*

Glamorama
Raquel Argandoña en Bienvenidos. IMAGEN TOMADA DE PANTALLA: CANAL 13.

“Yo le creo…”: Raquel Argandoña sacó la voz ante polémicas sobre su pololeo y habló de su suegra

Autor: F.V. / 8 octubre, 2019

“Son bien buenamozas para que anden tan necesitadas…”. Con esta frase mala onda, Raquel Argandoña le respondió a unas periodistas que la esperaba en el aeropuerto de Santiago hace unos días.

Argandoña sacó su peor versión tras su viaje al Sudeste Asiático. Todo comenzó luego que saliera a la luz que la coanimadora de Bienvenidos hizo travesía sin la compañía de Félix Ureta, un ejecutivo de 44 años a quien presentó como su pareja.

El problema fue que el hombre pasó las Fiestas Patrias con una ex pareja en el norte de Chile. “La verdad es que Félix estuvo acá en Calama. Pero yo no sabía que él andaba con la señora Raquel”, declaró posteriormente la mujer a Intrusos.

Félix  reconoció el hecho. “Estoy bastante embalado con Raquel, enamorado y bien, bien”, dijo a La Cuarta.

Y Argandoña sacó la voz en el matinal de Canal 13. La coanimadora del programa explicó la situación e hizo sus descargos:

Raquel Argandoña: “Yo fui sola. Se dijo que iba a ir en pareja. Me habría encantado llevármelo. O sea, invitarlo en realidad. Pero lo pasé increíble. Fui sola porque fui a trabajar efectivamente. Todo bien”

Martín Cárcamo: “¿Por qué pediste Sweet Caroline?”

Argandoña: “Porque esa es la canción…”

Cárcamo: “‘¡Ay, esa es la canción que tenemos con el gordo!’ ¡Tienen canción!”

Argandoña: “Lo que pasa, señora, es que cuando uno tiene una persona más joven en la vida… Voy a poner una agencia, porque olvídate los pedidos que tengo de mujeres así. Señora, si su marido la tiene aburrida, déjelo por un rato. Búsquese uno más joven, se renueva y después vuelve con el marido.

“Bueno, esta canción, porque él es de (Gustavo) Cerati, muy moderno para mí. Entonces, yo dije ‘tengo que buscar una canción que nos una’, y esta es la canción. Y cuando yo estaba en el crucero, las escuchábamos en situaciones muy especiales, íntimas, que rico poh, porque igual cuando uno está peleada…”

Tonka Tomicic: “¿Cómo? ¿Te peleaste?”

Argandoña: “Porque uno igual de lejos pasan cosas. Entonces, pasan cosas… “

Tomicic: “¿Esas cosas que hablaron en ese programa de farándula?”

Argandoña: “No, lo que pasa es que…”

Mauricio Jürgensen: “¿Un viaje que había tenido al norte?”

Argandoña: “No. Yo, mira, todos tenemos un pasado y cuando en ese pasado hay alguien que queda dolido, a veces se la cobran. Pero da lo mismo. Yo le creo, él me cree y estamos increíble. Estamos fantástico”

Cárcamo: “¿Quién está dolido?”

Argandoña: “Nosotros no. ¡Los exs! Los exs siempre… “

Cárcamo: “¿A ustedes no les duele nada? ¿Están perfecto?”

Argandoña: “O sea, a veces sí te puede doler algo”

Cárcamo: “El corazón (se ríen)”

Argandoña: ¡No sean ordinarios!… Yo soy parte de la tripulación de Emerald, porque yo voy trabajando en este crucero. Yo disfruto este trabajo. Yo tengo el internet de la tripulación. Entonces, a cierta hora, por la diferencia horari,a que eran 10 horas más, yo me ausentaba a pololear por teléfono”

Cárcamo: “¿Y pololeaban por FaceTime? O sea, ¿se miraban?”

Argandoña: “Sí. Entonces, todo bien”

Tomicic: “Eso es súper sexy”

Argandoña: “Sexy. Pero igual tienes que arreglarte, porque con la distancia…

“No es pololo. Tenemos una relación que lo pasamos increíble, es una relación así como moderna, pero igual existe la fidelidad, ¿cachai? El respeto. Pero tampoco nos invadimos nuestro espacio”

Jürgensen: “Porque hay un titular que decía el ‘novio de Raquel Argandoña’”

Argandoña: “No poh”

Tomicic: “Pero, ¿cómo le decimos?”

Argandoña: “No sé. Es que no es mi pololo. Yo no con mi pololo no quedo a dormir, con él sí”

Jürgensen: “¿Cómo lo presentas?”

Argandoña: “Le digo Félix. Es que ni siquiera lo presento… Le digo Félix nomás”

Cárcamo: “Además, es muy buen nombre Félix, como galán de teleserie”

Argandoña: “Es un hombre súper entretenido. Es como coach, ¿cachai?. Normalmente yo tenía los llamados de gente de mi edad. Entonces, te decían ‘hola, espero que hayas dormido bien. Cualquier cosa que necesites llama a la oficina, y si no estoy, llamas a la secretaría’ y él me iba a ubicar. Entonces, era como reposado, como gente de mi edad.

“Pero que me digan ‘me imagino que dormiste bien. A romperla hoy día, vamos con todo’, es como… ¿Cachai?”

Jürgensen: “Otra energía, otra onda”

Argandoña: “Otra energía. Señora, hágame caso. Búsquese uno un poquitito más joven. No se vaya al chancho tampoco. Y lo va a pasar la raja”

Cárcamo: “¿Conociste a tus suegros?”

Argandoña: “A él no, pero a ella sí. No es mi suegra. Es la mamá de él. Yo los invité al café concert y fueron. Igual fue un tema para mí. Yo dije ‘Pata, tienes que ser simpática’, porque la Maldonado es media pesada de repente. Me dijo ‘no, yo me la voy a jugar para que todo sea perfecto’.

“En primera fila. Yo nunca me había equivocado en ninguna cosa y ese día titubeé en una palabra. ‘Que lata’, dije. Bueno, pero traté de que no se notara. Yo actuaba, decía cosas chistosas y ella no se reía mucho, entonces yo dije ‘aquí estamos mal’.

“Después a medida que fue el café concert, ella empezó a reírse con las cosas mías. Yo no la miraba mucho, pero igual de reojo.

“Después fuimos al catering que teníamos nosotras, y ahí, súper amorosa. Félix me dijo ‘Mi mamá. Le dicen ‘Keka’. Es una persona de mi edad. Tiene un año más que yo. Es terrible. Es fuerte. Señora, créame que esa es la única situación complicada, cuando conoces a la mamá de la persona con la que estás saliendo y tiene tu edad”