*

Glamorama
Yamila Reyna en Tu Vida, Tu Historia. IMAGEN: CHV

“Él era un peso fuerte en este país”: Yamila Reyna reveló desconocidos episodios de acoso en TV y radio

Autor: C. Z. / 10 octubre, 2019

Yamila Reyna se desahogó y contó su verdad. La comediante abordó el tema de los abusos revelando un desconocido y duro episodio que aseguró vivir hace 20 años, cuando inició su carrera artística en Chile.

La standupera visitó el programa Tu Vida, Tu Historia, de Chilevisión, donde fue consultada por el tema. Yamila se sinceró y relató su experiencia, con detalles, pero sin dar nombres. Este fue su testimonio:

Yamila Reyna: “La primera vez que me pasó fue con alguien a quien yo quería mucho, admiraba mucho y lo tenía como una imagen paterna para mí, porque yo venía comenzando en este trabajo”

Jean Philippe Cretton: “¿Compañero actor?”

Yamila Reyna: “No, no es actor. Y él era un peso muy fuerte en este país. Es entonces cuando me pasa esta situación, porque al principio él me trataba como una hija. Me empezó a dar un espacio súper grande en el espacio donde compartimos. Yo estaba muy agradecida de eso y me trataba como una hija.

“Y de repente voy pasando… No quiero contar, porque tengo miedo que se den cuenta quién es, y no quiero meterme en líos. Pero voy caminando para entrar al espacio de trabajo y estaba su camarín. Me llama al camarín y ahí me acosa”

Cretton: “¿De qué forma?”

Reyna: “Directa, directa”

Cretton: “¿Física o verbalmente?”

Reyna: “Física. Y yo me sorprendí, porque no me lo imaginé jamás y me largué a llorar. Me fui y se volvió a repetir en una ocasión más. Y en esa segunda ocasión, yo me largué a llorar como una niña de cinco años.

“Yo venía empezando. No entendía mucho todavía todo este mundo. Y le pedí que no me hiciera eso porque yo no sabía cómo reaccionar. No sabía qué hacer, que estaba muy mal con toda esta situación y que yo al él lo quería como un padre.

“Me pidió disculpas. Me dijo ‘nunca más, tranquila’. Obviamente que yo en ese laburo duré un mes más y me echaron.

“Y después me pasó de grande en una radio, con un director de una radio, que ya no está más, gracias a Dios”

Cretton: “¿Los dos casos en Chile?”

Reyna: “En Chile. No, a él tuve las pelotas de decirle de todo en la cara. Que era un viejo verde asqueroso, que no me iba a tocar ni un pelo en su vida y que ojalá ya no esté más en el medio. Porque ese tipo de hombres son los que intoxican después a las nuevas generaciones y les venden el verso con que ‘si me dan la pasada, yo te meto en un programa’”

Camila Recabarren: “Yami, ¿tú pudiste superar esos dos episodios?”

Reyna: “Lo superé cuando todo el mundo empezó a hablar. Yo me animé a hablarlo y se lo conté a mi mamá. No lo sabía nadie. Porque además, en ese minuto yo, por ejemplo, juzgaba a las que decían ‘¿por qué no hablaste antes?’. Y es verdad, porque si yo lo hablaba en ese minuto, lo denunciaba públicamente a esta persona que es un peso fuerte en este país. ¿A quién iban a creer? Si yo venía llegando era la argentina, voluptuosa, vedette. ¿A quién le iban a creer? Entonces, uno no habla por miedo, por vergüenza. Yo aparte, si hablaba en ese minuto, mi papá era capaz de venirse y matarlo.

Cretton: “Me llama la atención no se diga los nombres. En general las mujeres deciden guardarlo cuando se trata de esta industria… ¿Es básicamente por eso? ¿Porque tú crees que a la hora de pelear los dos testimonios, siempre vas a salir tú disminuida?”

Reyna: “En esos años sí. Y hoy, si lo digo, ¿de qué sirve? Si es la palabra de él contra la mía, ¿qué va a cambiar? Porque te puedo asegurar que esa persona hoy no se mandaría este lío de nuevo con toda la revolución que estamos logrando”

Cretton: “Esto te pasó cuando recién llegaste, o sea, hace veinte años atrás”

Reyna: “Casi veinte años. Y el segundo en la radio fue hace menos años. Unos cuatro años atrás. Con el director de una radio que ya no está, pero ya tuve el valor de pararle los carros”

Cretton: “¿Ese director de radio no está por una denuncia similar en este tipo de casos?”

Reyna: “Yo sé que varias compañeras la pasaron más con él. El director de la Radio Universo no está más. Un tipo bien desagradable. Le hizo pasar malos momentos a varias compañeras de trabajo en esa radio.

“Yo no quiero dar nombres, porque no quiero conflictos, no me acomodan este tipo de conflictos, no me sirven para mi trabajo tampoco. Ya está, ya pasó”.