*

Glamorama
Julio César junto a la Fran en Sigamos de Largo. IMAGEN: CANAL 13

Julio César Rodríguez confesó episodio de amenazas y lloró con Fran García-Huidobro

Autor: C. Zuñiga / 3 septiembre, 2019

Julio César Rodríguez tuvo un llorado reencuentro televisivo con Fran García-Huidobro. Anoche, en Sigamos de Largo, el animador volvió a juntarse en pantalla con la conductora del late de Canal 13.

El conductor del matinal de CHV reveló cosas inéditas de su vida y lloró al recordar su relación con la Fran. Todo esto bajo la atenta mirada de Joaquín, el hijo de ambos, quien los acompañó detrás de cámara.

“Feliz de seguirte hasta acá”, le dijo Julio. “Te extrañaba, pero yo no necesito coquetearte porque hago un chasquido y te tengo en la casa”, le respondió la Fran, mostrando la fuerte unión familiar que tienen a pesar de no estar juntos.

Y el momento más emotivo fue cuando a Julio el entregaron una caja con recuerdos de su vida en el sur. El conductor no pudo contener las lágrimas, mientras a su lado la Fran también lloraba.

Según reveló La Cuarta, fuera de pantalla, y al ver a sus padres llorar, el pequeño Joaquín también terminó con los ojos cristalizados. En la pausa, su mamá fue abrazarlo y lo contuvo.

En tanto, uno de los momentos más destacados fue cuando Rodríguez desclasificó que fue víctima de amenazas de muerte. Esto ocurrió cuando era director del semanario La Nación Domingo, hace más de 17 años. Allí lideró a un equipo de periodistas que generaron impacto en la opinión pública con distintos y fuertes golpes noticiosos.

Sin embargo, esto provocó problemas en su vida. Rodríguez aseguró en el late de Canal 13 que fue víctima de amenazas de muerte. Incluso, debió tener protección policial tras estos hechos.

Esto fue lo que contó en Sigamos de Largo:

Julio César Rodríguez: “Hicimos tantos reportajes que marcaron. Bueno, venía de ser director de La Nación Domingo…

Fran García-Huidobro: “¿Puedo contar una cosa? No sé si la has contado tú una vez. Pero cuando yo te conocí, no había pasado… No, pero es algo de su vida profesional, no de su vida personal. Cuando yo te conocí, te había tenido que ir a vivir a Argentina un tiempo porque, a través de los reportajes de La Nación Domingo, o de Plan B, eso no recuerdo muy bien, te llegaban amenazas directas acá, cuando trabajábamos en Chilevisión”

Sergio Lagos: “Ah, de ese calibre”

Rodríguez: “Pasamos muchas cosas. Pero la verdad es que preferí ir a trabajar afuera, porque estaba muy caliente, muy difícil ,y para mí…”

Lagos: “¿Esto a propósito de qué? ¿De ese matiz de reportaje?”

Rodríguez: “De varios reportajes”

Lagos: “Esa época fue lo de Spiniak también”

Fran García-Huidobro: “Sí… Estuvo muy ligado al tema del Comando Conjunto, que le costó la salida al general Ríos. Fue la primera vez que un diario acaba a un comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. También estaba el caso Indap, que fue el tema que terminó con el diario, ‘la caja negra del Indap’. Después vino el caso Spiniak y todo eso. Entonces, en un momento sentí que no tenía piso en ningún lado, porque, por un lado, decían que operábamos para alguien, y la verdad es que no operábamos para ningún lado.

“Era un equipo de periodistas súper jóvenes, con mucha utopía y ganas de contar la verdad. Entonces, tuvimos demasiados problemas. Y ahí me fui a vivir un tiempo afuera”

Lagos: “Te fuiste a Argentina”

Rodríguez: “Sí, claro, a trabajar”

Lagos: “Y el romance de ustedes, perdona que me meta, ¿era un romance en la clandestinidad?”

García-Huidobro: “No, no, no. Yo conocí a Julio después de esa época. Pero cuando conocí a Julio, todavía escribía en La Nación Domingo. De hecho, puedo contar, y no voy a contar ninguna infidencia, porque él ya lo dijo, Julio dejó de escribir después que se separó de mí”

Maly Jorquiera: “¿Por qué?”

Rodríguez: “No, porque yo siento…”

García-Huidobro: “Él me escribía columnas a mí”

Rodríguez: “Sí…”

García-Huidobro: “Se llamaba ‘Ojo Redondos’”

Jorquiera: “¡Ay, pero qué romántico, María Joaquina! ¡Es tan romántico, María Joaquina!”

Lagos: “¿Pero dejaste de escribir por la Fran y este quiebre? ¿O también por las amenazas? Es que perdón, estoy confundido”

García-Huidobro: “Yo no lo amenacé”

Rodríguez: “No, lo que pasa es que salí de la prensa escrita por ese tema. Y después yo seguí haciendo columnas para distintos medios. Pero tenía una columna fija. Y ahí ya salía con Fran. Y tengo una cuestión, un pequeño dolor. Siento que lo mejor que hago en el periodismo es escribir. Si tú me decí ‘¿qué es lo que mejor haces?’ e escribir. Y de verdad que no escribo en serio tiene que ser hace 15 años”

Jorquiera: “Amiga, lo dejaste súper cagado. ¡Seca!”

Risas en el set.

Lagos: “No quiero dejar pasar esto. ¿Amenazas de muerte? ¿Por teléfono, carta?”

Rodríguez: “No, en vivo, en vivo… Fueron de todo tipo. Estuve con un carabinero mucho tiempo al lado mío. Saludos. Estuvo viviendo en mi casa… Es que nos hacían un seguimiento que se llama, creo, ‘seguimiento chino’, que tú los ves. Entonces, tú vas en el auto y se ponen al lado. Tú vas a comprar a un lugar y están atrás. Yo fui al cine, por ejemplo, y estaban dando El Viaje de Chihiro, voy al cine y están dos asientos más allá”

Lagos: “¿Pero pediste protección policial?”

Rodríguez: “No, me dieron. Me dio en ese tiempo Francisco Aleuy, que después fue subsecretario del Interior. En ese tiempo era el director del directorio de La Nación. Y Alberto Luengo era el director. Pero Pancho Aleuy fue el que pidió, porque un día amanecieron acuchillados mis neumáticos afuera de El Toro. Cuando estaban los cuatro neumáticos acuchillados, Pancho Aleuy dijo ‘mejor vamos a prevenir’”.