos porteños. No tengo nada contra los porteños, pero en el momento que yo estuve en otra recaída, o pasándola un poco, no estuvieron a mi lado. Y siento que son personas que van para donde calienta el sol.

“Era ‘la cofradía de los cordobeses’… Apareció una foto en el diario diciendo ‘la cofradía de los cordobeses’. La mayoría ninguno era mi amigo y todo esos se colgaron y todos esos entraron. No que se colgaron, pero inconscientemente la prensa llegó hacia ellos y les dieron otras oportunidades.

“Nada les hubiese pasado si a mí no me hubiese pasado lo que me pasó. Yo agradecido y feliz que a mi gente le vaya bien. Cuando a un amigo le va bien yo me emocionó. Pero sentía que al último, cuando por ejemplo una de mis metas era comprarme mi departamento, no recibí ninguna felicitación. Al contrario, eran criticas, ‘yo hubiese comprado esto’, o ‘hubiese tenido esto mejor’.

“Mis logros no se los podía contar a mi gente. Tenía que ocultar mis logros porque no recibía una felicitación.

“Al último me veían como una competencia y no como un amigo. Nunca me felicitaban por nada. Me criticaban. Cuando ellos después entraron al mundo de la televisión, competían con uno.

“Lo que más me dolió una vez fue que salió un contrato para Entel, en donde era el grupo de los cordobeses y era un buen negocio que se había armado, un buen contrato.

“Y me llama la muchacha de esta empresa telefónica y me dice ‘pero toda esta gente te está queriendo pasar por arriba y armaron esto y te están dejando a vos afuera’. Siendo que era yo el que había salido en primera instancia en un programa y todo este grupito se había armado algo para boicotearme por detrás. El grupo de los cordobeses, todo ese grupo y mundo que yo creí que eran mis amigos.

“Loco, ¿cómo se les ocurre hacer algo así? Siendo que yo los presenté ¿Cómo se les ocurre querer dejarme afuera a mí de algo que están queriendo armar por su cuenta?

“La mujer me llamó y me dijo ‘te están queriendo hacer esto’. Y esa muchacha como yo la conocía, los sacó a todos estos y me dejó a mí. Me dijo ‘¿tú creías que estos eran tus amigos? Mira lo que te están haciendo’.

“Ahí empezaron los trastabilleos, hasta que dije, ‘¿estoy buscando en un pozo que no hay agua, prefiero cambiar’. Y en el momento que más los necesité, fue cuando más me dieron la espalda. Entonces, chao pescao.

“Al final es sacarle un poco toda esa tensión que uno tiene y amargarse por eso. Por eso te digo, ‘déjate de amargar por todas estas jiladas. Si quieres perdonar, perdona’.

“Para mí el perdón no es para todos. Hay cosas que perdono y cosas que no. Ese que dice ‘yo perdono, pero no olvido’, es porque no perdonó. Entonces para mí, el perdón, hay cosas que sí y cosas que no” –MIRE AQUI EL VIDEO-.