*

Glamorama
Paulina Urrutia y Augusto Góngora en una imagen de Bienvenidos.

“La gracia es encontrar el equilibrio… convertirse en un ser con dos corazones”: Paulina Urrutia y la lucha de Augusto Góngora contra el alzheimer

Autor: C. Z. / 11 octubre, 2019

“Augusto (Góngora) tiene 80% de deterioro funcional. El acompañamiento es en todo”. Así de clara fue Paulina Urrutia en Bienvenidos. La actriz entregó su testimonio sobre el alzheimer que afecta al periodista desde 2014.

Góngora, de 67 años, responsable de los programas culturales de TVN por más de dos décadas, vive una lucha diaria contra la enfermedad. Y la ex ministra de Las Culturas, su pareja, ha sido fundamental en su cuidado hasta hoy.

Urrutia relató en el matinal cómo ha sido acompañar a Góngora en su batalla contra el alzheimer. La actriz reveló detalles de sus cuidados y cómo ha sido el día a día en una nota introductoria, donde Augusto se manifestó y emocionó con sus palabras. Luego, en el programa, habló en profundidad sobre el tema:

Paulina Urrutia: “Me duele mucho cuando dicen que soy cuidadora del Augusto, porque no soy cuidadora de Augusto. Soy su mujer.

“Lo mejor que tiene es una disposición, el humor, la alegría de vivir. ¿Cómo encuentras la vida?”

Augusto Góngora: “Buena, bonita, sobre todo por las personas que me quieren. Yo les digo a todos ‘te pasai’, y todos mis amigos me dicen ‘sí, weón’. Fue maravilloso”

Urrutia: “Obviamente que se produce cansancio, para qué decir cuando uno está cansado. Y el Augusto dice ‘yo soy lento’… Y la gracia es justamente, como todo en la vida, es encontrar el equilibrio. Es convertirse en un ser con dos corazones, con cuatro pulmones, pero con una cabeza, porque va fallando, ¿no es cierto? (Augusto ríe)

“Hay más responsabilidad de mi parte por medio del juicio, de la responsabilidad que tengo de cuidarlo, de protegerlo, ¿no es cierto? Pero viviendo una vida común. ¡Se emociona tanto! (Augusto llora)”

Góngora: “Porque así es la cosa…”

Urrutia: “Porque así es la cosa…”

“Una vez íbamos en el auto, camino al teatro, y yo le dije ‘¿qué te pasa? Te noto extraño. Supongo que estamos claros que soy la Pauli’. Me miró y me dijo (hace gesto negativo con el dedo). Yo le dije ‘Ya… A ver… Si no soy la Pauli, ¿dónde está la Pauli?’. Y me dijo ‘en Talca’.

“Es un recordatorio del ser humano que, si hay una emoción fundadora, es vivir con el miedo. Ahora la tarea de vivir es superarlo día a día”.

En el programa:

Raquel Argandoña: “Paulina, va a llegar un momento en que Augusto te va a mirar y no va saber quién eres. ¿Tú estás preparada para eso?”

Urrutia: “Yo creo que, como todo en la vida, hay que ir enfrentándolo como un proceso. Ya de hecho he tenido episodios donde él me ha desconocido, o sea, eso va a venir. El punto es…”

Tonka Tomicic: “¿Cómo haces para que no te duela? Te vemos fuerte, te vemos positiva y le estás dando una inyección de energía a muchas personas que te están viendo pero, ¿siempre estás así?”

Urrutia: “No poh, por supuesto que no. Sería un marciano, sería bueno… No, pero ahí si que sería una persona enferma yo. Si no me doliera, si no sintiera la pérdida. Por supuesto que tengo eso, es evidente que uno sufre.

“Cuando uno ve de un día para otro, porque es así de brutal, lo que hacía hasta el día de ayer no lo hace hoy día. Es brutal y cómo no sobrecogerse, no sufrir. Por supuesto. Y ese dolor es justamente lo que te hace equilibrar, porque en la vida hay que equilibrar las cosas”.