*

Glamorama
Steffi y su padre Dj Méndez en Instagram.

“Es una enfermedad con la cual está luchando”: Steffi Méndez volvió a hablar del alcoholismo de su padre

Autor: F. V. / 8 julio, 2019

Steffi Méndez sorprendió hace unas semanas con un duro relato sobre el alcoholismo que sufre su padre Dj Méndez. La influencer habló en el estelar Podemos Hablar, de CHV, sobre el tema que marcó su vida hasta el día de hoy.

“Tenía la esperanza que iba a durar, pero cayó en el alcohol de nuevo…”, fue parte de su testimonio en aquella oportunidad.

Y este lunes, en Viva la Pipol, Steffi se refirió nuevamente al tema. Esto fueron algunas de sus declaraciones en el matinal de CHV:

Steffi Méndez: “Dicen que de los 4 años uno no tiene memoria. Pero yo tengo todo muy grabado en mi cabeza. Obviamente hay lagunas, cosas que no me acuerdo. Pero sí me acuerdo de mi papá, más allá de ser bueno para tomar, era como el cambio de personalidad y la frustración, como músico, de querer salir adelante. Como armar su carrera.

“Porque para armar su carrera tenía que trasnochar mucho, ir a bares. Uno se la tiene que ir a jugar en verdad, y le jugaba un poco en contra eso, porque tenía que aceptar que, de repente, los amigos le dijeran ‘oye, ¿un trago?’ y él sabía que un trago era como el fin de todo.

“(Él) Era un poquito intolerante al no. No era violento con nosotros, para nada. A mí nunca me golpeó, a mis hermanos nunca los tocó, a mi mamá tampoco. Él, cero violento por ese lado. Pero ser violento también es cuando uno es muy bueno para los gritos, cuando de repente golpeas la mesa. Tengo recuerdos de eso, que era muy intolerante a las cosas. Por ejemplo, yo no quería ir al colegio, era como ‘¡no! (golpea la mesa)’. Conmigo era súper exigente, por ser la hija mayor.

“Me acuerdo también, cuando le iba muy mal en la pega, él se frustraba y se refugiaba en el alcohol, cuando le iba mal por fuera. Hubo un momento también, cuando se estaba separando de mi mamá, que él estaba iniciando también otra relación aparte. No fue solamente que él se fue de la casa por pega, sino también porque tenía una relación aparte.

“Vi a mi mamá muy afectada y eso también me marcó. En ese momento, yo odiaba a mi papá, porque era como que nos había abandonado a todos. Yo veía a mi mamá mal. Aparte que mi mamá me contaba todo. Entonces, mi mamá me decía ‘no, tu papá tiene a otra’. Y yo tenía seis o siete años.

“Entonces, como absorber todo esto, hizo que yo también cargará una especie de mochila y me preocupara por mis hermanos, me preocupara por mi papá finalmente que, aunque lo odiara, yo igual estaba súper pendiente que él estuviera bien, que no estuviera todos los días tomando.

“No te podría responder en qué momento empezó el tema del alcoholismo. Pero yo creo que su carrera le jugó en contra, más que los amigos, que eran buenos para tomar y carretear. De hecho, los hermanos de mi papá tienen el mismo problema. Como que va en la sangre eso. Entonces, yo creo que es un problema de genética, de su carrera, es un complemento de muchas cosas.

“Yo no me tomé la tribuna en el programa, Podemos Hablar, de contar algo nuevo, sino que la gente que me sigue, y que vio el docu, sabe que es un tema que se ha tocado. Que mi papá lo vive día a día y una enfermedad con la cual está luchando.

“Yo muchas veces lo retaba. Era como la vieja chica de la casa. No llegamos a ningún lado. Te voy a ser sincera. Ni mi mamá ni las parejas en ese entonces pudieron con mi papá. Yo creo que obviamente, como tenía una conexión especial con mi papá, él me escuchaba, y si yo le decía ‘por favor, no te vayas a carretear’, él no iba. Recurrimos a varios métodos con mi hermano. Ahora nos reímos en familia.

“Me acuerdo una vez que viajamos a Cuba los tres, y mi papá andaba vuelto loco. Quería salir a carretear. Y con el Leo le metimos una pastilla para dormir en su trago y ahí durmió. Nos acostamos, le sacamos la ropa, le pusimos pijama. Y al día siguiente despertó y dijo ‘oh, me cagaron, yo quería salir’, y era como ‘pucha, papá, estamos de vacaciones acá los tres, nos daba miedo que te pase algo’”.