*

Glamorama
Carla Ballero en Podemos Hablar. IMAGEN: CHV

“Me suicidé directamente, pero no me resultó”: La impactante revelación de Carla Ballero

Autor: Equipo Glamorama / 20 julio, 2019

La vida de Carla Ballero ha tenido una vida complicada. Y en su visita al estelar Podemos Hablar, de Chilevisión, reveló que incluso se intentó suicidar.

¿Cómo llegó a esto? Todo se remonta a una serie de fuertes episodios que le ha tocado vivir.

En 2014, luego de radicarse un tiempo en Perú junto a su esposo, el empresario minero Raúl Fergie, padre de sus tres hijas, se separó y volvió a Chile. Luego intentó recuperar su matrimonio, pero no resultó.

Tras eso, vinieron una serie de problemas de distinta índole. En 2016 fue detenida por robar una chaqueta en el Portal La Dehesa. El hecho provocó un escándalo que fue aumentando a medida que se sabían más detalles de la ex “Locaria” de Morandé con Compañía.

Carla aseguró que cometió el error debido al tratamiento psiquiátrico, con fuertes medicamentos, al que estaba sometida. Álvaro Ballero, su hermano, dio más detalles y habló de abusos, “adicción” y “narcotraficantes”.

Y fue durante este episodio que Carla cometió uno de los errores más duros de su vida: se intentó suicidar. Así lo relató en el estelar de Chilevisión:

Carla Ballero: “Después de que yo robé y me traté… No me traté, me suicidé directamente, pero no me resultó. Entonces, yo me fui al baño, pero me había tomado todo antes: pastillas para dormir, pastillas para despertar, todo. Y en ese momento no me acuerdo más.

“Pero sí me acuerdo de mis hijos, que abrieron la puerta, ¿cachai? Entonces, yo al otro día me desperté, impactada, así como que miro para el lado y había un vidrio gigante… Pero hartas personas y eran doctores, decía yo. Y tenía las manos amarradas. Miro para allá y había una señora. ‘¡¿Qué?!’. Entra mi papá y mi hermana, estaba en la clínica Apoquindo, la Cato (UC), no sé.

“Me tenían amarrada poh y me tenía que ir. Me dijeron ‘tú te vas a ir tres semanas internada’. Entonces, yo digo ‘sáquenme de acá, porque yo internada no me voy. Yo tengo tres hijos… ¿Ustedes creen que lo que yo hice fue verdad? Fue una estupidez, yo me voy a la casa inmediatamente’.

“Yo, supuestamente, creo que legalmente uno se tiene que quedar, no sé. Pero yo no me quedé, me fui y desde ese día… ¿Qué nunca más qué? ¿Nunca más me maté? Obvio. Dije ‘basta’.

“Yo sentí… Fue así, de verdad, en el momento que me desperté y todo, dije ‘¿qué estoy haciendo acá?’. Dije ‘mis hijos, weón. ¿Qué estoy haciendo?’. Esto fue el 2016. Estamos a 2019. (Mi hija) debe haber tenido cinco años.

“Y pasaron varias cosas, porque yo a mis hijos les he tenido que explicar todo. Porque comprenderán que mis hijos, más encima, son evolucionados a un nivel impresionante. ‘Mamá, ¿por qué estuviste presa? Mamá, ¿qué hiciste?’. Googlean y entendieron todo.

“Entonces, mis hijos tienen muy claro muchas cosas, pero evidentemente vivieron cosas que no tenían que vivir. Y en ese momento, yo dije ‘yo voy a vivir, no por ellos, por mí’. Que no me quiero y me cuesta y bla, bla. Pero lo voy a hacer, porque definitivamente yo no los puedo dejar aquí.

“(¿Hoy te quieres?) Sí, sí, lo he logrado. Es que me cuesta… No es que sí o no, pero harto más. Muchísimo más”.