*

Glamorama
Consuelo Saavedra habló en el programa Hablemos en Off de un episodio que vivió con Plácido Domingo.- IMAGENES: RADIO DUNA / AGENCIAS

“Era bueno para los ‘avances’…”: Consuelo Saavedra desclasificó episodio con Plácido Domingo tras revuelo por denuncias sobre acoso sexual

Autor: C. Z. / 13 agosto, 2019

Plácido Domingo está en el ojo del huracán.  La agencia Associated Press (AP) publicó los testimonios de nueve mujeres (ocho cantantes y una bailarina) que denunciaron por acoso sexual al conocido tenor español, una de las figuras más importantes de la ópera mundial.

Los testimonios fueron publicados en la madrugada del martes por la agencia, que solo identifica por su nombre a una de las víctimas, la mezzosoprano Patricia Wulf.

Según la agencia estadounidense, los hechos ocurrieron a principios de los años ’80 y se extendieron durante tres décadas. Las supuestas víctimas aseguraron que el tenor las presionó para que mantuvieran relaciones sexuales con él a cambio de trabajos. Incluso, aseguran que llegó a castigar profesionalmente a las que se negaban.

Ante las denuncias, Domingo respondió a la misma agencia. “Las acusaciones de estas personas anónimas que se remontan hasta tres décadas atrás son profundamente preocupantes y, tal como se presentan, inexactas. Aun así, es doloroso oír que he podido molestar o hacer sentir incómodo a alguien, da igual cuánto tiempo haga de ello y a pesar de mis mejores intenciones. Creía que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre bienvenidas y consentidas”, afirmó el tenor.

Las denuncias provocaron revuelo mundial. La noticia ha sido analizada en distintos paneles informativos. Y esta mañana, en el programa Hablemos en Off, de Radio Duna, Consuelo Saavedra aprovechó el tema para revelar una anécdota que vivió con Plácido Domingo hace varios años:

Consuelo Saavedra: “Yo te contaba una anécdota, pero no es nada grave… Yo, jovencita, estaba visitando por primera vez Nueva York. Fui a conocer el Lincoln Center de día y de repente veo pasar a Plácido Domingo. Yo estaba con mi pareja, que estaba en el baño.

“Y le digo ‘¡Plácido Domingo!’, como que me sorprendí, un famoso, qué se yo, a los veintitantos. Él se detiene y me conversa. Me dice ‘ah, ¿de dónde tú eres?’, pero no, no se me tiró encima. ‘Hola, ¿de dónde vienes?’. Y yo ‘estoy visitando Nueva York por primera vez, qué lindo, soy de Chile’. ‘Qué lindo Chile’. ‘¿Y usted en qué está?’. Y no me acuerdo qué ópera era, pero estaba ensayando la ópera.

“‘Estrenamos la semana pasada. ¿Te gustaría venir al ensayo? Tenemos ensayo general. Viene la prensa. Feliz te invito al ensayo. Además, soy socio de unos restaurantes aquí, en Nueva York. De repente podemos comer después’, y tal… ‘Te invito a mi restorán’. Yo le dije ‘ya, genial, puedo venir con mi marido…’ (ríe). Y se acabó la discusión, pero súper amable. Me dijo ‘por supuesto, llama a este número de mí…’, no sé quién era, el mánager, el agente, lo que sea, ‘y dile que te encontraste conmigo para que te dé entradas al ensayo’.

“Así que fui al ensayo. Maravilloso, gratis, en el Lincoln Center. El ensayo general de la ópera estuvo genial. Pero era… Era bueno para los ‘avances’, a eso voy”.