*

Glamorama

Monserrat Álvarez cuenta detalles de su intensa rutina matinal

Autor: F. Varela / 2 agosto, 2019

La llegada de Monserrat Álvarez a Chilevisión provocó un cambio significativo en su vida. Ya no solo debe enfocarse en su labor como lectora de noticias. Su estreno como animadora del matinal Contigo en la Mañana, junto a Julio César Rodríguez, ha provocado un giro importante en su rutina.

A los 50 años, la periodista madruga para estar al 100% en su labor como conductora de Chilevisión Noticias AM. Luego, corre de estudio a estudio para enfocarse en la animación del matinal, que va de 7.45 a 11 horas.

Pero su día no termina ahí. Monse no descuida su familia, el deporte y salud. Además, en el último tiempo, ha dedicado sus energías a tratarse una ingrata migraña que en el pasado le generó varios inconvenientes.

La periodista relata acá su rutina y cuenta cómo lo hace para resistir exitosamente su extenso día laboral:

MADRUGAR Y TRABAJAR

“Yo me levanto a las 4.40 de la mañana, si es que me tengo que lavar el pelo, y a las 4.45 si es que no me lo tengo que lavar. Es súper temprano, porque tengo que estar en el canal a las 5.50. Todo el mundo me dice ‘¿por qué te demoras tanto?’. Pero todas las mujeres sabemos que la ducha, la cremita, todo eso lleva un rato. Y si no lo haces en la mañana, no lo haces nunca.

“Llego al canal como a las 5.50. Ahí entro a maquillaje y peinado. Estamos al aire junto a Humberto Sichel en Contigo Chilevisión Noticias AM a las 6.30 de la mañana. Hacemos el noticiero y después comienza el matinal, donde corro de un estudio a otro por un frío pasillo. Uno se cambia de micrófono y hacemos el matinal.

“El desayuno es demasiado importante en mi vida. A mí me gusta mucho tomarlo en mi casa y con mayor razón el fin de semana. Pero ahora en el matinal, en medio de los videos y reportajes, aprovecho de desayunar con todos. A veces estamos a dieta y a veces nos comemos todo. Un día andábamos con hambre y comimos aliados, churrasco queso, de todo.

“Después, nunca ando como vestida como salgo en la tele. Siempre me visto distinta. Voy al camarín, me cambio y vuelvo a ser mi yo callejero, con zapatos bajos o zapatillas. Soy bastante más informal de lo que se ve en pantalla.

“A las 11.15 vamos a la pauta, donde hablamos los temas que vienen para el otro día. Hacemos el análisis del matinal. Y ahí, tipo 12.30, parto a mi casa. Eso es lo que trato de hacer, pero no me resulta mucho, porque hago trámites y cosas así.

“Llego a mi casa como a las 1.30. Ahí almuerzo unas cosas muy ricas que me hace mi nanita, que cocina exquisito, unas empanadas increíbles y todo. Varias veces me toca comer con mi hijo que está en la universidad.

“Hasta hace muy poco trabajé en la radio y del canal me iba a la radio. Igual me cansé y estresé un poco. Entonces, dejé la radio hace dos meses y estoy mucho más tranquila”.

b

SIESTA, YOGA Y ACTIVIDADES SOCIALES

“Lo que intento siempre es tratar de dormir una siesta de 45 minutos. De ahí en la tarde, la vida se me va en una cantidad de cosas, como ir al dentista, a un seminario. Y una vez a la semana, como un propósito, trato de hacer cosas estimulantes. Por ejemplo, la semana pasada fui a ver a unos chicos de Instituto Nacional. Me invitaron al psiquiátrico del hospital Roberto del Río a un taller de literatura para compartir con los niños mi experiencia como lectora”.

“La hija de mi pareja es instructora de yoga. Los martes y jueves, a las 6 de la tarde, tenemos clases con ella en la casa. Y cuando está un poquito mejor el tiempo, lo que trato de hacer es caminar. Me gusta mucho”.

CIERRE DEL DÍA

“A las 7 de la tarde me empiezo a enchufar en la pauta (del noticiario y matinal), aunque muchas veces la llega a las 9.30 de la noche, cuando ya trato de meterme a la cama.

“En la semana no salgo mucho, pero los jueves me relajo en una comida con amigos. Pero si tengo un cumpleaños, o una cosa sí, digo ‘voy a dormir una siesta más larga y todo’. Pero no me da el cuerpo. Y como la pauta me llega a las 9.30, muchas veces hay un tema que no me estudié, por lo que tengo que seguir trabajando.

“El otro día comimos con mi hija. Eran las 9 y me dice ‘mamá, veamos un capítulo de Stranger Things’. Y no podía, porque no me estudié el tema de lo que pasó con Renato Poblete. Eso me complica. A veces uno está en la casa y tiene que seguir trabajando. Entonces, como que peleo siempre con las dos cosas.

“Trato de apagar la luz como a las 10.30. Me pongo unos cuencos tibetanos en la noche para relajarme. Me ha funcionado harto. Eso es entretenido y rico”.

EXPERIENCIA EN EL MATINAL

“Ha sido súper buena. Uno pasa como todo un periodo de adaptación. Yo siento que el primer mes fue como un ajuste para mí. Yo era nueva y el equipo también estaba empezando otro matinal. Eso implicó un periodo de ajustes, donde uno tiene que concentrarse mucho. A veces te estresas más. Y cuando uno ya empieza a agarrar una rutina, a entender las dinámicas, lo empezamos a pasar bien. Te empiezas a reír con la gente.

“Estos últimos dos meses me he sentido más en casa. De a poco vas conociendo a la persona que te hace el vestuario, maquillaje, y todo el tejemaneje de un canal.

a

LUCHA CONTRA LA MIGRAÑA

“Me contactaron de Espaciomigraña.cl. Fue súper loco, porque yo lo conté cuando trabajaba en el Bienvenidos. Tuve que irme una vez porque me dio un ataque heavy. Lo pasé súper mal como dos años, con una cantidad de remedios, de analgésicos. Y me costó harto dar con el diagnóstico.

“El dolor de cabeza está como estigmatizado: ‘Oh, la galla neurótica’ o ‘qué hipocondríaca’. Hay toda una cosa como social donde uno no puede dejar de ir a trabajar porque te duele la cabeza. Es como ‘no es algo tan grave’. Y siempre se asigna como a algo psicosomático, algo medio hipocondríaco o a una persona neurótica. Es como un estigma.

“Y finalmente, cuando das con el diagnóstico, de qué tipo de migraña tienes, empiezas a superarlo y la calidad de vida te cambia por completo. Por eso participo de esto. Es súper importante que la gente sepa y que a uno no le dé vergüenza”.

14