*

Glamorama
Tonka Tomicic en una imagen de la recordada fiesta que organizó Felipe Camiroaga en su parcela. IMAGEN TOMADA DE PANTALLA DEL VIDEO CASERO QUE MOSTRARON EN TVN

Tonka Tomicic reveló cómo el peuco de Felipe Camiroaga la eligió a ella y se posó en su mano

Autor: F. V. / 3 septiembre, 2019

Nadie como Felipe Camiroaga: durante el octavo aniversario de la muerte del animador más querido de Chile, en Buenos Días a Todos y Bienvenidos recordaron la última y mítica fiesta que el Halcón de Chicureo organizó en su parcela para todo el equipo del matinal, luego de ser anfitrión del Festival de Viña.

En TVN mostraron una grabación inédita del festejo donde el conductor regaló iPads a todos los integrantes de su equipo, junto con cinco motos y dos automóviles. Además, en la fiesta cantó en vivo el grupo La Noche, que entonces vivía su peak de popularidad.

En Muy Buenos Días emitieron la parte del video donde Felipe sortea uno de los dos autos -MIRE AQUI EL VIDEO-. El encargado de elegir al ganador era un peuco, una de las numerosas aves de caza que Camiroaga criaba y entrenaba

El animador sostenía el peuco en su mano enguantada. Al frente se ubicaron los participantes, entre ellos Tonka Tomicic representando al notero Alvaro García, quien no pudo asistir a la celebración. Cada uno de ellos con una mano enguantada sujetando un trozo de carne.

En tanto, en Canal 13, la misma Tonka relató el episodio. Aunque hubo detalle que no recordaba bien, como por ejemplo identificó al ave como Alberta, el más querido de los halcones que tuvo Felipe:

“Fue una fiesta para el Muy Buenos Días a Todos, fueron 10 motos y dos autos… Yo creo que ese es el día donde más me he reído en mi vida. Fue una dicha. Porque siempre lo molestaban que tenía que hacer algo e invitar a todo el equipo del Muy Buenos Días.

“Entonces, fue después del Festival que dijo ‘me voy a poner, voy a hacer una fiesta increíble’. Llegamos todos sin saber a lo que íbamos. Primero era una especie de sorteo, algunos tenían premios de consuelo, que eran como iPads, iPhones, increíble.

“Tocó La Noche, imagínate. La Noche solo para nosotros y todos arriba de la pelota, felices, un recital para el equipo. Para los que no tenían ese premio de consuelo, participaban por los grandes premios.

“Una fila larga de todos. Ya se habían ganado los iPads, entonces tú tenías la posibilidad de ganarte una moto. Te salía (en uno de los papales del sorteo) ‘moto’, te ganaste una moto, y yo creo que eran como diez motos. Después te salía ‘participa por el auto’.

“Todos sabían ya la dinámica. Los que no participaban, por ejemplo, era Mauricio, el ‘Tata’. Yo tampoco, pero a mí me tocó representar a un compañero que era Alvarito García, porque estaba grabando. Carola Román ganó moto, nuestra antigua editora.

“Una dicha, todos saltaban, felices, Cabezón también ganó una moto. Rodrigo Cabezón, nuestro camarógrafo que también falleció hace ocho años.

“Quedamos tres o cuatro para el auto. ‘¿Ya, cómo va a ser el sorteo del auto?’. Ahí estaban los autos. Ya habíamos cantado con La Noche. El sorteo del auto lo va a decidir su halcón, creo que era Alberta, la que iba decidir esto. A todos nos pusieron el guante de cetrería. Cuatro finalistas en el campo. Una situación de película, ¿porque cómo iba a elegir el halcón Alberta quién se quedaba con el auto?

“Y te pasaban una presa de carne para que tuvieras en tu mano. Entonces él empieza a explicar que el halcón va a emprender vuelo y, donde se pose para comer la presa, esa persona va a ganar el auto. Porque confía más en los animales que en las personas.

“Hizo como un vuelo de prueba, mostró todo el cuento. Voló en círculo y volvió a su brazo. ‘Ahora… ¡Ya!’. ¿Y cómo llamas a un halcón? Pero yo me di cuenta que él hacía así (hace un gesto con su brazo). Entonces yo le copié poh. Pero todos gritaban para llamarlo y silencio en el público para ver dónde iba el halcón.

“De repente emprende vuelo y eran unos buenos metros. Va, va, puede ir para cualquier parte. Y de repente el halcón llega y se posa en mi brazo. Así que Alvarito García se llevó el auto de Felipe. Pero ese no fue el único auto que se regaló, porque además se eligió al mejor compañero, que fue Pablo Espinosa, y Felipe le regaló un auto igual. Fue increíble” –REVISA ACÁ EL VIDEO