*

Glamorama
Pamela Díaz en Sigamos de Largo. IMAGEN TOMADA DE LA PANTALLA DE CANAL 13

“Yo me llevé a los niños (hijos de su marido) a mi casa… Me los quitaron…”: el momento más doloroso de la separación de Pamela Díaz

Autor: F. Varela / C. Farías / 8 octubre, 2019

El que le “quitaron” a los hijos menores de su marido tras el quiebre matrimonial, hace unos meses, fue uno de los momentos que más le dolieron a Pamela Díaz durante su proceso de separación del empresario Fernando Téllez.

Así lo aseguró “la fiera” en una íntima entrevista que le hizo Fran García-Huidobro en Sigamos de Largo.

Díaz se sinceró en el late de Canal 13 a dos meses de que se hiciera público el fin de sus segundas nupcias. El rostro de Chilevisión y Téllez estuvieron más de cuatro años juntos y tuvieron una hija: Pascuala, que está a punto de cumplir de tres años.

La pareja formó un hogar en la enorme casa de Chicureo del empresario, viudo y padre de tres hijos, la mayor ya veinteañera, casada y madre.

En Chicureo convivieron felices los padres, los dos hijos menores de Téllez, los dos que Pamela tuvo con su ex esposo Manuel Neira, y Pascuala. Díaz se dedicó con ahínco a su nueva familia. Así lo contó en Vértigo, hace un par de años:

“A mí siempre me gustó una familia grande, pero Fernando es viudo y yo hago un rol súper importante con los niños. Y cuando te digo ‘mis hijos’, yo realmente los siento mis hijos. Entonces, en la mañana, me levanto y son 5 desayunos, ¡y es heavy! Y uno quiere pan con algo, el otro quiere cereal, entonces dices ¡ya, por qué no comen todos igual, lo mismo!’. Y salir a comer con todos, coches, todos juntos. Después, el día de mañana yo me veo con los pololos, con todos.

“Soy súper pro familia, a mi me gustan todos achoclonados el fin de semana, mis papás, tíos, amigos, mis hermanos, los amigos de los amigos. Entonces, tenemos una familia exquisita”.

Sin embargo en medio de la separación, en Sígamos de Largo “la fiera” relató un espisodio de la separación que la hizo sufrir mucho:

Fran García-Huidobro: “¿Ustedes se conocieron en el colegio de los niños? Son apoderados del mismo colegio”

Pamela Díaz: “Sí”

García-Huidobro: “Y él es viudo, ¿tú te hiciste cargo de esos niños?”

Díaz: “Sí, durante todo el tiempo”

García-Huidobro: “Me imagino que cuando uno se separa siempre es doloroso, pero cuando hay niños de por medio… Niños que además tú habías empezado a criar”

Díaz: “Sí y obviamente que uno los quiere y todo. Aparte que yo tengo la base de que mi papá es mi padrastro y para mí es mi papá. Tengo muy buena educación en ese tema. Y yo creo que les pasa a todas las mujeres que están solteras y tienen una pareja que tiene hijos, obviamente tu adoptas a ese hijo, sino las cosas no funcionan.

“Sí, obviamente fue doloroso, fue un proceso largo para poder separarme. No es que se me ocurrió… ”

García-Huidobro: “¿Hace cuánto tiempo que estaba ya media coja la relación?”

Díaz: “Seis o siete meses antes de que se supiera. En un momento costó mucho, pero hasta que tomé la decisión. Pero necesitaba hacerla. Son cosas muy personales que obviamente nunca las voy a decir”

García-Huidobro: “Entiendo perfecto que no quieras entrar en detalles. Pero, ¿pasa por el desamor?”

Díaz: “No”

García-Huidobro: “¿Pasa por conductas?”

Díaz: “Con conductas que a veces uno se desilusiona de la gente. Uno trata de luchar por algo y yo no soy partidaria de que uno esté con alguien por los hijos. Porque, para yo estar bien, tengo que estar bien para mis hijos.

“Y me cuesta mucho tomar una decisión. De hecho, siempre hago un proceso de un luto antes para tomar una decisión. Por eso cuando terminé mi relación, o cuando lo conté, todo el mundo me vio feliz, arriba de la pelota, ‘estar soltera está de moda’ y todo eso.

“Me costó un buen tiempo. Obviamente el tema de la familia también es complicado, pero no tenía otra opción”

García-Huidobro: “¿Cómo se los explicas a los niños?”

Díaz: “Con la verdad. Yo siempre dije la verdad. A veces soy muy bruta, hay mucha gente que no lo entiende y alrededor la familia tampoco lo entiende. Si mi relación ya no va más, era contarlo. Y habían conductas de Fernando, que era mi pareja, o mías, que no daban más para tener una relación. Y al final en un momento se dijo la verdad. Y yo tomé mi decisión.

“En un principio yo me llevé a los niños a mi casa. Me los lleve porque dije ‘son míos’. Me los quitaron. No voy a contar por qué ni cómo me los quitaron. Yo sufrí mucho… ”

García-Huidobro: “Espérate, ¿cómo te los quitaron?”

Díaz: “Porque obviamente no son míos”

García-Huidobro: “¿Pero quién llegó a quitarte a los niños?”

Díaz: “Parte de la familia de él, que no voy a contar nada. Parte de un proceso triste, que no me dejaron verlos en un tiempo. Entonces, yo todo esto me lo mamé tranquilita, callada en mi casa.

“De hecho, antes de separarme, yo trabajo con gente que es muy cercana, yo soy de llorar, gritar y siempre sola. Pero había meses que yo me iba de mi casa al trabajo en la mañana viviendo, llorando, pasándolo mal, gritando.

“Yo dije ‘ya se me va a pasar. En algún momento esto se me va a pasar’. Pero yo exploto, yo lloro, grito. Estaba en el auto, a veces me ponía hielo para no estar tan hinchada y miles de cosas que uno cree…”

García-Huidobro: “Porque eres mala para llorar con testigos”

Díaz: “Sí. Porque siempre he pensado que cuando tú quieres tanto a la gente, yo creo que uno no tiene que darles la oportunidad para que te vean mal. Ya con los problemas de cada uno es suficiente.

“Entonces, yo soy partidaria de que tengo que estar muy mal para pedir ayuda. Y eso lo hice con mis papás en los últimos meses en que ya no daba más, en que ya me venían diciendo ‘ya poh, párala. ¿Cuándo va a ser?’. Yo dije ‘en algún momento va a pasar”

García-Huidobro: “¿Te volviste a la casa que tenía antes?”

Díaz: “Sí, estoy en Chicureo, con la Trini, Mateo y la Pascuala”

García-Huidobro: “Y los otros niños se volvieron donde su papá. ¿Y los ves?”

Díaz: “Ahora sí”

García-Huidobro: “¿Los puedes ver?”

Díaz: “Sí, ahora sí”

García-Huidobro: “¿Tiene un régimen o los ves cuando ellos quieres?”

Díaz: “Sí, pero ahora es un poco más flexible. Yo todavía hablo con ellos, los puedo ver. Cuando no me dejaban, a veces los veía en el colegio y cualquier cosa tenía amigas cercanas que inventaban cumpleaños y todo eso. Pero hoy día el tema está más relajado, está todo bien”

García-Huidobro: “Es que es loco, porque la gente, cuando uno trabaja en televisión, finalmente arma un personaje y la gente se queda con ese personaje. En el caso tuyo, la fiera. Y yo creo que en los momentos que te he visto más fiera es con tus hijos”

Díaz: “Siempre” –MIRE AQUI EL VIDEO-.