*

Glamorama
Fernanda Urrejola en agosto pasado, durante una visita Buenos Días a Todos. IMAGEN TOMADA DE LA PANTALLA DE TVN

Fernanda Urrejola: “Intenté suicidarme cuando tenía 17 años”

Autor: F. Varela / C. Farías / 10 noviembre, 2019

A más de cuatro años de su partida a Estados Unidos, donde ha conseguido buenos papeles en series y tiene una nueva pareja -y una renovada manera de ver el amor-, Fernanda Urrejola participó en La Divina Comida.

La actriz de 38 años compartió en el espacio de Chilevisión junto a Rayén Araya, Gustavo Huerta y Claudio Castellón.

En medio del ambiente confesional del programa, Urrejola contó que a los 17 años intentó suicidarse. Estas fueron sus palabras:

“Es otro de mis malos hábitos: soy demasiado perfeccionista y a veces me paso para la punta.

“Yo era tan autoexigente y tan disciplinada, que yo creo que para mis hermanas era un poco insoportable, porque era como a la que le iba bien y todo.

“Como yo viajaba y mis hermanas no, había esa especie de envidia en ese momento, y hubo un momento que yo me sentí súper culpable. De verdad pensé que por mi culpa a mis hermanas no les estaba yendo tan bien.

“Me acuerdo haber tenido una pelea muy grande con una de mis hermanas. En un momento ella me dice ‘¡es tu culpa!’. Y yo como ‘oh, verdad, es mi culpa’. Porque mis papás estaban muy pendientes de mí, de mi carrera de deportista, que yo me llevaba toda la atención en ese momento.

“Y hubo un minuto que sentí ese peso muy grande. Entré en una depresión muy grande. Al final todo lo que yo quería era no tener tanta atención y terminé teniendo más atención por esta depresión.

“Llegué a pensar que era mucho mejor que no existiera, que desapareciera. Intenté suicidarme cuando tenía 17 años.

“Mi papá tenía problemas al corazón y tenía guardado en un mueble de su pieza unas pastillas que yo sabía que eran como una muestra médica, sabía que eran para el corazón. Y sabía que si me tomaba una par de esas, pá la casa.

“Agarro esta bolsa con todas las pastillas que estaban ahí, como 60, y me las tomo.

“Mi papá ese día justo las había cambiado de lugar y en esa bolsa ahora, en vez de las pastillas del corazón, estaba lleno de ibuprofeno, etc.

“Me fui a dormir pensando que al día siguiente ya no iba a estar. Me desperté y fue ‘nooo, que mal’. Me acuerdo haberme mirado al espejo y verme los ojos grises, durmiéndome en la ducha.

“Me fui al colegio y… (se durmió). No me podían despertar y ahí llamaron a mis papás. ‘¡¿Qué hiciste? ¿Qué pasó? ¿Qué es esto? ¿Por qué estás así?!’. Ahí les conté y no me voy a olvidar nunca como le rompí el corazón a mi papá.

“Fue súper fuerte porque de ahí en adelante me salió el tiro por la culata, todo lo contrario. Yo lo único que quería era tener menos atención. Y cualquier cosita que me daba pena, me ponía a llorar y mis papas estaban ‘¿cómo?, ¿qué hacemos?’. Se hizo aún más difícil la relación con mis hermanas” –MIRE AQUI EL VIDEO. MINUTO 02.01.00-.