*

Glamorama
Alberto Plaza y Claudio Arredondo en Bienvenidos.

El feroz round con Alberto Plaza de un afectado Claudio Arredondo a quien en Bienvenidos intentaron moderar

Autor: C. Z. / 7 noviembre, 2019

Las discusiones por el estallido social entre políticos y figuras de la televisión han sido un factor común entre los matinales. Y este jueves, el episodio más tenso lo protagonizaron Claudio Arredondo y Alberto Plaza en Bienvenidos.

El cantante fue invitado al programa para dar su punto de vista frente a la crisis social. Sin embargo, a eso de las 12:10 horas, mientras se refería a los primeros hechos del estallido, como la evasión en el Metro, Arredondo irrumpió en el set para encarar a Plaza.

Primero comenzó contestándole detrás de cámara. Luego se unió al panel y, muy molesto, siguió contraatacando. Plaza lo emplazó a explicar la razón de su furia y Arredondo le contestó.

La tensa discusión trasformó a Plaza y Arredondo en trending topic en Twitter. Así fue esa parte del díalogo:

Alberto Plaza: “El Presidente habló después de los vandalismos y la quema del Metro. Si hay algo que criminalizó fue el vandalismo, la destrucción y el caos que estaban provocando algunos psicóticos. Esa intervención del Presidente que estamos hablando, cuando dijo que ‘estamos en guerra’ con esa gente, fue ya cuando había mucha destrucción, no cuando se habían saltado simplemente los torniquetes.

“Ahora, si tú me preguntas a mí, aquí hay una inteligencia detrás de esto formidable. Empezar por el Metro, estudiantes saltándose los torniquetes en masa, es brillante porque resulta que no puedes ejercer control adecuado sobre eso. ¿Qué vas a hacer? ¿Te vas a poner a dispararles a los estudiantes? ¿Te vas a poner a tirar bombas lacrimógenas abajo? No puedes. Es brillante…”

Claudio Arredondo irrumpe detrás de cámara.

Plaza: “No, debajo del Metro, no. No les dispararon…”

Tonka Tomicic: “Claudio Arredondo…”

Claudio Arredondo: “¡¿No les dispararon a los estudiantes?! Liceo 7. Estaban absolutamente disparándoles a los estudiantes. No puedes decir lo que estás diciendo si no tienes una base concreta”

Tonka: “Quiero decirles que Claudio Arredondo se suma… estábamos preparándonos para… Claudio, quédate. La idea es conversar. ¿No te importa, Alberto?”

Plaza: “No”

Tonka: “Esto surgió espontáneamente. Siempre queremos potenciar la conversación”

Arredondo: “Perdona que me haya metido de esta manera. Pero no puedes decir que no están disparándoles a los estudiantes”

Plaza: “No he dicho eso, Claudio…”

Arredondo: “Lo acabas de decir”

Raquel Argandoña: “La directora del Liceo 7 de niñas autorizó, llamó, autorizó el ingreso…”

Arredondo: “¿El ingreso de Carabineros…? ¿Y autorizó a disparar?”

Argadoña: “Exacto”

Arredondo: “En La Florida hay dos carabineros que le pegaron a un cabro chico en la calle, lo detuvieron ilegalmente y están acusados de tortura. Le están pegando y están matando a los estudiantes”

Plaza: “Bueno, si me permiten. A eso me refería yo cuando les preguntaba a ustedes si han tratado de razonar con alguien que está en rabia o en enojo. Es imposible”

Arredondo: “¿Sabí qué?”

Tonka: “Espérate, Claudio, que termine Alberto”

Plaza: “Claudio, interrumpiste acá faltándonos a todos el respeto”

Martín Cárcamo: “La idea Claudio es que termine la idea y te escuchamos”

Tonka: “Todos van a tener tiempo para hablar. A todos los vamos a escuchar. Pero, por favor, queremos escucharlos ante todo con calma. Primero Alberto, después Claudio”

Plaza: “Claudio, irrumpiste acá faltándonos a todos el respeto, faltándole el respeto a la audiencia”

Arredondo: “Pedí perdón”

Plaza: “Pero seguiste interrumpiendo después. Si me permites, voy a seguir hablando. Te voy a pedir que digas en qué minuto yo dije que no le han disparado a nadie”

Arredondo: “¿Lo tienen grabado? Que por favor lo repitan”

Plaza: “¿Qué dije exactamente?

Ángeles Araya: “Estábamos hablando de la primera etapa (del estallido social)”

Plaza: “Entonces, si tu vienes entrando…”

Arredondo: “Y tu argumentación fue ‘¿qué quieren, que les disparen a los estudiantes?’”

Plaza: “Lo primero que podemos pedir es que, si una persona entra recién al set, y escucha una cosa fuera de contexto, se controle y alguien la controle, porque yo no estoy dispuesto a…”

Arredondo: “Le puedo argumentar muy bien…”

Cárcamo: “Claudito, ¿te puedo pedir un favor? Terminas tú (Plaza), y Claudio, te vamos a escuchar. Para que tú también puedes contra argumentar, porque tú estás invitado a hablar. Para que no se convierta en una discusión entre ustedes dos y puedas expresar lo que tú quieres decir, porque creo que es súper importante y la gente te quiere escuchar a ti. Termina la idea y te escuchamos a ti, Claudio”

Plaza: “Yo le quiero decir al país que esto es precisamente lo que estamos tratando de evitar. Este tipo de enfrentamientos que no conducen absolutamente a nada. Lo único que hace es polarizar más este país. Aquí en Chile se puede ser de la U o del Colo Colo, de puede ser judío, musulmán, católico, da lo mismo. Pero izquierda o derecha, o alguna ideología, es realmente la religión que nos tiene divididos a todos. Y eso tenemos que terminarlo, Claudio, terminar con esa división. Este país requiere hoy de una actitud realmente diferente al odio o la confrontación. Necesitamos entendernos y hablar en paz”

Cárcamo: “Escuchamos a Claudio ahora y te damos la bienvenida. Como siempre, tu casa. Sabes que aquí puedes hablar tranquilamente”

Arredondo: “Le voy a pedir disculpa a los televidentes por la irrupción que acabo de hacer. Soy un tipo vehemente. No te odio, porque no te conozco. Entonces no me puedes decir que tú estás dialogando con alguien que tiene odio hacia tu persona ni que tiene odio hacia el general de las personas. No. Yo soy un tipo vehemente. Y mi vehemencia equivale a la contra argumentación que tú haces.

“Si yo soy vehemente no significa que te vaya a pegar y que esté en contradicción con lo que estás diciendo. No significa que te vaya a matar. El diálogo no tiene por qué ser sentado, fumando o tomando, o sintiendo el aroma de los inciensos. Puede haber un debate, y puede haber un debate acalorado, porque yo lo soy así también. Y eso es tan respetable como tu serenidad aparente, porque por dentro, seguramente, no la tienes. No lo sé. Estoy especulando. Pero mi vehemencia no te obliga o no te dicta que yo no pueda hablar, porque mi vehemencia también es válida”

Plaza: “¿Qué exactamente dije yo que te causó esa reacción?”

Arredondo: “Que maten a los estudiantes… Sí, los están matando”

Plaza: “¿Dije eso?”

Arredondo: “Sí, dijiste algo de los estudiantes”

Plaza: “¿Alguien escuchó eso?”

Arredondo: “¿Te vas a quedar en lo mínimo, en una frase?”

Plaza: “Me voy a quedar en el hecho…”

Arredondo: “Si te quieres quedar en una frase, vamos estar dándonos vueltas en lo mismo. Si queremos avanzar en el debate, avancemos”.